Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un agente de la Policía Nacional ante un coche patrulla / EFE

Detectan un nuevo tipo de cocaína más potente en Girona

La Policía Nacional detiene a un hombre que vendía la nueva sustancia estupefaciente desde Platja d'Aro

3 min

La Policía Nacional ha detectado e interceptado un nuevo tipo de cocaína más potente que la convencional en Girona. Los agentes han arrestado a un individuo que distribuía el estupefaciente​ reforzado desde la localidad costera de Platja d'Aro, en la provincia catalana. También han aprehendido nueve papelinas de la droga de nuevo cuño, dinero en efectivo y útiles para vender. 

En una nota, la Policía ha informado de que la investigación se inició cuando "los agentes tuvieron conocimiento gracias a las denuncias de varios ciudadanos de la proliferación de una nueva sustancia estupefaciente conocida como “cocaína rosa”, más cara y potente que la cocaína normal". La sustancia alterada se fabrica con una gran mezcla de sustancias químicas nocivas. Sus efectos son de "gran euforia", precisa el cuerpo policial. 

Detenido en Platja d'Aro

Tras detectar la nueva droga, la Policía Nacional se puso manos a la obra. Realizó diversos dispositivos en Platja d'Aro (Girona) con los que localizó a las personas que traficaban y se lucraban con el estupefaciente en septiembre. Finalmente, los efectivos policiales arrestaron in fraganti a un individuo que vendía la sustancia. 

El hombre llevaba un paquete oculto con nueve papelinas de un gramo cada una, dinero fraccionado, dos teléfonos móviles, una tarjeta SIM extra y efectos personales. En la operación intervinieron efectivos de la comisaría de Sant Feliu de Guíxols, en la misma provincia, y de la Policía Local de Platja d'Aro. 

Plantación 'indoor'

También en septiembre, la Policía Nacional desmanteló una plantación interior de marihuana en Calonge (Girona). La instalación ilegal se encontraba en una masía que tenía aires acondicionados camuflados y que estaba protegida con perros de raza peligrosa.

La electricidad estaba pinchada ilegalmente mediante un butrón al exterior, por lo que no era visible a simple vista. El registro de la finca acabó con una detención por presuntos delitos contra la salud pública y fraude del fluido eléctrico.

Un vigilante, al mando

Los agentes adscritos a la unidad de Policía Judicial de la Comisaría de Sant Feliu y de la Policía Local de Calonge también se incautaron de 4,82 kilos de marihuana, 1.040 esquejes y cientos de semillas, además de una defensa policial, grilletes y un espray de defensa. El material era propiedad de un vigilante de seguridad que se encargaba de velar por la parcela​ y la plantación ilegal. 

Según indica la Policía, el detenido tenía una cuenta bancaria con numerosos reintegros de dinero en elevados importe.