Menú Buscar
Primeras planas

Votar a Vox beneficia a Sánchez y Torra desobedece

Guerra en la derecha. El PP enseña con Epi y Blas que votar a Vox es bueno para el PSOE. Quim Torra se niega a retirar los lazos. Diplocat y el dinero privado del 'procés'

14.03.2019 09:49 h.
10 min

El PP ha entrado en pánico. Acaban de descubrir los estragos de la Ley d'Hondt en los pueblos y ciudades de la España vacía y han tenido dos ocurrencias. A saber, pedirle a Vox que no se presente en 28 provincias y montar un vídeo "explicativo" sobre las peculiaridades del método de asignación de escaños de los sistemas electorales de representación proporcional.

Dada la naturaleza espesa del tema, los creativos del PP han recurrido a la pareja formada por Epi y Blas para ilustrar a sus electores de una manera "amena" y al alcance de todos los públicos. En fin, una cosa tremenda para advertir de que votar a Vox es como votar a Sánchez y aún peor, a la "tropa de independentistas". La diputada popular Pilar Marcos ha difundido el material en su cuenta de Twitter. "El futuro de España no es un juego de niños", se alerta al final con el fondo musical de Barrio Sésamo.

Así las cosas, La Razón se hace eco en portada de un tifón de D'Hont en términos cuasi catastróficos: Efecto Álava. "Más del 50% de los votos de Vox favorecerá a Sánchez". El Mundo también abre con el asunto. Escriben Juanma Lamet y Olga R. Sanmartín: "La batalla por el voto útil de la derecha alza el vuelo y calienta la precampaña. El PP pidió ayer a Vox que no se presente a las elecciones generales en las 28 provincias que reparten menos de seis escaños, para no beneficiar al PSOE por la división del electorado conservador, y la formación de Santiago Abascal entró al cuerpo a cuerpo con un desafío: que el PP no se presente tampoco en aquellas circunscripciones donde las encuestas apuntan a un posible sorpasso".

Pelea de gallos. Cuentan también en el diario de Unedisa que el PP no sólo ha elaborado la conferencia de Epi y Blas sobre la ley d'Hondt, sino, ojo, un argumentario. Sigue la citada crónica: "Bajo el título Pablo Casado o el Gobierno Frankenstein, el documento defiende que en las 28 provincias que reparten cinco o menos escaños no merece la pena votar a la formación de Santiago Abascal, ya que necesitaría un umbral mínimo mayor al 15% de las papeletas para lograr un diputado, por la Ley D'Hondt".

Total que la izquierda va a ganar las elecciones de calle según las estimaciones del PP aupado por el voto de los toreros, los cazadores, los propietarios rurales y los partidarios de Mourinho. Realmente paradójico.

De cara también a las elecciones, que dice Quim Torra que no retira los lazos amarillos como le pide la Junta Electoral Central porque la orden "no es neutral". Sostienen los servicios jurídicos de la Generalitat que la retirada sería dar la razón a Ciudadanos y el PP y lanzan, además, el debate sobre el alcance de la libertad de expresión como derecho fundamental de los funcionarios. O sea que no se retiran los lazos.

El presidente de la Generalitat sigue la vía Puigdemont, pero no es gran cosa lo que arriesga. Una multa de entre trescientos y tres mil euros y la remota posibilidad de un proceso por desobediencia, delito penado con tres Padrenuestros y un Avemaría.

portada el mundo

Portada de 'El Mundo' del jueves, 14 de marzo


Juicio. Gran expectación ante la deposición, o no, del major Trapero. Lo más destacado de ayer fue la comparecencia de Albert Royo, exsecretario general del Diplocat, que a pesar de ser investigado en el juzgado de instrucción número 13 se avino a hablar de todo. Su línea de defensa es que el Diplocat no era la Generalitat, ni dependía de la Generalitat. De ahí que diera en referir en reiteradas ocasiones que el Barça, los bancos y las patronales, así como las universidades y los sindicatos, formaban parte del patronato y contribuían a financiar el diez por ciento del presupuesto que no cubría la Generalitat.

Escribe al respecto Arcadi Espada en El Mundo: "Esto quiere decir que las grandes empresas catalanas contribuyeron a la financiación de un organismo cuyo argumentario fundacional -de abril de 2013: Diplocat fue fundado pocos meses antes- , desvelado por el periodista Alejandro Tercero en un diario ya desaparecido, La Voz de Barcelona, tenía estos títulos para cada uno de los seis puntos que lo estructuraban: "El modelo español de descentralización ha fracasado"; "La solidaridad ha sido sustituida por la injusticia"; "España ha decidido no convertirse en una sociedad multicultural"; "La Constitución española ya no pertenece a todos"; "Cataluña ha propuesto soluciones, pero España no quiere debatirlas" y "el movimiento de autodeterminación". El periodista sintetizaba luego en cuatro adjetivos la España que emergía del documento: "Caótica, injusta, intolerante y recentralizadora". Solo faltó fea y sentimental. Del escándalo que supone que el dinero público financie la destrucción del Estado democrático se habla cada día en el juicio, explícita o implícitamente. Pero muy poco de cómo el gran dinero privado español ha contribuido también a ese intento de destrucción".

Nota en El Confidencial sobre la "corrupción masiva" en la administración autonómica catalana. Firma José María Olmo: "La Guardia Civil descubrió el 2 de febrero de 2017 en un despacho de Infraestructures.cat, el organismo de la Generalitat encargado de centralizar la adjudicación de las grandes obras públicas, un informe interno elaborado por el Govern de Carles Puigdemont que admitía la existencia de graves irregularidades en la licitación de contratos durante la etapa de Artur Mas y ratificaba punto por punto las sospechas sobre la presunta financiación ilegal de la antigua Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) mediante comisiones ilegales de constructores que luego eran recompensados con encargos millonarios. El informe fue terminado el 25 de octubre de 2016, en plena recta final del procés, pero el Ejecutivo independentista optó por meterlo en un cajón para que no trascendieran sus conclusiones".

Más corrupción. Alguien ha entrado en la casa del juez que entiende los asuntos del excomisario preso Villarejo. De la pieza de María Peral en El Español: "El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha denunciado que uno o varios desconocidos entraron en su domicilio en la tarde-noche del martes, según han confirmado a El Español fuentes del órgano judicial. (...) La Policía cree que, al ver que la casa estaba ocupada, los desconocidos se marcharon, dejando la puerta abierta de par en par".

Se especula con la posibilidad de que la inquietante "visita" sea una especie de aviso mafioso.

Internacional. Los ingleses, que no se acaban de marchar de Europa. Ajustada votación en Westminster. De la crónica de Rafa de Miguel en El País: "El Parlamento británico ha respaldado este miércoles por apenas cuatro votos, 312 diputados frente a 308, una enmienda que descarta un Brexit sin acuerdo en cualquier fecha y circunstancia. Al aprobar por sorpresa este texto, la Cámara ha ido más allá de la moción que había presentado el Gobierno a regañadientes, que descartaba la posibilidad de una salida de la UE a las bravas, pero no por completo. La propuesta de May fue votada luego: recibió 242 votos a favor y 391 en contra. La Cámara de los Comunes se pronunciará este jueves sobre si el Gobierno pide o no a Bruselas una prórroga en la fecha de salida, fijada este miércoles oficialmente en el 29 de marzo".

Irene Montero, a la sazón pareja de Pablo Iglesias, espera una niña. 

14 de marzo, santoral: Lázaro de Milán y Matilde.