Menú Buscar
Un operario manipula carne de cerdo, el principal negocio de Grupo Jorge / EFE

Por qué es peligroso comer carne de cerdo poco cocinada

La poca higiene típica de los animales y sus dimensiones facilitan la proliferación de bacterias o parásitos en su organismo que pasan a la carne

01.05.2019 14:24 h.
4 min

La carne de cerdo está considerada como una de las menos sanas del mercado. Los expertos han confirmado esta tesis desde el punto de vista de las bacterias o parásitos que están en su organismo y que pueden provocar enfermedades si no se manipula ni si cocina de forma correcta.

“Todas las carnes son susceptibles de contaminarse con microorganismos que pasan del sistema digestivo a la musculatura”, señala el director de la Consultoría de Seguridad Alimentaria y del Agua, Lluís Riera, a La Vanguardia. El problema de “animales pequeños como las aves o los cerdos” es que el estómago y los intestinos “están más próximos a la carne y por eso es más fácil que la contaminen”. Además, la poca higiene típica de los animales facilita su proliferación.

Cerdos domésticos en una granja / EFE

Cerdos domésticos en una granja / EFE

Congelar y cocinar bien la carne

¿Cómo se puede evitar caer enfermo por comer lomo o chuletas? El experto indica que una medida preventiva es “congelar la carne y derivados durante varios días” para matar larvas de los microorganismos y cocinar los productos a una temperatura alta. Además, es básico comprobar que el trozo de carne esté bien echo. Si no, las precauciones que se habrán tomado habrán sido inocuas.

Una de las enfermedades que han proliferado más por comer carne de cerdo es la hepatitis E. La Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea calculan que cada año infecta a 20 millones de personas en todo el mundo y que el principal portador del virus es el hígado del cerdo doméstico

Ultraprocesados y derivados

No se trata de un producto famoso para el consumo diario, pero sí que se usa de forma habitual en los ultraprocesados y los derivados del cerdo. El 80% de los casos que han detectado en Europa han sido en Francia, Alemania y Reino Unido, países con altos consumos de cerdo como España.

Otra de las bacterias que habitan en la carne de cerdo es la yersiniosis. Un estudio reciente en EEUU mostró que estaba presente en el 69% de los derivados analizados y concluyó que estaba relacionada con unas 35 muertes. Se detectaron otros 117.000 casos de infección que también tenía su origen en la dieta de los enfermos.

Los huesos de cerdo y los derivados también pueden traer bacterias / EFE

Los huesos de cerdo y los derivados también pueden traer bacterias / EFE

Se trata de una dolencia poco conocida y presenta un cuadro médico con fiebre, dolor abdominal y diarreas con sangre. En los casos más avanzados, también inflama las articulaciones en lo que se conoce como una artritis reactiva.

Tenia y triquinosis

Otra de las enfermedades que existe es la triquinosis o la solitaria (tenia) que tiene su origen en las larvas de la carne. Aunque han sido prácticamente erradicadas en Occidente, es una dolencia que persiste en los países pobres o los que están en vías de desarrollo. Los médicos encienden las alarmas tanto por los casos locales como por el consumo de carne de cerdo que hacen los viajeros.

La triquinosis produce problemas intestinales y en los casos más extremos puede llegar a ser mortal, mientras que la tenia es un parásito que produce pérdida de apetito, náuseas, debilidad, dolor abdominal, diarrea, mareos y también puede llevar a la muerte si no se trata.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información