Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Lluís Jutglar y Jair Domínguez en el capítulo de Bricoheroes por el que la comunidad gitana estudia presentar acciones legales / TV3

La comunidad gitana estudia acciones legales contra TV3 por “criminalizarles”

El programa 'Bricoheroes' hizo un gag humorístico en el que se refirió a la comunidad gitana como "ladrones"

6 min

El pretendido espacio humorístico Bricoheroes, de TV3, que en los últimos meses ha cosechado más críticas que alabanzas por sus comentarios misóginos, tránsfobos y ultranacionalistas, lo ha vuelto a hacer. En este caso, el gag ha ido dirigido contra los gitanos, lo que ha desatado la indignación en la comunidad, que se plantea tomar acciones legales.

El pasado 2 de enero, Lluís Jutglar y Jair Domínguez, los presentadores de este espacio, dedicaron el episodio, emitido en el canal de Youtube de Televisión de Cataluña, a la creación de un calendario Waldorf. Tras dibujar una circunferencia en una tabla de madera, en el minuto 12.04, Jutglar exclama: “¡Parece la rueda de carro del escudo gitano!”. Y continúa con sorna: “Ahora ponemos esto aquí, en la puerta, y ya no nos entrarán a robar, porque si no pones esto te roban, ¿eh? Ellos”, dice mientras Jair Domínguez suelta una carcajada.

Críticas a la CCMA

El chiste fácil, que lejos de pretender hacer una crítica social contribuye a perpetuar el prejuicio que arrastra la comunidad gitana, ha levantado ampollas. Ignacio Martín Blanco, el portavoz de Ciudadanos en el Parlament, y Anna Grau, diputada del mismo grupo parlamentario, han solicitado la comparecencia de la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña (FAGIC) en la Cámara para que puedan expresar su malestar.

Por su parte, la federación ha presentado una queja formal dirigida a Núria Llorach Boladeras, presidenta de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), para reprender el comportamiento de la Administración pública con respecto al gag racista, que continúa disponible en el perfil de la televisión pública catalana para todo aquel que quiera verlo y que acumula ya 46.600 reproducciones.

Tilda a los gitanos de ladrones

Si bien la CCMA en sus bases se compromete a “utilizar un lenguaje que favorezca la convivencia y el civismo y a evitar expresiones que discriminen o estigmaticen a personas o colectivos”, a los Bricoheroes parecen haberles dado manga ancha. En el escrito presentado por la FAGIC denuncian que la CCMA haya permitido la emisión, en una televisión pública y líder en audiencia en Cataluña de un programa que acusa “a todo un pueblo y lo categoriza como ladrones”.

Las declaraciones "gratuitas y deshonestas" de Jair Domínguez y Lluís Jutglar han interpelado directamente a los 10.000 gitanos que viven en Cataluña. “Me parece una desfachatez y una falta de respeto”, expresa Paqui, una vecina del barrio barcelonés de La Mina de etnia gitana. “Se puede hacer una sátira, pero cuando atacas y criminalizas a alguien, deja de ser humor”. En los límites de este “humor” es precisamente donde reside el quid de la cuestión.

Encuadrado en el antigitanismo

Para la FAGIC no hay lugar a dudas y advierte de que la gravedad de las expresiones vertidas por los dos humoristas catalanes podrían encuadrarse dentro del antigitanismo, según la definición de la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI), una forma específica de racismo contra los gitanos. Cabe recordar que, en contra de lo que a priori se podría pensar, los indicadores sociales posicionan al Pueblo Gitano como el colectivo más discriminado de España, por lo que merece una especial protección.

“Lamentamos profundamente que una corporación pública con una visión y misión de servicio a la ciudadanía tan clara, apueste por la difusión de este tipo de ‘hacer reír', una forma de humor del siglo pasado, nada respetuosa con las personas, basada en prejuicios y estereotipos que no ayudan a fomentar un espíritu de convivencia en el país”, declara Simón Montero, presidente de FAGIC.

TV3 no se pronuncia

El gag no solo contribuye a normalizar estos prejuicios y estereotipos sino que, además, hace referencia directa a un símbolo de suma importancia para la comunidad. “El chandra es una referencia a la rueda de la vida y recuerda a la bandera de la India. En el congreso de 1971 se acordó tomar este símbolo como elemento que evoca a la procedencia de los gitanos, el Punjab”, aclara Núria Queralt, responsable de comunicación de la FAGIC.

Por estos hechos, que podrían ser constitutivos de un delito de odio, la Federación se plantea emprender acciones legales. “Me parecería muy bien que presentaran una demanda”, sentencia Paqui, “es una falta absoluta de moralidad y de ética”. Mientras tanto, los Bricoheroes continúan jugando con los difusos límites del humor, bajo el amparo de TV3, que no se ha pronunciado públicamente, para lanzar dardos envenenados.