Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Lluis Trapero, 'major' de los Mossos, ha declarado hoy por el caso Macedonia / EUROPA PRESS

Caso Macedonia: Trapero acusa al juez Aguirre de intentar desacreditar a los Mossos d’Esquadra

El 'major' mantiene que la instrucción se cebó con la policía autonómica tras su negativa de acceder a realizar una intervención contra varios guardias civiles

4 min

Josep Lluís Trapero, el major de los Mossos d’Esquadra, ha declarado hoy en calidad de testigo en el juicio del caso Macedonia que se celebra en la Audiencia de Barcelona. Ha sido su primera aparición pública después de conocerse su nombramiento como nuevo responsable de la División de Evaluación de Servicios (DAS, por sus siglas en catalán) de la policía autonómica.

Trapero ha declarado como responsable de una de las unidades que investigaron al presunto confidente histórico de los tres cuerpos policiales –la Guardia Civil, los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional—el acusado Manuel Gutiérrez Carbajo.

Intervención a la Guardia Civil

El major ha recordado una conversación que mantuvo con el juez que instruyó la causa, el polémico Joaquín Aguirre. Según Trapero, el instructor se puso en contacto con él por teléfono y le solicitó la intervención telefónica de 16 agentes de la Guardia Civil por su presunta implicación en un delito de narcotráfico. En concreto, los relacionaba con un alijo de droga.

Ante la falta de evidencias, Trapero se negó a hacerlo. "Si me está proponiendo que motive una intervención, eso no va a pasar. Ordénelo por escrito y no tendré ningún problema", le espetó al magistrado. "Uno puede entender que en una unidad policial, puede pasar y pasa, tristemente, que haya uno o dos policías corruptos. Pero 16 y todos en una misma operación, es poco creíble", ha expresado. A partir de ese momento, la relación entre el juez y el testigo se deterioró hasta el punto en el que el instructor decidió apartar a los Mossos de la investigación de la macrocausa.

El caso se desinfló

Lo declarado por Trapero este miércoles coincide con lo expresado durante la jornada de ayer por el Jefe de Anticorrupción de los Mossos, que criticó la instrucción del polémico juez.

Ambos han insinuado que, a medida que la investigación de este caso de narcotráfico  --que prometía destapar un escándalo de corrupción policial en Cataluña-- comenzó a hacer aguas, Aguirre comenzó a ordenar diligencias que no se sustentaban en indicios ni en pruebas lo suficientemente sólidas. Ante la negativa de los responsables de los Mossos de ayudarlo a culminar su plan, Aguirre orquestó un plan para desacreditarlos.

Desacreditar a los Mossos

Trapero considera que la instrucción trató de desacreditar la labor de un fiscal, la de un confidente y la de los Mossos d’Esquadra encargados de la investigación. La supuesta inquina del juez contra el cuerpo llegó a tal punto que llegó a imputar al major en esta macrocausa, que con el paso de los años se ha ido diluyendo hasta quedar solo un agente de los Mossos imputado, el subinspector José Ranea. 

De hecho, durante su declaración Josep Lluís Trapero ha incidido en que nunca supo que un confidente con el que trató por encargo de la Fiscalía fuese un traficante de drogas y ha denunciado que luego se le intentó vincular con él porque así es como actúa "la corrupción" para desacreditar a los policías, en referencia a Aguirre.