Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La alcaldesa de Barcelona y líder de BComú, Ada Colau / EFE

La oposición desmiente la tesis de Colau para esconder el 'impuestazo' al agua

PP y Cs comparan facturas del servicio para demostrar que el recibo ha incrementado por la revisión al alza de la fiscalidad municipal y no por el consumo

3 min

La oposición municipal de Barcelona ha enmendado las explicaciones del partido de la alcaldesa, Ada Colau, para justificar la subida del recibo del agua en la capital catalana de este verano.

BComú intenta endosar a la gestora del servicio, Aigües de Barcelona, Gestió del Cicle Integral de l’Aigua, la responsabilidad única del incremento del recibo. Pero tanto PP como Cs han desmontado esta justificación.

Dos facturas que desmienten a Colau

La formación naranja ha comparado dos facturas en que el consumo de agua es idéntico. La diferencia de los recibos es que uno corresponde al tramo de febrero a abril y el segundo cubre el período de julio a agosto. El coste final para el consumidor ha aumentado un 23%.

¿Se explica esta subida de la factura por el incremento del coste del suministro tal y como argumenta el ayuntamiento? En los documentos que presenta Cs indica lo contrario. De hecho, el suministro del agua es 1,39 euros más barato. “La realidad es que el precio se dispara por el impuestazo a los barceloneses. A idéntico consumo, mayor incremento de la factura por la tasa de residuos municipal", denuncia el partido liderado por Mari Luz Guilarte.

Captura de pantalla 2020 09 02 a las 12.39.34

Las tasas, la mayor parte del recibo

Los populares también han diseccionado una factura de Barcelona para desmentir a Colau. En este caso, el concejal Óscar Ramírez ha difundido un recibo por un montante total de 194,87 euros, de los que únicamente 73,34 euros corresponden al suministro del agua (apenas el 37%), mientras que el resto se reparte entres impuestos municipales, autonómicos e IVA.

"Pagar 70,66 euros de tasas municipales sumado a los impuestos, como el canon del agua a la Generalitat (39,58 euros) además de IVA (11,29 euros), sale un total de 121,53 euros de impuestos frente a 73,34 euros de consumo. ¡Qué no mientan! ¡Las tasas de Colau encarecen un servicio básico como el agua!", concluye Ramírez.