Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mossos d'Esquadra de Lleida, que han detenido a dos personas por su participación en una pelea a sillazos / EUROPA PRESS

Una veintena de jóvenes se enzarza en una pelea a sillazos en Lleida

Vecinos y comerciantes estallan contra la inseguridad y solicitan una mayor vigilancia en la zona

2 min

Los Mossos d’Esquadra han detenido a dos personas por su participación en una batalla campal el domingo por la noche en las inmediaciones de un bar ubicado entre las calles Carme y Democràcia de Lleida.

En esta pelea multitudinaria, que la policía autonómica continúa investigado, participaron unos 20 jóvenes. Algunos de ellos utilizaron las sillas y demás mobiliario de la terraza del bar para golpear a otros de los implicados .

Arrestados por un delito de lesiones

Los hechos sucedieron a las 21.30 del domingo, cuando la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra recibieron una alerta de los vecinos.

La policía autonómica identificó a tres personas y, ayer, arrestó a dos de los presuntos participantes después de que uno de los involucrados presentara una denuncia por lesiones a causa de las heridas sufridas. Los detenidos son dos vecinos de Lleida de entre 22 y 28 años a los que los Mossos atribuyen un delito de robo con violencia y otro de lesiones.

Intersección de las calles Carme y Democràcia, en Lleida / GOOGLE STREET VIEW
Intersección de las calles Carme y Democràcia, en Lleida / GOOGLE STREET VIEW

Estallan contra la inseguridad

Los vecinos y comerciantes de la zona han estallado contra la inseguridad y denuncian que estos episodios son habituales. Por eso, solicitan una mayor vigilancia y presencia de los Mossos en la zona.

Carolina Sans, de la Asociación de Comerciantes de las calles Democràcia y Cardenal Remolins, reclamó, en declaraciones a Segre, “más seguridad, que haya más iluminación y que se hagan inspecciones a los bares para que cumplan la normativa”. No es la única. Otros comerciantes de la zona denuncian que las cámaras de seguridad instaladas no sirven de nada y que los delincuentes actúan con impunidad, por lo que piden una mayor vigilancia.