Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del edificio de Reus que se ha derrumbado / GOOGLE STREET VIEW

Un barrio de Reus sufre el segundo derrumbe en dos semanas

El inmueble ha caído sobre las tres de la madrugada y se encontraba deshabitado, por lo que no hay que lamentar heridos

2 min

Los vecinos del barrio del Carme de Reus (Tarragona) no ganan para sustos. Esta noche, sobre las tres de la madrugada, un inmueble deshabitado y ubicado en el número 5 de la calle Sant Antoni se ha derrumbado sin causar heridos. Tampoco ha dañado las casas colindantes, tal y como han comunicado los Bomberos de la Generalitat tras una primera inspección.

Se trata del segundo derrumbe que sufre el mismo barrio en apenas dos semanas, dado que el pasado 19 de julio cayó otra vivienda, aunque los vecinos aseguran que ya estaba en muy mal estado --tanto en el exterior como el interior--.

El inmueble es propiedad de un banco

Bomberos y agentes de la Guardia Urbana han acudido al lugar de los hechos tras las llamadas de los vecinos de la zona. Una vez allí, han inspeccionado el derrumbe y han procedido a balizar la zona dado que los escombros del edificio han llegado hasta la calle, la cual han cortado.

También se ha personado el arquitecto municipal, quien se encargará de elaborar el informe. Fuentes municipales han detallado que el inmueble es propiedad de un banco, quien deberá hacerse cargo del incidente de igual modo que debía encargarse de su mantenimiento.

El número 5 de la calle Sant Antoni de Reus, edificio que se ha derrumbado / GOOGLE

Dos derrumbes en dos semanas

Desde la Associació de Veïns Harmonia del Carme muestran su preocupación ante el que ha sido el segundo derrumbe del barrio en dos semanas. El primero también tuvo lugar a las tres de la madrugada del pasado 19 de julio, donde otra casa deshabitada y situada en el número 24 de la calle Sant Esteve también se vino abajo.

"Suerte que ha pasado de madrugada, y no a pleno día", comenta Josep Machado, presidente de la asociación vecinal. Ahora, quedan a la espera de la evaluación municipal mientras revisan las fachadas del barrio del Carme con temor a que una de ellas se derrumbe, de nuevo, sin aviso previo.