Menú Buscar
El fundador de Microsoft, Bill Gates / EUROPA PRESS

Bill Gates predijo hace cinco años una pandemia similar al coronavirus

El fundador de Microsoft destina 125 millones de dólares para encontrar una cura, tras asegurar que una enfermedad de este tipo sería más mortal que una guerra

3 min

Cinco años antes del estallido del coronavirus, el fundador de Microsoft, Bill Gates, ya alertó del riesgo de un “brote súper contagioso y mortal de la gripe”. Aunque el Covid-19 no es un virus caracterizado por la alta mortalidad, su aparición ha puesto en jaque el panorama internacional y hace tambalear la economía. Ahora, Gates ha destinado 125 millones de dólares para obtener una cura.

“Si algo ha de matar a más de 10 millones de personas en las próximas décadas, probablemente será un virus muy infeccioso más que una guerra. No misiles, sino microbios", alertó Gates en 2015, que llegó a vaticinar que un ataque de estas características podría dejar hasta 30 millones de muertos en seis meses.

El principal reto de la humanidad

De hecho, Gates ofreció esta teoría durante una entrevista en The Washington Post, en la que comentó que este era el mayor riesgo al que se enfrentaba la humanidad en los próximos 20 años. Es por ello que el multimillonario resaltó la importancia de reforzar los sistemas sanitarios para desarrollar fármacos y vacunas capaces de contener los virus.

"Necesitamos invertir en otros enfoques, como medicamentos antivirales y terapias de anticuerpos que puedan acumularse o fabricarse rápidamente para detener la propagación de enfermedades pandémicas o tratar a las personas que han estado expuestas", señaló Gates.

Inversión millonaria

Ahora, el filántropo, a través de la Fundación Bill y Melinda Gates, ha destinado 125 millones de dólares, junto a otras celebridades como el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, para encontrar una cura. El primer paso será “cuadruplicar los fondos” para realizar las pruebas a personas del área de la Bahía de California y de Seattle.

Uno de los referentes de Gates es el ébola, que desató una crisis de pánico: “No había equipos de epidemiólogos listos para viajar, que hubiesen ido para ver qué cosa era esa enfermedad y cuánto se había expandido. Los informes se producían impresos en papel, hubo enormes demoras antes de ponerlos en internet, y además eran terriblemente imprecisos”.