Menú Buscar
Imagen de la residencia Santa Oliva de Olesa de Montserrat (Barcelona), donde ha habido seis muertes por Covid-19 / EFE

El Ejército auxilia la residencia catalana donde han muerto 12 ancianos

La Unidad Militar de Emergencias (UME) se despliega en el geriátrico Santa Oliva de Olesa de Montserrat tras una "llamada de auxilio" de la institución

3 min

El Ejército ha acudido al auxilio de la residencia Santa Oliva de Olesa de Montserrat (Barcelona), donde se han producido ya 12 muertes de ancianos por Covid-19 la infección que provoca el virus SARS-CoV-2. La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha acudido al rescate del geriátrico tras una "llamada de auxilio" de la propia institución.

La intervención del Ejército en el equipamiento social Santa Oliva llega después de que el Ayuntamiento de Olesa pidiera esta semana una "actuación urgente" para contener un virulento brote de coronavirus en la instalación. El Covid-19 ha segado 12 vidas en este geriátrico y ha contagiado a otras seis personas. En el global del municipio se cuentan los citados decesos y otros 10 contagios repartidos en los hospitales de Martorell y el Sagrat Cor de Barcelona.

150 mayores víctimas del Covid-19

Según los datos que ha avanzado hoy la consejera catalana de Salud, Alba Vergés, hasta 150 personas mayores usuarias de residencias han fallecido por infecciones derivadas del SARS-CoV-2 en la autonomía. De la cifra total, hasta 29 ancianos han perdido la vida en solo tres centros con brotes del patógeno: el Santa Oliva de Olesa (12); la Fundació Privada Consorts Guasch de Capellades (12) y la residencia Santa Maria del Tura de Olot (7).

La titular de Salut ha llamado a "tener especial cuidado" con los equipamientos residenciales, pues en ellas viven "personas vulnerables". Su petición llega después de que el sector lance una llamada de socorro al Gobierno catalán, pues, según muchos directores, los centros se han quedado material para mantener la profilaxis ante el SARS-CoV-2 e incluso sin personal por las bajas médicas masivas.

La Fiscalía investiga

Cualquiera que fueren las palabras de Vergés, el ministerio público ya ha tomado cartas en el asunto. La Fiscalía Provincial de Barcelona informó anteayer de que iniciaba una investigación para esclarecer las muertes de personas mayores en, precisamente, la residencia Santa Oliva de Olesa y la Germans Guasch de Capellades. Las pesquisas del equipo de Francisco Bañeres son paralelas a las que la delegación capitalina ha incoado en la Comunidad de Madrid por el mismo motivo: muertes en geriátricos.

Fiscalía ha intervenido tras los decesos en masa en estos centros, sí, pero también ante el alud de positivos con Covid-19 o fallecimientos con síntomas de la infección que se han venido notificando en muchos centros. Los últimos dos ocurrieron el miércoles en la residencia Mossèn Vidal i Aunós de Barcelona, donde hubo dos muertes con cuadros compatibles con la infección.