Menú Buscar
Vista de la entrada del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida, la capital de la comarca del Segrià / EFE

El CatSalut derivará a enfermos de Lleida a otros hospitales catalanes

Para evitar el colapso del Arnau de Vilanova por los rebrotes de la pandemia de coronavirus

3 min

Enfermos afectados por los rebrotes de coronavirus en Lleida podrán ser derivados desde esta ciudad a otros centros sanitarios catalanes para mantener la “capacidad de respuesta” del Hospital Universitario Arnau de Vilanova, según ha informado el director del Servei Català de la Salut (CatSalut), Adrià Comella.

Según Comella, la idea es que el hospital “sufra lo menos posible” por el colapso de ingresos causado por la pandemia y que, además, este tipo de derivaciones se realicen dentro del propio sistema catalán de la salud.

El CatSalut facilitará que los pacientes más críticos por Covid permanezcan en el Arnau y que, por otra parte, sean los menos críticos los que puedan derivarse a otros centros “de mutuo acuerdo con el hospital emisor y receptor”. Aún así no descarta que pacientes ingresados en la UCI también puedan ser trasladarse si se considera oportuno.

Ayuda externa y vacaciones más cortas

Asimismo, Comella ha anunciado que ya han recibido 260 solicitudes de ayuda de profesionales de diferentes categorías (médicos y enfermeras) dispuestos a viajar a Lleida a prestar sus servicios de refuerzo.

De la misma forma, algunos sanitarios de Lleida han decidido acortar sus vacaciones de forma voluntaria para seguir trabajando durante estas semanas tras el brote surgido en el Segrià. Comella ha añadido que el centro de recursos humanos del hospital está gestionando las solicitudes y que, por el momento, “no se han incorporado porque la capacidad de respuesta del personal del hospital es suficiente”.

"Es como una herida"

Finalmente, Comella ha alertado de que de las aproximadamente 200.000 personas confinadas dentro del Segrià, 40.000 son de alto riesgo, por lo que durante los próximos días recibirán recomendaciones de prevención ante el coronavirus desde los centros de atención primaria y a través del 061.

“Esta situación es como una herida, los médicos pueden cosértela, pero si se vuelve a abrir seguiremos sufriendo. Por eso, tenemos que ser conscientes que hay que seguir unas pautas claras contra el coronavirus. Es esencial”, ha concluido.