Menú Buscar
Huelga del SEPC en las universidades catalanas / EUROPA PRESS

Permitir un examen final ha sido necesario para mantener la “paz social”

Pincha la huelga indefinida en las universidades catalanas después de tres días en un parón que ha ido de más a menos hasta llegar a la normalidad

31.10.2019 19:48 h.
4 min

Ceder ante la presión del alumnado ha sido el único modo de mantener la “paz social”. Así de clara ha sido la rectora de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Margarita Arboix, al afirmar que la decisión de las universidades catalanas de flexibilizar el sistema de evaluación durante el primer cuatrimestre ha sido necesario para que no haya problemas mayores.

De este modo, y con la situación prácticamente resuelta, la huelga indefinida --convocada el lunes por el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans-- está convirtiéndose en un absoluto pinchazo. Los estudiantes ya tienen lo que querían --un examen final para los que no asisten a clase-- y, como consecuencia, el segundo y el tercer día de parón en las universidades catalanas ha tenido un escaso seguimiento. La normalidad ha sido la tónica dominante en la mayoría de los centros educativos universitarios y no ha habido problemas de acceso.

UAB, UPC y UPF

Concretamente, la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), la Universitad Politécnica de Cataluña (UPC) y la Universidad Pompeu Fabra (UPF) han vivido con tranquilidad la tercera jornada de huelga, así como ya sucedió en el segundo día.

En la UPC se han celebrado algunos exámenes con total normalidad, tanto en los campus del Baix Llobregat, de Vilanova i la Geltrú como de Barcelona. En la UAB, la situación ha sido de “normalidad absoluta” pese a la huelga convocada, ya que el consejo de gobierno acordó ayer cambiar el sistema de evaluación.   

Flexibilizar la evaluación

Con la “prueba de síntesis final” que propone la UAB, los estudiantes que están en huelga indefinida ya han conseguido su objetivo, por lo que seguir imposibilitando el acceso a las aulas ya no tiene demasiado sentido. De ahí que durante la tercera jornada de huelga la normalidad haya reinado en las facultades.

"Eso ha permitido que en mi universidad desde el martes de la semana pasada los estudiantes se han respetado. Los que han querido ir a la manifestación han ido, y los que han querido hacer los exámenes los han hecho, y eso no lo cuenta nadie", ha explicado Arboix en relación a la medida tomada.

En algunos centros sí ha habido poca asistencia

A diferencia de la mayoría de las universidades, en la facultad de Bellas Artes, Medicina, Filología y Educación de la UB se ha registrado poca participación en las clases.

Varios piquetes de estudiantes se han concentrado hacia las 10:00 horas de este jueves ante las puertas de la Facultad de Filología de la UB, impidiendo el paso a los estudiantes mientras que en Bellas Artes y en el campus de Medicina de Bellvitge se ha registrado una asistencia del 50 % de estudiantes habituales en un día normal.