Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Yolanda Díaz se erige en alternativa y la mala salud mental

La vicepresidenta se presenta en Valencia con Colau, Oltra, Mónica García y Fátima Hamed. Alarmantes datos sobre la salud mental de los españoles. Álvarez de Toledo masacra a García Egea

21 min

Las mujeres de Podemos, de sus confluencias y disidencias, tienen un plan. Lideradas por Yolanda Díaz, a quien encumbró el ex macho alfa de la izquierda Pablo Iglesias, aspiran a conquistar el poder, a culminar un proceso feminista, a cambiar de una vez por todas las concepción de la política, del Gobierno, de la economía y de la vida entera. Ayer se reunieron en Valencia Mónica García y Mónica Oltra con Ada Colau y Fátima Hamed más la antedicha, esa vicepresidenta segunda del Gobierno que se erige en algunos análisis políticos como la gran alternativa por la izquierda a Pedro Sánchez y a decir de Iván Redondo, es la primera mujer con posibilidades de se presidenta del Gobierno. Y todo eso sin que se hayan convocado aún elecciones.

Díaz parece tener ya un cierto sustento partidista, un frente amplio de mujeres y sindicatos dispuestos a arbitrar unas siglas que reagrupen a las izquierdas a la izquierda del PSOE y sirvan de lanzadera de Yolanda. Está por ver qué opinan de todo eso otras mujeres como Ione Belarra o Irene Montero, pero ayer no estaban invitadas en la tenida valenciana.

En El Español abren con ese asunto. "Yolanda Díaz, en su acto con Colau, Mónica García y Mónica Oltra: 'Tenemos un proyecto de país'". Y abundan en el sumario que "'Esto es el comienzo de algo maravilloso', subraya la vicepresidenta del Gobierno durante su encuentro, al que también acudió Fátima Hamed". O sea que están on fire, a punto para la madre de todas las batallas. El texto en el referido digital es de Dani Valero: "Yolanda Díaz, la dirigente ungida por Pablo Iglesias para liderar el espacio político de Unidas Podemos, exhibió este sábado en Valencia los mimbres de su ansiada plataforma. "Esto es el comienzo de algo que va a ser maravilloso", auguró al comienzo de su encuentro de lideresas. "Aquí tenemos un proyecto de país", agregó durante el transcurso del mismo, en el que no lo desglosó tal proyecto de estado. La vicepresidenta del Gobierno se pronunció en estos términos en el acto bautizado como "Otras Políticas" organizado en Valencia por Mónica Oltra (Compromís). En el mismo también participaron Ada Colau (Barcelona en Comú), Mónica García (Más Madrid) y Fátima Hamed (Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía)".

Sigue Valero: "El evento fue ideado antes de la debacle de los morados en las elecciones madrileñas, tras el que dimitió el fundador de Podemos. Pero el devenir de los acontecimientos ha otorgado a la cita un aura distinta: la de la presentación en sociedad de la plataforma a la izquierda del PSOE que aspira a aglutinar la mandataria gallega para reflotar dicho espacio electoral, a la baja en el grueso de las encuestas. No era tal cosa oficialmente, pero todas jugaron a que lo fuera. Sobre todo, los centenares de fieles asistentes que aclamaron repetidamente a Díaz como "presidenta" -antes, durante y tras el encuentro-. La ronda de titulares que solicitó la presentadora, Carolina Ferre, a las cinco participantes para cerrar el acto, fue un buen resumen de lo etéreo que resultó el esperado evento. "Ilusión, futuro y esperanza", concluyó Colau. "Caminamos juntas desde la diferencia", dijo Oltra. "Política de la gente para la gente", subrayó Hamed. "Soñemos en grande", afirmó Díaz. Quizá la mejor síntesis fue el "política bonita" escogido por García".

Claro que sí, política chula como el "jogo bonito" de los anuncios de Nike en los noventa para reivindicar un fútbol de fintas sin patadas. 

Todo esto provoca cierta conmoción en Moncloa. "Sánchez teme que Yolanda Díaz abandone el Gobierno antes de tiempo" apunta La Razón. La crónica es de Carmen Morodo, quien escribe: "Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, mantiene ante sus socios el compromiso de que agotará la legislatura. Desde el Ejecutivo andan estos días renovando "votos" con los apoyos de la investidura para calmar las dudas entre los "costaleros" del Gobierno sobre las intenciones de Moncloa, una vez que cada vez es más evidente que la recuperación no es tan fuerte como se prometía y que el calendario electoral sopla en contra de los intereses de Sánchez, por la presión del adelanto de las autonómicas en Andalucía, y puede que también en Castilla y León. (...) Podemos necesita tiempo para consolidar la nueva alternativa de izquierdas que esperan que comande la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. La herencia que deja Pablo Iglesias no es sólo un problema de liderazgo. El grave problema es el destrozo que deja en el partido, sin estructura territorial, y deshecho en los órganos de dirección por las purgas efectuadas para «limpiar» los elementos menos afines al «cesarismo» de Iglesias".

Captura de Pantalla 2021 11 14 a les 8.57.19
Portada de 'La Razón' del 14 de noviembre de 2021 / KIOSKO

Y es en ese contexto en el que Díaz podría aprovechar un fiasco en materia laboral o de pensiones para entonar un agur Ben-Hur a los consejos de ministros para dar apoyo al Gobierno desde el exterior.

Encuestas. Vozpópuli presenta un sondeo en el que no aparece la "España Vaciada". Se centra en el deterioro que la bronca entre otra Díaz, la Ayuso, y Casado está ocasionando en las expectativas electorales del PP. Estos son los datos: 

PP, 120, 28,3%; PSOE, 100, 25,8%; Vox, 55, 16,1%; UP, 26, 10,3%; ERC, 13, 3,3%; JxCat, 9, 2,3%; PNV, 6, 1,5%; Más País, 5, 2,7%; Cs, 1, 2,8%; EH Bildu, 5, 1,1%; Compromís, 1, 0,7%CUP, 2, 0,9%; CC, 2, 0,5%; BNG, 1, 0,6%; PRC, 1, 0,2%; Teruel Existe, 1, 0,1%

El análisis corre a cargo de Marina Alías: "La guerra abierta entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso pasa factura demoscópica al Partido Popular. La formación perdería un escaño de celebrarse hoy elecciones con respecto a los que habría logrado en octubre. Así lo determina la encuesta realizada entre los días del 3 al 10 de noviembre. Ahora, los populares lograrían 6.809.773 papeletas en las urnas, lo que se traduce en el 28,3% de los votos y 120 escaños. Son 1.762.733 votos y 31 diputados más de los que consiguieron en las generales del 10N de 2019. Pero, al igual que vienen vaticinando el resto de sondeos publicados en los últimos días, el de Vozpópuli frena el crecimiento del PP. En octubre, cuando aún no se había producido la crisis entre el presidente del partido y la presidenta de la Comunidad de Madrid, la citada firma constató un crecimiento mayor: 32 escaños y casi dos millones de votos más que en los comicios de hace dos años. La 'batalla' entre Casado y Ayuso por el poder del partido en Madrid también mejoraría los resultados de Vox con respecto al mes pasado. En concreto, los de Abascal lograrían 55 diputados de celebrarse hoy elecciones frente a los 53 que habrían anotado en octubre. Vox acapararía 3.874.111 de votos y un porcentaje del 16,1%".

En El Mundo también tienen un sondeo que dice que "el 63% de los votantes del PP cree que la batalla interna del partido en Madrid lastrará a Pablo Casado" y que "la abrumadora mayoría de los electores cree que la pugna de Génova con Ayuso es un tiro en el pie". La edición dominical del diario de Unedisa incluye también una interesante entrevista de Rafa Latorre a Cayetana Álvarez de Toledo, que presenta un nuevo libro, "Políticamente indeseable" en el que ajusta cuentas con el PP. En el titular principal de la entrevista afirma que "Egea ejerce un mando testosterónico y perjudica a Casado; hace bullying". Ahí va un extracto de lo más interesante de la entrevista: 

Pregunta: Antes de su destitución se produjo una operación de derribo mediante filtraciones, malas artes y una suerte de intimidación ambiental. ¿Reconoce algo de su experiencia en la actual guerra de Génova contra Isabel Díaz Ayuso?

Respuesta: Sí, todo es matizable, pero parte de esa experiencia la reconozco. Este es un libro de amor a la política, es un libro que cree que la política deseable es posible y para que sea posible tiene que haber líderes políticos dispuestos a que les llamen indeseables. No es un ajuste de cuentas, es un acto de reafirmación en la política. Es verdad que viví muchas experiencias de una política indeseable y de maniobras indeseables que ahora se repiten en el caso de Isabel Díaz Ayuso, salvando las distancias entre las dos y que su posición es enormemente más importante en el tablero político nacional de lo que era la mía. Pero, sí, algunos métodos los reconozco. Son muy graves las filtraciones que aseguran que están buscando información incriminatoria sobre ella. Es para que se enciendan todas las alarmas. Es abracadabrante que eso se publique sin que provoque un shock dentro del partido.

P: Usted en su libro señala a un ejecutor de esas maniobras, que es el secretario general Teodoro García Egea.

R: La suya es una manera de entender la política a través del ordeno y mando más crudo y más brutal. Es el sometimiento de cualquier atisbo de sensibilidad, inteligencia, deliberación, debate y libertad. Expresiones que yo he oído y que ahora se reproducen en el caso de Ayuso como "esta va por libre", "es un verso suelto", "no acata la autoridad", son etiquetas lamentables que se aplican al normal ejercicio de la personalidad dentro de un partido político. Es la sumisión a través de una acción testosterónica que va causando devastación interna. Esta forma de dirigir no es que me causara daño a mí o pueda causárselo a Ayuso, es que está causando profundo daño estructural a la organización. No es verdad que esta manera de dominar y someter al partido, de sojuzgar las estructuras, beneficie a Pablo Casado y a su llegada al gobierno. Eso es falso, es una trampa retórica en la que el secretario general insiste. Lo que le hará llegar al poder es un reencuentro con la mayoría social española.

P: Usted describe una reunión especialmente violenta en el despacho de Egea, previa a la destitución de un hombre de confianza suyo, Gabriel Elorriaga, como la más desagradable de su vida política.

R: Estas cosas primero me costó vivirlas y luego me ha costado escribirlas. Esa conversación en concreto fue algo profundamente desagradable que no había vivido jamás ni con jefes ni con compañeros ni con colegas ni con nadie. Por el nivel de agresividad, de insensibilidad y de irracionalidad. Subrayo la irracionalidad porque en toda esta operación, como en la de Ayuso, hay un elemento de irracionalidad. Egea impuso una vigilancia soviética nacida de un pueril e injustificado afán de control absoluto. Practicó el mobbing, el bullying y el acoso impúdico a través de sus alfiles y de los medios. Quería un control total del grupo parlamentario, de las finanzas, nombramientos, posicionamientos ideológicos; quería una portavoz florero, que tuviera intervenciones más o menos brillantes en la tribuna pero que no molestara en todo lo demás y yo no soy un florero en general ni pretendía ser una portavoz florero. Debo decir que la mía fue una operación de derribo a cámara lenta, iniciada desde el primer minuto, sin que yo fuera del todo consciente al principio pero que a partir de una serie de incidentes fui descubriendo, primero con incredulidad, segundo con estupor y al final con profunda tristeza y desencanto.

Sociedad. Tremendos datos sobre la mala salud mental en España. Es el tema principal de la portada de El País. El texto es de Patricia Gosálvez y arranca así: "Estamos mal. La ola de malestar afecta a todos, aunque no por igual. Ha golpeado más a las mujeres, a los jóvenes y a quienes tienen menos recursos. Sin embargo, en la red pública, por cada 100.000 habitantes hay solo 11 psiquiatras (la mitad que en Francia) y seis psicólogos clínicos (tres veces menos que la media europea). En el último año y medio, el 6,4% de los españoles han acudido a un profesional. ¿Cuáles son las tristezas y angustias más recurrentes? Tomando como base las historias clínicas y sus notas, siete psiquiatras y psicólogos, públicos y privados, comparten el caso anonimizado de un paciente que representa alguno de los trastornos que más han crecido. Un superviviente del Covid de 71 años que lleva ocho meses casi sin salir de casa cuando llega con depresión al psiquiatra. La culpa de no despedirse de su mujer, fallecida por el virus, pudo con él. Una enfermera con estrés postraumático, incapaz de volver al hospital donde vio tanta muerte. Un niño que no quiere ir al baño del colegio porque van otros que no son de su burbuja. Una madre trabajadora sobrepasada, una anoréxica, un joven deprimido, una pareja en crisis... Siete relatos que narran el dolor de millones de personas".

Líneas después se advierte de que "los profesionales de la salud mental nunca han tenido tanto trabajo. En España, el 41,9% de la población ha sufrido problemas de sueño desde el inicio de la pandemia y el 38,7% se ha sentido sin energías. Se han prescrito más del doble de psicofármacos que antes, sobre todo ansiolíticos y antidepresivos. El 35,1% de los españoles admite que ha llorado en el último año y medio. Todo según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)".

Fiasco en Glasgow. La cumbre de todas las cumbres climáticas termina en churro porque los ponentes tenían prisa para tomar el avión de regresos a sus países y la India coló de matute su propuesta. Así lo cuenta Antonio Cerrillo en La Vanguardia: "La conferencia de Glasgow deja un regusto amargo; ha sido víctima de ese dragon khan que son las cumbres de clima, donde expectativas, desacuerdos y pactos se suceden con una cadencia que convierte a estas citas en carne del consenso; es decir, la resolución final solo acaba siendo el mínimo común denominador. Es el peaje que supone avanzar con las reglas de la ONU para combatir la crisis climática con 196 países cogidos de la mano del Acuerdo de París. Casi todos esperaban un acuerdo entre aceptable y notable, pero en el último momento, India aguó la fiesta: un cinco pelado. La resolución final de la conferencia de Glasgow supone que la comunidad internacional da el primer paso (aunque muy tímido) para arrinconar el carbón y poner fin a los subsidios que, con dinero público, han favorecido históricamente la energía sucia (carbón, petróleo y gas). Este es un avance indiscutible. Pero en tiempo de descuento, con los delegados pensando en los vuelos de regreso, India propuso debilitar aún más el lenguaje contra la energía del carbón, uno de los grandes responsables de la alteración del sistema climático. Al final, en la resolución se pasa del llamamiento a “acelerar los esfuerzos hacia la eliminación progresiva de la energía del carbón” a apoyar una mera “reducción progresiva de la energía del carbón”. Suiza y la Unión Europea expresaron fuertes objeciones a la propuesta de India, pero finalmente la aceptaron para allanar el camino para la adopción de lo que el vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, había llamado documento “histórico”".

Captura de Pantalla 2021 11 14 a les 8.57.43
Portada de 'La Vanguardia' del 14 de noviembre de 2021 / KIOSKO

14 de noviembre, santoral: José Pignatelli, Adeltrudis, Alberico, Andrónico, Antigio, Dubricio de Bardsey, Esteban Teodoro Cuénot, Hipacio de Gangres, Jocundo, Juan de Traú, Lorenzo O'Toole, Rufo de Aviñón, Serapión, Siardo de Mariëngaarde, Teodoto, Trahamunda de Pontevedra, Venerando de Troyes y Vitón.