Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de la Policía Nacional durante un operativo contra la trata que culminó con la liberación de las víctimas obligadas a prostituirse / CNP

Liberadas 13 mujeres obligadas a prostituirse en pisos de Barcelona

La organización de origen rumano, dedicada a la captación y explotación sexual de mujeres, se trasladó a la Ciudad Condal, donde estableció su base de operaciones

3 min

La Policía Nacional ha participado en una operación internacional contra la trata que ha culminado con la liberación de 13 mujeres explotadas sexualmente por el método del lover boy.

Las mujeres, todas ellas de nacionalidad rumana, eran trasladadas en avión hasta Barcelona donde eran obligadas a prostituirse en pisos. Además, los proxenetas las anunciaban en webs especializadas en servicios sexuales.

Barcelona, su base de operaciones

La Policía Nacional recibió un aviso de la Policía Francesa en el que se informaba de que una organización de origen rumano, dedicada a la captación y explotación sexual de mujeres, se había trasladado a Barcelona, donde había establecido su base de operaciones. Además, informaban de que los proxenetas anunciaban a las chicas en páginas sexuales y las trasladaban entre la Ciudad Condal y pisos ubicados en Ibiza, Marsella, Montpellier y Lyon, según la demanda de los clientes.

Los agentes pudieron constatar que la organización criminal se aprovechaba de mujeres en un estado de vulnerabilidad económica para utilizar el método del lover boy. Esta técnica consiste en utilizar como señuelo a un hombre que seduce a las potenciales víctimas – mujeres en situación de vulnerabilidad económica y social-- mediante costosos obsequios y promesas de una vida mejor en el extranjero.

Engañadas por el método 'lover boy'

Sin embargo, cuando llegaban aquí todas las promesas se desvanecían y eran obligadas a prostituirse. Las pruebas recabadas sugieren que la red delictiva canalizó al menos 400.000 euros procedentes de la explotación se estas mujeres, dinero que era blanqueado en Rumanía mediante inversiones en bienes inmuebles y en artículos de lujo.

Las policía española, rumana y francesa, en coordinación con Europol, han efectuado 13 entradas y registros en domicilios, seis en Rumanía y siete en Francia, incautando seis vehículos de alta gama, teléfonos móviles, tarjetas SIM y de memoria, dispositivos USB, tarjetas bancarias, un anillo valorado en 1.600 euros, 3.300 libras turcas y más de 22.000 euros en efectivo. En total hay siete detenidos por pertenencia a organización criminal y trata de seres humanos con fines de explotación sexual, cinco de ellos en Rumanía y dos en Francia.