Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los Mossos trasladan al conductor del atropello de Castellbisbal a los juzgados de Rubí / EFE

La jueza envía a la cárcel al conductor que atropelló a un grupo de ciclistas sin carné

El detenido, al que se le imputan ocho delitos, ingresará en prisión provisional por arrollar al pelotón mientras conducía bajo los indicios de ir drogado

5 min

El homicida de ciclistas de Castellbisbal (Barcelona) irá a prisión provisional sin fianza. Tras la vista celebrada este martes, la jueza de guardia de Rubí ha decidido conceder el encarcelamiento preventivo que pedían tanto la fiscalía como las familias de las víctimas.

El Juzgado de Instrucción 5 de Rubí ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para el acusado de matar a dos personas. De este modo, el responsable de atropellar a ocho ciclistas el pasado domingo ingresará en la cárcel de forma inmediata, según ha comunicado el Tribunal Superior de Justicia (TSJC).

Lugar del atropello a un pelotón de ciclistas en Castellbisbal / EP
Lugar del atropello a un pelotón de ciclistas en Castellbisbal / EP

Ocho delitos

Tal y como apuntaba la acusación particular, las familias, y el Ministerio Público, existe riesgo de fuga y de reincidencia del detenido, que huyó tras el atropello. Así se lo han trasladado ambos a la magistrada que se ha encargado de la vista corta, la primera declaración ante el juez del acusado. Al poco de finalizar, la magistrada ha tomado la decisión de privación de libertad para el hombre de 41 años que, según el relato de uno de los supervivientes del accidente, aceleró y dedicó una peineta a las víctimas.

El conductor está acusado de ocho delitos: dos delitos contra la vida (el doble homicidio), cuatro contra la vida en grado de tentativa (los supervivientes), uno de conducción temeraria y otro por conducir sin permiso. "De la hoja histórico penal del investigado, resulta que el mismo tiene pendiente de cumplimiento dos condenas por conducir sin permiso y que, no obstante, el mismo conduce, lo que denota un absoluto desprecio por la norma y el cumplimiento de las resoluciones judiciales", indica en el auto redactado esta misma tarde. "Este extremo pone en evidencia además que las alternativas planteadas por la defensa, como la de prohibirle la conducción, no sería cumplida por el mismo y, por tanto, no se evitaría el riesgo de reiteración", concluye la juez. 

Lugar en el que se produjo el atropello de un pelotón de ciclistas / ALEJANDRO GARCÍA - EFE
Lugar en el que se produjo el atropello de un pelotón de ciclistas / ALEJANDRO GARCÍA - EFE

Drogado y sin carné

Los Mossos d'Esquadra recibieron el aviso del accidente en la carretera C-243c en Castellbisbal (Barcelona) sobre las 10.47 horas, cuando un turismo embistió a ocho ciclistas y se dio a la fuga. A raíz del accidente, dos ciclistas de 66 y 72 años fallecieron, otra persona resultó herida crítica, una herida menos grave, otra herida leve con alta médica in situ y tres ilesas. Los agentes detuvieron al presunto autor de los hechos ese domingo por la noche.

Según el auto, el investigado, que circulaba con síntomas de encontrarse bajo los efectos de las drogas y sin permiso de conducir (esto sí ha sido corroborado), invadió el carril contrario, por donde circulaban los ciclistas y colisionó con ellos "sin realizar ninguna maniobra para evitar arrollar al pelotón". Una testigo vio circular al investigado con "el coche reventado" minutos después del accidente, otros testigos vieron el coche y la huida, y la pareja del investigado, propietaria del vehículo, ha manifestado en dependencias policiales que la mañana de los hechos no tenía las llaves del coche en el bolso.

Rubí, con las banderas a media hasta por el atropello / EFE
Rubí, con las banderas a media hasta por el atropello / EFE

Confesión

Asimismo, constan grabaciones de las cámaras de seguridad que sitúan el coche en el lugar y momento del accidente, y el investigado ha reconocido en sede judicial ser el conductor del vehículo implicado. La jueza ve "un riesgo de fuga a la vista de la propia naturaleza de los hechos" y un riesgo de reiteración delictiva por los antecedentes del investigado.

"Los hechos evidencian que la amenaza de sanción penal no le inhibe de conducir de forma temeraria e ilegal, poniendo en riesgo la vida e integridad de las personas y que, en este caso, se ha llevado la vida de dos personas", concluye la magistrada. También indica que existen indicios suficintes para pensar que "deje de comparecer en ulteriores fases del procedimiento y, por tanto, sin que se pueda asegurar su presencia en el proceso". Por todo ello, considera que está justificado que ingrese en prisión.