Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

El independentismo nunca pierde y el SEPE, tumbado

Puigdemont encaja la retirada de la inmunidad como un nuevo triunfo de su causa. El Gobierno cree posible la extradición. Un ataque informático tumba el SEPE, que gestiona 100.000 prestaciones al día

17 min

El Parlamento europeo ha retirado la inmunidad a Puigdemont, Comín y Ponsatí, y el juez de vigilancia penitenciaria ha revocado el tercer grado de los condenados por la asonada independentista del 17. Cualquiera diría que ayer fue una jornada nefasta para el independentismo. Pues no. Tanto los implicados como la prensa afecta interpretan que Europa pone contra las cuerdas a la justicia española, que ayer habría vuelto a dar cuenta de su estado terminal al devolver al trullo a Cuixart, Sànchez, Rull, Turull, Forn, Romeva y Junqueras

En Crónica Global lo explica Joaquín Romero. El independentismo ha desarrollado la habilidad de voltear la realidad a su favor, de modo que TV3 anotaba otro gol por la escuadra contra el "Estado español". Del artículo de Romero: "Mientras las voces de los locutores de la televisión pública contaban el asunto, en la pantalla aparecía un rótulo con esta leyenda: “El 42% de los eurodiputados votan contra la petición del Gobierno español”. Es difícil retorcer más una noticia, dado que lo nuevo y lo que tiene consecuencias, como todo el mundo sabe, es que el Parlamento Europeo ha retirado su protección a los tres políticos".

Y añade: "Además, la petición no era del Gobierno, sino del Tribunal Supremo, una diferencia que en TV3 no deben apreciar, puesto que el código ético del ente, el mismo que le induce a seguir hablando de presos políticos y de exiliados, debe afirmar que no fue un tribunal el que condenó a algunos de los responsables de la revuelta institucional de 2017, sino la Moncloa".

Exacto, la Moncloa. Y para ser más concretos aún, Madrid, siempre Madrid. Así es que nueva jornada de gloria para el independentismo, adelante, venceremos, hasta la victoria, no defalliu, persistim, ho tornarem a fer, dempeus y aúpa Athletic. 

La decisión del Parlamento europeo ha provocado una corriente de optimismo en el seno del Gobierno respecto a la posibilidad de que Bélgica entregue a Puigdemont. Así lo cuenta Raúl Piña en El Mundo: "Es un paso. Ni el último ni el definitivo, pero es un paso. La decisión del Parlamento Europeo de levantar la impunidad de Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí generó este martes "satisfacción" en el Gobierno. Al menos en La Moncloa, en el sector socialista, toda vez que Unidas Podemos votó en contra de esta medida. Desde el Ejecutivo se muestran confiados en que, ahora sí, el ex presidente de Cataluña, prófugo de la justicia, pueda ser juzgado en España en los próximos meses, según fuentes gubernamentales".

Sigue la nota: "El ala socialista del Gobierno considera la votación del Parlamento Europeo un primer paso para que ahora "se atienda la petición del Poder Judicial". Esto es, que el Tribunal Supremo emita la conocida como euroorden y que Bélgica, ahora sí, acepte tramitarla, algo que no ha hecho con anterioridad. Sin embargo, la confianza mostrada por fuentes gubernamentales se sostiene, entre otras cuestiones, en que hace algo más de un año, en enero de 2020, la justicia belga suspendió los procedimientos de las euroórdenes contra Puigdemont y Comín tras haber adquirido ambos la inmunidad como eurodiputados hasta que la Eurocámara se pronunciara sobre esta cuestión. Ya lo ha hecho. Y pese al voto en contra de los diputados de Podemos, Izquierda Unida, el PNV o Bildu -todos ellos socios del PSOE en la gobernabilidad de España-, 400 votos a favor y 248 en contra, en el caso de Puigdemont, consumaron que se levante su inmunidad".

Portada del 10 de marzo de 2021 de 'El País' / KIOSKO.NET
Portada del 10 de marzo de 2021 de 'El País' / KIOSKO.NET

Sin embargo, la hipotética extradición está plagada de obstáculos, como apuntan en El País Reyes Rincón y Guillermo Abril. "El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, instructor del proceso contra los dirigentes independentistas de Cataluña, abrió ayer una nueva vía para juzgar al expresident Carles Puigdemont, huido de la justicia española desde noviembre de 2017. Llarena movió ficha horas después de que el Parlamento Europeo levantase la inmunidad como eurodiputados de Puigdemont y de los exconsejeros Toni Comín y Clara Ponsatí para que puedan ser juzgados en España. Sin embargo, la justicia belga puede denegar la entrega con los mismos argumentos que ya esgrimió en el caso del exconsejero Lluís Puig. Por eso, Llarena planteó ayer una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la UE a fin de reforzar su posición y juzgar a Puigdemont en España".

Continúa el texto: "La retirada de la inmunidad, siendo un trámite farragoso, era, con todo, la fase más sencilla del camino que tiene que recorrer la justicia española para conseguir que Bélgica entregue al expresidente catalán y a los dos exconsejeros, a los que el Tribunal Supremo pretende juzgar por sedición y malversación. (...) Ahora se inicia una nueva fase con más incertidumbres que certezas, y el camino se vuelve menos seguro para el objetivo que persigue el Supremo. (...) Los precedentes para que Bélgica acceda a entregar al expresident no son favorables al Supremo porque la interpretación del derecho europeo que está aplicando la justicia belga en la mayoría de decisiones que ha debido adoptar en esta cuestión difiere de la que hace España. El último ejemplo, el rechazo a entregar al exconsejero Lluís Puig, ha encendido todas las alarmas en el Supremo y ha llevado a Llarena a pedir la implicación del Tribunal de Justicia de la Unión Europea".

La parte política del asunto se centra en la división del Gobierno, con Podemos a su bola y en las amenazas de Gabriel Rufián. Del texto de Nicolas Tomás en El Nacional: "La mañana ha empezado con la votación favorable al suplicatorio de Carles Puigdemont, Clara Ponsatí y Toni Comín, que La Moncloa ha celebrado con satisfacción. A continuación ha venido la retirada del tercer grado a los presos políticos de Lledoners. En este contexto, hoy Gabriel Rufián ha salido en rueda de prensa bastante cabreado. El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados ha avisado de que ya "cansa" ver cómo no se hace nada para resolver el conflicto político. Y ha enviado un aviso a navegantes para la estabilidad del Gobierno de coalición: "Si siguen así, lo acabarán celebrando en su casa, y no en La Moncloa". En estos términos se ha pronunciado en rueda de prensa este mediodía desde el Congreso. El aviso ha llegado al ser preguntado sobre la compatibilidad entre la celebración de La Moncloa por el suplicatorio y la resolución política del conflicto. Rufián ha recordado que su formación es "imprescindible para la gobernabilidad" de España, pero que está "harta" de la inacción. Se ha dirigido tanto al PSOE como a Unidas Podemos, para recordarles que tienen el BOE y el Consejo de Ministros para coger el conflicto político por los cuernos".

Podría conjeturarse que los acontecimientos favorecen e incluso impulsan el pacto entre las formaciones independentistas para repartirse la mesa del Parlament y el Govern de la Generalitat. Pues tampoco. Ayer se reunieron por primera vez de manera conjunta ERC, JxCat y la CUP. En Nació Digital lo explican Joan Serra Carné, Oriol March y Sara González: "La primera reunió a tres bandes organitzada per l'independentisme per desbrossar el camí de la nova legislatura s'ha tancat sense cap acord, però amb un moviment rellevant de portes endins. Segons diverses fonts consultades per NacióDigital, Junts ha verbalitzat davant dels negociadors d'ERC i la CUP que aspira a la presidència del Parlament, una plaça que els anticapitalistes també s'han mostrat disposats a assumir. La formació de Laura Borràs i Carles Puigdemont argumenta que, amb els resultats electorals a la mà -només un escó menys que ERC- i tenint en compte els precedents -la presidència del Parlament, en les últimes legislatures, ha correspost a la segona força independentista-, els correspon el principal càrrec institucional de la cambra".

Hay vida fuera de la política catalana, pero tampoco está la cosa como para tirar cohetes. Más bien lo contrario. Un ataque informático ha tumbado el sistema del Servicio Estatal de Empleo (SEPE), lo que afecta a unas cien mil prestaciones diarias. Una catástrofe, vamos. Así lo cuentan en Vozpópuli Alberto Sierra y Alejandra Olcese: "El Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE) asume que tardará como poco una semana en conseguir recomponerse del ciberataque sufrido este martes por un virus de la familia 'ransomware' denominado Ryuk, que funciona secuestrando datos privados de los equipos informáticos y pidiendo un rescate por ellos. Las casi 800 oficinas del SEPE en todo el territorio nacional han tenido que interrumpir su actividad este martes, ya que el virus ha afectado a toda la red, lo que ha obligado a suspender todas las citas que tenía agendadas el organismo. Oficialmente, el SEPE afirma que sus equipos de informáticos están trabajando para identificar por dónde ha podido entrar el virus y cómo solucionarlo lo antes posible".

Sigue la nota: "Sin embargo, de puertas adentro se muestran más pesimistas. Según ha podido saber Vozpópuli, las direcciones provinciales están informando a sus empleados de que el problema "tardará en recomponerse por lo menos una semana, tirando corto," y dan por hecho que este miércoles seguirá todavía sin red ni forma de conectarse para trabajar".

Efectos de la crisis. Público avisa del retorno a casa de sus padres de 230.000 jóvenes. "Las consecuencias económicas del coronavirus se manifiestan con especial intensidad en las personas de 16 a 35 años, entre los que 400.000 han perdido el empleo y 300.000 se han visto expulsados del mercado de trabajo mientras otros 180.000 engrosaban las listas del paro" dice el sumario. El texto es de Eduardo Bayona, que escribe que "casi un cuarto de millón de jóvenes se han visto obligados a volver a vivir con sus padres ante la dureza de la crisis económica asociada a la pandemia, que está resultando especialmente intensa para quienes se encuentran en los primeros años de la vida laboral y que ha provocado un cortocircuito en los procesos de emancipación, que ya no eran muy potentes por la extensión de la precariedad en la última década. Un total de 228.600 personas de 16 a 35 años volvieron a vivir con sus padres a lo largo del año pasado, según indican los datos de la Media de Trimestres de la EPA que elabora el INE (Instituto Nacional de Estadística), que vuelve a situar esa cifra por encima de los seis millones de personas una década después. (...) Por franjas de edad, llama la atención la vuelta a casa de casi 20.000 jóvenes de entre 30 y 35 en el último año y también la de más de 70.000 que tenían entre 25 y 30, grupos que soportan unos niveles de precariedad menos intensos que quienes se encuentran en década inicial de acceso al mercado laboral".

Portada del 10 de marzo de 2021 de 'La Vanguardia' / KIOSKO.NET
Portada del 10 de marzo de 2021 de 'La Vanguardia' / KIOSKO.NET

Coronavirus. La vacunación avanza lentamente. Alba Vergés y Josep Maria Argimon han escrito un artículo en La Vanguardia contra el Ministerio de Sanidad. Quieren administrar la vacuna de AstraZeneca sin distinción de edad y la ministra se opone. Esto escriben Vergés y Argimon: "El Ministerio de Sanidad tiene que tener más cintura y adaptarse a las nuevas evidencias. Solo una administración sin competencias como el ministerio es capaz de no aportar agilidad a la toma de decisiones. A los que nos toca asumir todas las responsabilidades no estamos dispuestos, porque si no nos quedaremos atrás y eso no nos lo podemos permitir. Como decía la semana pasada Daniel Prieto-Alhambra, investigador de la Universidad de Oxford, “España es un despropósito, porque vacuna a más jóvenes que mayores”. Desde el Departament de Salut hace días que exigimos este cambio, una iniciativa a la que se han sumado los mismos profesionales. En el último Consejo Interterritorial, Catalunya volvió a pedir a la ministra Carolina Darias esta modificación, pero ella respondió que ya se había debatido en la Comisión de Salud Pública y que no había nada más que decir hasta que hubiera nuevo debate técnico. Pues que sea, y rápido, eso exigimos".

Pues nada, a mandar. Y los bares que cierren a las cinco, no a las seis o a las siete. Los cargos autonómicos se están volviendo unos completos mandarines.

10 de marzo, santoral: Attalo, Droctoveo, María Eugenia de Jesús Milleret de Brou, Macario de Jerusalén, Víctor, mártir, y beato Elías del Socorro Nieves del Castillo.