Menú Buscar
Primeras planas

Torra enfría a los medios soberanistas

El discurso del president causa decepción. Domènech no puede con Colau y se larga. Paro desbocado. El hermano meteorólogo de Felip Puig, en el punto de mira del Ara

05.09.2018 09:27 h.
11 min

Al presidente Torra le tuestan la oreja con la cantinela de que es un tremendo literato, pero llueve sobre mojado porque él mismo se cree la reencarnación de Pla. No es el caso, ni de lejos, pero así está el patio y como es el ungido de Puigdemont nadie de su cuerda se atreverá a decirle que su discurso de ayer no fue precisamente el colmo de la excelencia, sino de la impotencia política y literaria. Cabe en su descargo que no fue chulo como Mas ni "milhomes" cual Puigdemont. Torra es igual que Simplicius Simplicissimus, un aficionado de la vida al que le ha tocado el bombón de presidente de la Generalitat. 

Se puede decir más alto y, sobre todo, más claro, pero Torra no engaña. "Os invito a vencer lo imposible. Porque el bellísimo riesgo de la libertad sólo se gana haciendo posible lo imposible", dijo el president en los minutos basura de su solemne sermón. Tema y tono muestran a las claras la vocación sacerdotal de Torra. También el contenido. El último prospecto político de la cantera nacionalista sería un magnífico cura; carlista y constantiniano, sí, pero nadie es perfecto.

Total que no aceptará más referéndum que un referéndum de autodeterminación ni más sentencia que la absolución de todos los pecados, para lo cual llama a una gran marcha lutherkingita y mandelania contra los erdoganes de la tierra en la senda de la liberación del Rif y el Kurdistán turco. Orban y Salvini también fueron amonestados en la homilía amarilla del pater Torra, la carta de Quim a los gironinos. "El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor no pasará jamás. Si no tengo amor, no soy nada", dijo san Pablo. La república es amor, añadió ayer Torra.

¿Y ahora qué? Pues 11-S, 20-S, 1-O, 3-O, 27-O. Será por efemérides para manifestarse... La primera fecha es el clásico, la segunda propició el encarcelamiento de los Jordis, la tercera es en la jerga nacionalista el día de la "tonyna", la siguiente, aquella huelga general y la última, la proclamación de la república por implementar. Esa es la hoja de ruta, el mero calendario, el ciclo de festejos del otoño caliente que ya ha comenzado. 

No es entusiasmo precisamente lo que destilan los medios afectos a la causa republicana. El Nacional y El Punt Avui acentúan el eslogan que propone el president, "llibertat o llibertat", que tanto vale para manifestarse por la Diagonal que delante de las cárceles. En el diario de Antich, Bernat Dedéu refleja la profunda decepción en el sector de los osados: "Un país no pot assolir la llibertat complerta quan, després de l’1-O i de la violència de l’estat contra els ciutadans, la seva més alta instància només els regala com a solució de tot plegat la creació d’un Fòrum Cívic i Constituent i la delirant proposta d’iniciar una marxa per la llibertat i els drets humans. Quan ho sentia, us ho dic honestament, vaig haver de fregar-me els ulls per certificar la vetlla. Saber-se al costat correcte de la història, benvolgut Quim, no certifica cap victòria al terreny de la política. Aquest és el drama de l’independentisme (profundament arrelat en el caràcter dels catalans): pensar que et donaran la raó pel simple fet que la tinguis. Jo, sincerament, no sé què hem fet per merèixer aquest funeral continu i aquesta gimcana perpètua com a única solució. Espero que la gent ompli la Diagonal la propera Diada, cert, però desitjo amb igual força que els meus conciutadans comencin a dir prou i a no deixar-se entabanar mai més.

El nostre moment passa per dir-nos la veritat. Car res, president, res no pot sortir de tanta falsia. Res de res".

En el Ara apuestan por la llamada a la movilización del president "fins a la sentència de l'1-O". En El Món ni siquiera abren con el discurso sino con la respuesta de la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, que censura el "romanticismo" de Torra. Además, califican la conferencia de "sudoku" por las aportaciones de presos, fugados, omniunistas y asamblearios. Nació Digital subraya la "mobilització permanent" que pide Torra y en Vilaweb confían en que "El president Torra té un pla, però no el concreta", admiten.

Por si fuera poco, Xavier Domènech anunciaba en Facebook que deja la política a la misma hora que Torra emprendía su sermón, prueba del escaso interés que suscitaba la intervención presidencial entre los entendidos. La mayoría de los medios se limitan a dejar constancia de que Domènech ha dicho "prou". En Crónica Globalla información se completa con las causas, las tensiones entre el susodicho, la alcaldesa y su marido: "De las tensiones vividas en ese triángulo Colau-Iglesias-Domènech dan fe las despedidas dirigidas al dimisionario. La de Colau, casi ofensiva: "Creo que está bien, por honestidad, que nos preguntemos todos juntos si realmente era necesario que una sola persona asumiera tanta carga". La de Iglesias, cariñosa: "Hay pocas personas a las que quiera y admire tanto como a Xavier Domènech. Hubiera querido que siguieras al frente, pero has demostrado que en política todos estamos de paso. Catalunya pierde a un gran político, pero tus estudiantes recuperan al mejor profesor. T’estimo molt amic (Te quiero mucho, amigo)".

Un grupo de abogados presenta denuncia contra los letrados de Puigdemont, la traductora y la jueza belga por interesarse en la demanda de Puigdemont contra el juez Llarena, pero al león de Waterloo le suda un pie porque chisca los dedos y se saca medio millón de euros en una colecta, según nota en El Mundo: "El ex presidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y su equipo están aprovechando la batalla contra el juez Pablo Llarena para organizar una colecta que intenta recaudar un total de 545.000 euros para sus gastos. Así figura en cartas remitidas a donantes y simpatizantes por su plataforma recaudatoria, llamada defensaexili.org, según ha tenido acceso El Mundo. (...) «Afortunadamente, las defensas jurídicas contra los ataques que él [Pablo Llarena] y su pandilla nos lanzan no son tan caras ni están soportadas por dinero público, pero el reto de construir la República es grande y sólo el pueblo puede conseguirlo», se afirma a los donantes. En consecuencia, según acaba la carta, es necesario «empezar la nueva temporada con el reto de demostrar a Llarena y sus amigos que somos más, que no desfallecemos y que podremos conseguirlo entre todos. ¿Nos ayudas a llegar a la cifra de sus 545.000 euros y prepararnos para un otoño fructífero?». «Ganemos a Llarena», proclama".

A todas estas, sube el paro al punto de que el 31 de agosto pasado fue el día que más empleo se destruyó en la historia de España, según anota El País en portada. En concreto, 304.642 contratos. Señales agudas de desaceleración. La Vanguardia refleja las negativas impresiones de hosteleros y comerciantes de Barcelona, que aluden a caídas de la facturación de hasta un 30%.

Como no todo en la política son flors i violes, el Ara destaca los presuntos chanchullos del hermano de Felip Puig en el Meteocat, el servicio autonómico del tiempo que dirige el hermano de Felip Puig: "El Servei Català de Meteorologia (Meteocat), que dirigeix Oriol Puig, hauria comès irregularitats en les adjudicacions de projectes durant els últims anys. Aquest organisme, que pertany al departament de Territori i Sostenibilitat, ha tirat endavant processos en què només apareix la firma del director, contravenint el procediment intern que regula aquest ens públic. Es tracta d’informes, plecs de prescripcions i justificacions de despesa en què no hi ha les firmes dels tècnics perquè consideren que els preus pagats pel Meteocat estaven inflats o es fixaven condicions per afavorir determinades empreses. El llistat d’exemples al qual ha tingut accés l’ARA és llarg: certificacions de campanyes publicitàries, auditories de radars, desenvolupament de funcionalitats d’una aplicació i informes de justificació de despesa del radar de Vallirana".

Tal vez el caso sea un signo de que poco a poco Cataluña regresa a la normalidad con sus trinques y tejemanejes. También vuelve Agbar, cuyos analistas consideran que este año hay más estabilidad en Cataluña que el pasado.

5 de septiembre, santoral: Quinto de Capua y beata Madre Teresa de Calcuta.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información