Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los incendios forestales de Cataluña de 2020 / BOMBERS

Cataluña sufre 149 incendios durante el verano, la cifra más baja en 15 años

El 58% de los fuegos fue originado por actividades humanas, la mayoría por accidentes o negligencias en el medio natural

3 min

Cataluña ha registrado 149 incendios forestales entre el 15 de junio y el 15 de septiembre de este año, la cifra más baja en los últimos 15 años, según señalan los datos ofrecidos por el departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat. Durante la campaña forestal de verano en la comunidad, el 58% de los fuegos iniciados tienen como causa las actividades humanas, aunque la cifra total podría ser mayor ya que hay 45 incendios cuya causa es desconocida o se encuentra bajo investigación. 

 De los 87 incendios causados por el hombre, el 22,8% --es decir, 34-- tuvieron un origen accidental y en su mayoría fueron consecuencias de problemas con las líneas eléctricas. Otro 20,8% --31 fuegos-- fueron causados por negligencias con hogueras, colillas, quema de basuras y restos agrícolas u otros motivos, y el 14,8% restante --22 incendios-- tuvieron un origen intencionado. Este es el único porcentaje que se reduce respecto a la campaña forestal de 2019, cuando fue la mayor causa de incendios relacionados con el ser humano (el 22% de ellos). 

Incendios de media o baja extensión

La Generalitat señala que solo uno de los fuegos originados durante el verano en Cataluña afectó a más de 10 hectáreas. Se trató del originado el 19 de agosto en el bosque de Perpinyà, en Caldes de Malavella, que quemó 11,77 hectáreas, casi todas de zona forestal. De los 149 fuegos detectados en los tres meses de la campaña estival, 126 --84,6% del total-- afectaron a menos de una hectárea antes de ser extinguidos. 

Según los datos facilitados por Agentes Rurales, entre mediados de junio y mediados de septiembre han ardido un total de 90,1 hectáreas en la comunidad catalana: 49,2 estaban clasificadas como terreno forestal y 40,9 eran zonas no forestales. La distribución entre el número de fuegos y el de hectáreas quemadas muestra grandes diferencias, en la división por territorios. 

Lleida, zona más afectada

El área regional con mayor número de fuegos ha sido Barcelona, con 46 focos en tres meses, aunque solo se vieron afectadas 5,1 hectáreas de las cuales 3,15 eran de suelo natural. Lleida se lleva la peor parte en referencia al total de suelo afectado, con 35,6 hectáreas quemadas (23,5 de zona no forestal) en 22 incendios.

Girona, sin embargo, es la región con mayor extensión de suelo natural incendiado: 16,55 hectáreas en 18 fuegos con una afectación total de 21,2 hectáreas.