Menú Buscar
Primeras planas

Gibraltar no es Perejil y menores desamparados

Megacrisis diplomática por los 'chanchullos' británicos en Bruselas sobre el Peñón. Madrid se queda sola frente a Londres y 26 naciones. Los MENA que están en el limbo y 'Volem acollir'

23.11.2018 09:30 h.
10 min

Ese forúnculo en el trasero. Paraíso fiscal, polvorín de submarinos atómicos averiados, fortaleza de los corsarios, peñón en el zapato de la integridad territorial del Reino de España desde el Tratado de Utrecht, pura historia de la impotencia. Protegidos por los cañones de la colonia británica, los pilotos de las planeadoras del contrabando les tiran cortes de manga a la Guardia Civil. Es el día a día en el Estrecho, pisha.

A bote pronto, el presidente Pedro Sánchez sopesa todas las opciones en el Peñón de Gibraltar mientras el canciller Borrell aprieta el grano escocés del Reino Unido. Tambores de guerra diplomática. El Gobierno toca todos los palos, hasta el del Gibraltar español. "Emosido engañado", braman los funcionarios hispanos de Bruselas. El contencioso es materia de apertura en la mayoría de los medios.

En El Español aborda el expediente Juan Sanhermelando, que escribe desde la capital europea: "Tal y como se negoció a 27, el borrador de declaración política que define las relaciones futuras entre la UE y Reino Unido tras el brexit daba a España poder de veto sobre el estatus de Gibraltar. Sin embargo, la versión final pactada entre Bruselas y Londres que se ha hecho pública este jueves no contiene ninguna referencia al Peñón. El párrafo se ha borrado. Por si fuera poco, el Tratado de Retirada de Reino Unido incluye un artículo (el controvertido 184) que cuestiona también la posición española sobre Gibraltar. Un artículo que se introdujo a última hora a petición británica y "con nocturnidad y alevosía", sin que España supiera nada, según ha denunciado este jueves el secretario de Estado para la UE, Luis Marco Aguiriano".

Desde Cuba, Sánchez se muestra tajante, según el parte de Juanma Romero en El Confidencial: "El presidente aterrizó a las 16.55 horas en La Habana --seis horas más en España--, para emprender su visita histórica de dos días a Cuba. Y nada más poner un pie en la isla lanzó un tuit que era en sí mismo una declaración de intenciones. "Tras mi conversación con Theresa May, nuestras posiciones permanecen lejanas. Mi Gobierno siempre defenderá los intereses de España. Si no hay cambios, vetaremos el Brexit". Mensaje que repitió en inglés".

De momento no se ha movilizado a los cascos rojos de la Unidad Militar de Emergencias, pero pinta mal, nada que ver con la crisis de la isla de Perejil. La pérfida Albión y 26 naciones frente a España. El partido se juega en domingo en Bruselas. De un lado, el eje Berlín, Londres y París. Por el otro, la Europa periférica. Roma ya se ha sublevado, según expone el vicepresidente italiano Luigi di Maio (32 años), entrevistado por El País. "La carnicería social que pide la UE no es posible", afirma. Bruselas ha censurado los presupuestos transalpinos, pero el líder del Movimiento Cinco Estrellas replica que verdes las han segado. Aunque aquí no hay presupuestos ni tiene pinta de que vaya a haberlos, la Comisión Europea, el FMI y la OCDE han salido en tromba sobre los indicadores de España. Exigen la jubilación a los 100 años y austeridad total.

No es descartable un frente hispanorromano. Las circunstancias causan extraños compañeros de cama. Lo dice el mismo Di Maio sobre sus socios ultramontanos de la Liga Norte: "El líder de M5S defiende su coalición de gobierno con la Liga, de extrema derecha. Ese pacto, dice, “nos permite sacar adelante muchos derechos sociales, pero estamos en las antípodas en derechos civiles". Pudiera ser el signo de los tiempos, gobiernos de jóvenes populistas de los dos extremos, chavales que tal vez no sepan lo que dicen, pero lo dicen claro.

El jovent de ERC, otros que tal, sigue dale que te pego contra Borrell. Rufián se hace la víctima y pide la dimisión del ministro. Fuerza la máquina mientras el pobre Tardà, con la lengua fuera, alucina. En el grupo del PDeCAT aprovechan para meter cizaña entre el Gobierno y sus interlocutores preferentes. Nosotros, dicen los neoconvergentes, no nos tiramos ventosidades en público.

Cambio de tercio. Menores acompañados. ¿Dónde están los Menas? "El Govern admite que ha 'perdido' a mil menores extranjeros", titula Crónica Global: "El Govern admite que existen en Cataluña un millar de menores extranjeros no acompañados (MENA) que escapan a su control. Así lo explica el consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por Ciudadanos, a la que ha tenido acceso Crónica Global. Se trata de un problema que el Ejecutivo catalán ha heredado de la anterior legislatura y que ha dado lugar a imágenes de adolescentes durmiendo en comisarías de los Mossos d’Esquadra o en la Ciutat de la Justícia".

A propósito de los desamparados refiere el E-notícies la última hora de la campaña Volem acollir, aquella ingente marea solidaria dispuesta a hacerse cargo de los ahogados en Grecia. De texto del referido medio: "L’ara diputat d’ERC, Ruben Wagensberg, que va impulsar el moviment Volem acollir i assegurava que “som molts i estem preparats” per rebre refugiats, no ha demanat que les famílies acollin menas davant el col·lapse viscut els darrers dies a les comissaries. Tanmateix, Wagensberg sí que ha comentat al seu compte de Twitter la caravana d’hondurenys que es dirigeixen als Estats Units o ha aprofitat la xarxa social per difondre la seva estada a Ciutat de Mèxic o Amsterdam".

Más noticias locales. La manzana de Mallorca de la Sagrada Familia no se rinde. O sea que se niegan a ser derribados y blanden un documento del año 75 del siglo pasado que demostraría que lo de las escaleras de acceso a la fachada de la Gloria se lo inventaron los discípulos de Gaudí. Escriben Blanca Cia y Clara Blanchar en El País: "Ni la tregua firmada por el patronato de la Sagrada Familia y el Gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, detiene el culebrón. La Asociación de Vecinos del barrio reveló este jueves la existencia de un documento del Ministerio de Cultura, de 1975, que asegura de forma muy categórica que el arquitecto Antoni Gaudí no proyectó la escalinata ni la plaza de acceso al templo por la calle de Mallorca. Según el escrito, fue una aportación posterior de discípulos del arquitecto. El documento vendría a negar la máxima que sostiene el patronato: que el proyecto original preveía esa gran avenida. Esa ha sido la tesis reiterada de la junta constructora para argumentar que se limitan a ejecutar el proyecto que había ideado Gaudí. Lo que sostiene ese documento podría suponer el indulto de los edificios afectados, que suman 1.200 pisos y 3.000 vecinos, una afectación que cálculos posteriores rebajaron a dos centenares de viviendas".

A 400.000 euros se ofertaban hace cuatro años algunos de los pisos afectados, provistos --eso sí-- de licencia turística.

De Expansión: David Madí es el afortunado nuevo presidente de Aigües de Catalunya.

23 de noviembre, santoral: Clemente, Felicidad, Lucrecia y Severino recluso.

¿Quiere hacer un comentario?