Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agente de la Guardia Urbana de Barcelona (GUB), que reforzarán el número de efectivos en la Ciudad Condal en verano / EUROPA PRESS

Los multirreincidentes, los tuc tucs y los botellones: los retos de la Guardia Urbana este verano

La policía municipal de Barcelona reforzará la presencia de agentes en las zonas turísticas y comerciales más concurridas

4 min

Este lunes el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha presentado el dispositivo de la Guardia Urbana para este verano. Lo ha hecho acompañado del intendente mayor de la policía local, Pedro Velázquez, que ha confirmado que en paralelo al aumento de los visitantes en las últimas semanas se ha registrado también un aumento de los hechos delictivos.

Por eso, entre el 1 de junio y el 5 de septiembre, la Guardia Urbana de Barcelona, en colaboración con los Mossos d’Esquadra, llevará a cabo un plan de seguridad específico en las zonas más conflictivas de la ciudad: Ciutat Vella, l’Eixample y las zonas turísticas y comerciales más concurridas. Asimismo, reforzarán la seguridad y vigilancia preventiva en las playas de la Ciudad Condal.

La GUB contra los hurtos

“No queremos pasar este verano como una fatalidad que nos someterá sin remedio, como su fuera una de las plagas de Egipto”, ha pronunciado Batlle, que ha incidido en la voluntad de recuperar el espíritu de los años olímpicos en una ciudad “querida y respetada”.

Una de las principales preocupaciones para los cuerpos de seguridad este verano es el aumentos de hurtos, principalmente a turistas. Por eso, destinarán parte de sus esfuerzos en prevenir la multirreincidencia mediante el Pla Tremall, en colaboración con los Mossos. Asimismo, esperan que el cambio legislativo en el Congreso, que pretende endurecer las penas de los delitos de hurto, les ayude en esta lucha contra la reincidencia.

Erradicar los tuc tucs y los botellones

La Guardia Urbana también pondrá en la época estival el foco sobre los bici-taxis, también conocidos como tuc tucs. “No queremos este tipo de actividad económica en la ciudad de Barcelona”, ha anunciado Batlle, alegando que producen problemas de circulación, del uso del espacio público y que ponen en riesgo la seguridad de los viajeros y demás usuarios de la vía pública. En lo que va de año, la GUB ha multado a 1.000 bici taxis, mientras que el año pasado denunció a más de 4.000.

También con respecto al uso del espacio público, la GUB ha anunciado que se pondrá las pilas en la prevención de los botellones y en la venta ambulante de alcohol. Solo el año pasado, el cuerpo municipal desalojó a 600.000 personas de espacios públicos y denunció a más de 24.000 por consumir alcohol en la vía pública.

Prevención de la violencia machista

La Guardia Urbana también perseguirá este verano a los que ensucien la ciudad. “Actuaremos contra el incivismo, las pintadas y los grafitis”, ha confirmado Batlle, que ha anunciado que incrementarán la acción sancionadora. Lo mismo harán con la venta ambulante: “No queremos tantos manteros y tanto desorden en el espacio público”, ha pronunciado.  

Por último, la GUB dará prioridad en esta hoja de ruta de cara a la época estival a la prevención de las violencias sexuales y machistas en el espacio público a través de unidades específicas. Lo harán creando itinerarios seguros y con la complicidad del ocio nocturno. Para lograr todos estos objetivos, desde el cuerpo municipal incrementarán en un 12% los agentes de servicio respecto al año anterior y, en horario nocturno, hasta un 37%.