Menú Buscar
Diente de león o Taraxacum officinale

Diente de león: descubre las propiedades y beneficios para la salud

Esta planta, también conocida como 'Taraxacum officinale', pertenece a la familia de los girasoles y tiene varios usos positivos para el organismo

31.10.2018 18:46 h. Actualizado: 31.10.2018 18:59 h.
8 min

Los dientes de león son una de las plantas más populares que existen. Con sus cientos de esporas y su forma esférica, todos hemos disfrutado del efecto que produce coger uno de sus brotes y soplarlo para verlo volar y desaparecer en el viento. Pero esta flor no es solo popular por lo divertido y original de su aspecto. El diente de león tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud, totalmente orgánicas y que hoy vamos a descubrir.

Los expertos eruditos en medicina natural conocen a fondo los beneficios de las plantas y hierbas medicinales, una de las fórmulas más antiguas y explotadas en la búsqueda de la salud. Entre ellas destaca el diente de león, reconocida por su belleza y por sus múltiples propiedades. Pero, para ello, es primordial saber qué es el diente de león, de dónde es originario y cuáles son las condiciones necesarias para que pueda desarrollarse correctamente.

También conocido por su nombre científico, Taraxacum officinale, el diente de león es una especie de flor procedente de la familia asteraceae. Esta planta es fácil de encontrar en España y crece incluso entre las malas hierbas. Esto ocurre porque es originaria de Europa y América del Norte, siendo nuestro clima perfecto para su desarrollo. Además, es una planta herbácea y perenne, por lo que es accesible en cualquier momento del año, se reproduce rápidamente y crece de forma rápida y efectiva. Por ello, no es de extrañar que con el auge de su importancia como medicina sea muy apreciada por los agricultores, que pueden obtener mucha cantidad sin demasiado esfuerzo.

Propiedades beneficiosas del diente de león para nuestra salud

Propiedades beneficiosas del diente de león para nuestra salud

¿Cuáles son las propiedades del diente de león?

En la historia de la medicina, los beneficios del diente de león se repiten constantemente. Tradicionalmente, se utilizaba en forma de infusión, haciendo un té con las esporas de la planta y agua hirviendo, del que se exprimían todas las ventajas. Hoy en día incluso los grandes laboratorios y farmacéuticas incluyen los principios básicos del diente de león para tratar enfermedades físicas de forma más barata, natural y eficaz. Pero, ¿para qué está especialmente dirigido este brote? Sus beneficios para la salud son muy extensos, destacando nueve muy importantes.

Protege los huesos frente al deterioro con el paso del tiempo

El diente de león es una planta que contiene muchísimo calcio, uno de los elementos esenciales en el desarrollo y el fortalecimiento de los huesos. Pero aquí no acaba la cosa. Esta planta también contiene mucha luteolina y vitamina C, dos de los antioxidantes más potentes presentes en la naturaleza. Éstos aminoran el deterioro óseo producto del paso del tiempo y de los radicales libres.

Muchos beneficios para el hígado

Esta planta es especialmente popular por todas las ventajas que tiene a nivel hepático. Los antioxidantes mencionados en el párrafo anterior impulsan el correcto funcionamiento del hígado. Así, lo protegen contra el envejecimiento y son muy eficaces en el tratamiento de hemorragias de este órgano vital. La infusión de diente de león también ayuda a equilibrar el flujo de bilis, la digestión y el correcto funcionamiento del aparato digestivo.

Un buen impulso para los diabéticos

La infusión altamente concentrada de diente de león puede, en algunos casos, potenciar la producción de insulina en personas con diabetes, ayudándolas a bajar el nivel de azúcar en sangre. Además, como tiene muchas propiedades diuréticas, ayuda a eliminar excesos de azúcar. Por ello también se utiliza en dietas de pérdida de peso.

Tratamiento para problemas de la piel

Las personas con alergias, acné o necesidades particulares tales como pieles atópicas o hipersensibles pueden valerse de la salvia del diente de león. Este producto supone un tratamiento muy eficaz contra infecciones por bacterias u hongos, porque tiene cualidades germicidas, fúngicas y alcalinas. De esta forma, sirve para tratar eccemas, herpes, picores o alergias.

Además, este brote es un potente desintoxicante, por lo que es muy útil en el tratamiento de acné por razones hormonales. El diente de león se encarga de regular las hormonas, favoreciendo la expulsión de toxinas y evitando infecciones. Eso sí, hay que tener cuidado con que no caiga en los ojos.

Ayuda con la excreción del sistema digestivo

Como decíamos en el apartado de la diabetes, el diente de león tiene una función diurética muy potente, favoreciendo la expulsión de líquidos y ayudando a eliminar el exceso de líquidos y con eso, también la pérdida de peso. Pero no solo se reduce a la orina. El alto contenido en fibra de esta planta ayuda a la digestión y al funcionamiento intestinal, evitando el estreñimiento y provocando una regularidad.

Cuida de nuestra sangre

Los altísimos niveles de hierro, vitaminas y proteínas que tiene el diente de león ayudan a mantener nuestro flujo sanguíneo, glóbulos rojos y hemoglobina en sus ratios adecuados, combatiendo la anemia de forma natural. Además, esta eliminación de líquidos mencionada anteriormente ayuda a reducir la presión arterial, por lo que resulta muy beneficioso para nuestro sistema sanguíneo.

Contraindicaciones del diente de león

Contraindicaciones del diente de león

¿Cuáles son las contraindicaciones al tomar diente de león?

Como estamos pudiendo observar, el diente de león posee un elevado número de beneficios para la salud humana, ya sea como infusión o como condimento en comidas y bebidas. Pero no todo son ventajas, el abuso de esta sustancia puede conllevar resultados nocivos para nuestro organismo en casos muy poco usuales.

Lo más importante es no consumirlo nunca en su estado natural, ya que cuenta con muchos oxalatos que pueden inhibir la absorción de componentes esenciales para nuestro cuerpo. Por ello, es importante evitar el diente de león en caso de piedras en riñón o vesícula, acidez estomacal, embarazo, lactancia o niños pequeños. Además, no debe mezclarse con medicamentos como el litio, potasio o antibióticos de cualquier tipo, porque puede influir en su aceptación.

En definitiva, el consumo de diente de león es relativamente seguro para el ser humano, propiciando muchos beneficios para el organismo de índole totalmente orgánica que ayudan a mejorar el funcionamiento de nuestro cuerpo y a cuidarlo de forma natural.