Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
María, la joven cuya historia de amor con Jack se vió frustrada por el Brexit y el coronavirus / CG

Jack y María, una historia truncada por el Brexit y el coronavirus

Las autoridades suavizan la normativa del Brexit y permiten la entrada a ingleses con padrón municipal

Marta Català
10 min

Una cena romántica con velas, unos canapés acompañados de un solomillo al foie y, como guinda, un clafoutis aux myrtilles, un postre francés de arándanos. María, así la vamos a llamar, estuvo cocinando desde que se levantó por la mañana luchando "con la dichosa salsa de foie para acabar recibiendo la fatal noticia", nos cuenta con la mascarilla puesta y los ojos rojos de haberle dado a la lagrimilla. A Jack (nombre ficticio), su prometido, lo habían retornado a Londres a su llegada a Barcelona el pasado 31 de diciembre.

El joven, banquero británico que trabaja entre Barcelona y Londres, llegó a la capital catalana procedente de Londres a las 14.00 de la tarde pero una vez en el aeropuerto de El Prat, la Policía Nacional lo retornó. "Pensamos que era por el Brexit aunque se debía aplicar a partir del 1 enero". Pero el joven no conocía la última restricción con Reino Unido a causa de la nueva cepa del Covid 19 que ha sacudido el sur de Londres. Se prohibió que cualquier persona no residente en España o Andorra pudiera entrar en el país entre el 22 de diciembre y el 19 de enero. Jack viajó el 11 de diciembre a Londres para pasar la Navidad junto a su padre que está muy enfermo. "Pensaba que sería la última vez que lo vería con vida", explica María. El 31 se reuniría con su amada y su hijo de cuatro años.

María, con su anillo de prometida / CG
María, con su anillo de prometida / CG

En el caso de Jack se alinearon todos los astros para que no pudiera volver a casa. Por un lado, las restricciones por Covid 19 y por otro, a partir del 1 de enero, la aplicación del protocolo de entrada en el país a causa del Brexit. El comisario jefe de la Policía Nacional del puesto fronterizo del aeropuerto de El Prat, Fernando Agoiz, habla diferentes situaciones y todas solapadas en el tiempo: “Las limitaciones generales de viajes no imprescindibles por motivo del Covid, las propias del Brexit en la que los ciudadanos británicos pasan a ser ciudadanos de terceros países” y las medidas excepcionales para evitar la propagación de la llamada cepa británica del virus. Todas ellas, han impedido, dice Agoiz, que muchos ingleses puedan entrar en España por no tener acreditada la residencia en nuestro país.

María cuenta que ella y su pareja residen en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) desde hace un año, pero Jack no tiene el papel de residencia y que a su llegada a Barcelona le mostró a la policía todos los documentos que pudo conseguir “como el padrón, facturas de luz y gas, pero no fue suficiente". 

A Jack lo retornaron, esa es la palabra técnica, y lo devolvieron a su país en el mismo vuelo. Tuvo suerte porque, según el comisario jefe de El Prat, han "tenido a personas inglesas en dependencias policiales varias horas por la noche a la espera de que hubiera un vuelo a Reino Unido". Y pasar la noche en la sala de retornos “no es agradable, no se ha producido ningún incidente pero no lo toman con agradado”.

Entre 30 y 40 personas retornadas y relajación de las limitaciones

La Unión Europea negoció qué condiciones y requisitos debería aportar un inglés que quisiera entrar en nuestro país. Grosso modo, las autoridades españolas piden el TIE (Tarjeta de Identificación de Extranjeros) que conlleva ser residente en España y Jack es una de las personas que cuenta con padrón municipal, facturas de luz y un arraigo, pero no tiene todavía una situación regularizada en nuestro país. "En la embajada no responden, no hay manera de que nos contesten y es vergonzoso, estábamos pensando en casarnos por poderes y es una vergüenza porque el salario de los de la embajada española en el Reino Unido lo pagamos entre todos para que den un servicio inexistente!", denuncia María.

Mapa de puzzles con el Reino Unido y parte del continente / PEXELS
Mapa de puzles con el Reino Unido y parte del continente / PEXELS

Desde el 1 de enero, la Policía Nacional del Puesto Fronterizo de El Prat ha retornado al Reino Unido entre 30 y 40 personas inglesas que llegaron a Barcelona sin ser residentes en España. "Si no podían acreditar ser residentes debíamos retornarlos, así lo decía la normativa", señala Agoiz.

Desde el pasado 8 de enero, la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional ha impartido nuevas instrucciones. “Han suavizado las formas de acreditación de residencia en España para los nacionales del Reino Unido que quieran volar a España en vuelos procedentes del mismo Reino Unido”, apunta el comisario.

Según Agoiz, esta medida responde “a unas pruebas de su residencia en España mucho menos exigentes y formales, bastando entre otras cosas acreditar la solicitud de la residencia”. Como la inscripción o matriculación en universidades, institutos o colegios, contrato de trabajo o la simple inscripción en el padrón municipal bastarían para acceder a nuestro país.

 

 

Reino Unido y la UE inician una nueva era en sus relaciones / EP

Jack ya está aquí

Y en ese sentido, María había movido cielo y tierra para que pudieran reencontrarse. “Contratamos a un abogado y pensábamos casarnos por poderes", señala. Cuando Jack se enteró de los nuevos cambios, se hizo la PCR y cogió nuevo un vuelo de Londres a Barcelona. "Al fin, I'm here!" nos contó a su llegada hace apenas unos días.

La historia de esta pareja se remonta a su época adolescente. Ella, con 17 años y él con uno año más, se conocieron en un campamento de verano en Francia. Se enamoraron y vivieron un amor de verano que luego se desvaneció y cada uno siguió con su camino. Hace cuatro años se reencontraron y aquel amor pasajero se convirtió en algo tan sólido que el año pasado pensaban materializarlo en una boda en el monasterio de Sant Cugat: "Pospusimos la boda a mayo de este año a causa de la pandemia".

Camiones conducen hacia el puerto de Dover el primer día tras hacerse efectivo el Brexit / EP
Camiones conducen hacia el puerto de Dover el primer día tras después de que el Brexit se haya hecho efectivo EP

Otros afectados

Estos días no solo Jack se ha visto con problemas para llegar a Barcelona, en Facebook en la página Españoles en Londres gran cantidad de españoles denuncian su situación y critican a la embajada de España en el Reino Unido porque, dicen, no contesta a sus mails ni al teléfono. “Nos responden con e-mails automáticos informando que no se va a dar respuesta si la pregunta está respondida en la página web”, lamentan los afectados.

Para el comisario jefe Agoiz, "las informaciones son cambiantes y confusas y eso hace que mucha gente no sepa cómo debe actuar a causa del Brexit y la nueva cepa del Covid”. Según explica el comisario, a raíz de esta nueva medida, “va a entrar mucha más gente, no habrá muchos retornos porque, entre otras cosas, las compañías aéreas ya no dejan entrar a personas que no reúnen los requisitos porque los vuelos de vuelta los pagan ellos”, sentencia.

María y Jack ya están juntos y pueden contar su experiencia, pero todavía existen muchos casos de personas que no han podido regresar a España. 

Destacadas en Vida