Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de los Mossos d'Esquadra durante el registro de un local de Sabadell en el que se celebraban peleas de gallos / MOSSOS

Los Mossos clausuran un local en Sabadell en el que se realizaban peleas de gallos

Los agentes se han incautado de 12 animales, algunos de los cuales presentaban graves heridas fruto de estos espectáculos ilegales

3 min

Los Mossos d’Esquadra han denunciado penalmente a ocho hombres como presuntos autores de un delito de maltrato de animales domésticos durante la celebración de una pelea de gallos

El miércoles 16 de marzo los agentes de seguridad ciudadana detectaron una gran concentración de vehículos y personas en una zona agrícola del Camí del pla d’Arrahona de Sabadell. Por eso, diversas dotaciones policiales se acercaron al lugar y comprobaron que había un espacio construido por cuerdas y maderas, conformando una estructura no habitable. Al detectar la presencia de los agentes, del interior salieron unas 40 personas.

Una docena de gallos

Cuando accedieron al interior de esta estructura, los mossos descubrieron a dos personas, una de ellas menor de edad, que no habían logrado huir. Tanto la disposición del espacio como la versión de los detenidos sirvió para confirmar que las instalaciones estaban siendo utilizadas para realizar batallas de gallos.

Dentro de la edificación había tres áreas bien diferenciadas: una zona de barbacoas, donde se estaba cocinando en aquel momento, una segunda formada por una pista circular rodeada de gradas, donde se hacía luchar a los animales, y una tercera en la que se encontraban las jaulas. En el interior de estas últimas, los Mossos localizaron una docena de gallos, uno de los cuales presentaba heridas graves como resultado del maltrato sufrido.

Espacio utilizado para las peleas de gallos / MOSSOS
Espacio utilizado para las peleas de gallos / MOSSOS

Apuestas de hasta 1.000 euros

En el registro del local los agentes también encontraron un reglamento para desarrollar las batallas de gallos, un libro de apuestas y fichas de las características físicas de los animales y del tiempo cronometrado y otras serie de herramientas destinadas a la celebración de este espectáculo ilegal.

En el lugar los agentes también localizaron a cuatro personas escondidas, que en ese momento llevaban encima 1000 euros cada una en billetes de 50. Este hecho hizo pensar a los agentes que las apuestas durante los combates llegaban hasta esta cifra. Además de los asistentes, los agentes localizaron a uno de los organizadores, que hacía las veces de juez durante los combates de los animales. Finalmente, los Mossos d’Esquadra denunciaron a ocho sujetos mayores de edad por un delito de maltrato animal y decomisó a los 12 gallos, que se encuentran a disposición de la Autoridad Judicial.