Menú Buscar
Primeras planas

Europa, una máquina de imprimir billetes y fabricar terroristas

La prensa de papel sigue en Bruselas. 'La Razón' alerta de la presencia en España de dos células de asesinos yihadistas. Rajoy y Puigdemont, juntos y en silencio. Iglesias y Sánchez se verán después de Semana Santa

Pablo Planas
9 min
ABC:Los asesinos eran criminales conocidos e identificados

El Mundo: Eran belgas y estaban fichados

El País: Juncker culpa a los Gobiernos de pasividad ante el terrorismo

La Razón: Estado Islámico tiene en España dos células del eje París-Bruselas

Ara: Europa fracassa en la lluita contra el terrorisme

El Periódico: De París a Bruselas

El Punt Avui: A la cacera del terrorista

La Vanguardia: Turquía deportó a uno de los terroristas y avisó del peligro

Europa es una unidad de destino en lo económico, el banco emisor de los euros y de una inabarcable colección de normas financieras de obligado incumplimiento. La UE es un chicharro, un acto fallido, un mojón descoordinado, la zona cero de la seguridad occidental. Los soldados patrullan por las calles de Bruselas mientras el presidente turco Erdogan afirma que nos lo dijo, que se veía venir, que estábamos avisados y que uno de los terroristas suicidas fue interceptado en la frontera con Siria y devuelto al seno europeo. De hecho, los asesinos son europeos, con pasaportes belgas, franceses o españoles. Hijos de la confortable Unión, beneficiarios de los agujeros negros legales, de esas normas que impiden a los policías belgas actuar a partir de las diez de la noche y hasta las cinco de la mañana, del descontrol de las mezquitas salafistas y de la propaganda "Call of Duty".

En El Mundo, Pablo R. Suanzes escribe: "Después de la tragedia, del dolor insoportable del martes, Bélgica sufrió ayer el escarnio provocado por la incompetencia. (...) El problema para los servicios de seguridad e inteligencia del país es que los principales sospechosos, los ya identificados (los hermanos Ibrahim y Khalid El Bakraoui), eran viejos conocidos de las fuerzas del orden. Durante años estuvieron fichados, pasaron por prisión y se radicalizaron ante sus ojos".

Y ahora la parte turca: "No sólo eso. El presidente turco, Recep Tayyp Erdogan, fue anoche un paso más allá y aseguro que uno de los suicidas, Ibrahim, fue detenido en 2015 en Turquía y deportado a Bélgica, tras intentar entrar en Siria. Erdogan aseguró que la embajada belga, así como las autoridades holandesas fueron informadas. Y que aun así, el hombre fue puesto en libertad. La versión turca es demoledora. "Uno de los perpetradores es una persona que fue detenida en junio de 2015 en la provincia de Gazientep y deportada", indicó Erdogan. Informamos a la embajada de Bruselas del proceso de deportación, con una nota el 14 de junio de 2015. Sin embargo los belgas lo soltaron", se lamentó el presidente, que hace apenas unos días había criticado la posición europea respecto a los grupos terroristas que operan en su país, y había advertido del peligro sobre su propio territorio de esa actitud. "Es un campo de minas", había alertado".

De la bronca de Erdogan a la de Juncker, que es la portada de El País. Claudi Pérez, corresponsal del diario en Bruselas, redacta: "Día de luto, de declaraciones altisonantes, de grandes gestos y promesas en Bruselas. E incluso de mayúsculos e inesperados reproches: el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker cargó contra los Veintiocho por su pasividad en relación con la amenaza terrorista. “El problema está ahí desde hace años. Si los Estados miembros hubieran aplicado los planes que aprobamos [tras el atentado de París, en noviembre] no estaríamos como estamos a día de hoy”, y quizá “no estaríamos ante acontecimientos tan trágicos”, dijo".

Sigue Pérez: "Juncker afeó la jugada a los Estados miembros, a los lobbies e incluso al Parlamento Europeo, en un discurso ante la prensa tan escueto como cargado de pólvora. Acompañado por el primer ministro francés, Manuel Valls, reconvino a los Veintiocho y al Consejo Europeo: “Si todos los Gobiernos hubieran aplicado las propuestas de la Comisión Europea, la situación no sería la de hoy”. El jefe del brazo Ejecutivo de la UE apuntó que Bruselas hizo una propuesta “ambiciosa” en diciembre, en relación al refuerzo de las fronteras exteriores de Europa, que se ha quedado medio varada en el Consejo, por la renuencia de los Gobiernos. Su equipo precisó que hay planes paralizados en otras áreas relacionadas con la seguridad y la lucha antiterrorista, aunque ha habido ciertos progresos. (...) Juncker reclama una “Unión de la seguridad”, a la altura de la Unión Económica y Monetaria".

En La Razón alertan del peligro en España. Firma J. M. Zuloaga: "Las Fuerzas de Seguridad investigan si dos de las células formadas por Abdelhamid Abaaoud para cometer «acciones (atentados) en el exterior», están en España, según expertos antiterroristas, consultados por LA RAZÓN. Se trata de dos de los grupos entrenados en un campamento en Siria por el citado individuo para atentar en Europa. Según los expertos, entre 10 y 15 de los combatientes eran españoles o de origen español, lo que les permite una mayor facilidad de movimientos por nuestro país. Hasta el momento, han intervenido dos células: en París, en noviembre del año pasado, y en Bruselas, el martes, con unos 15 intervinientes. Por lo tanto, hasta los 90 o 100 que salieron del citado campamento, se calcula que entre ocho y diez grupos pueden estar en países europeos, o incluso en naciones que participan activamente con la Coalición Internacional, como Canadá o Australia".

Párrafos después añade contexto: "Nuestro país, «Al Andalus» como lo llaman ellos, se ha convertido en un objetivo prioritario por la efectividad demostrada en la lucha contra el yihadismo por la Coalición Internacional y por los acuerdos que mantiene con EE UU para el uso de las bases de Rota y Morón. Piensan los islamistas que sirven de retaguardia logística para los ataques que se vienen lanzando por parte de la coalición contra sus filas. De hecho, en los últimos tres meses, los grupos yihadistas han citado a nuestro país, en forma de amenaza, al menos en 19 ocasiones, lo que supone un aumento significativo respecto a 2015, cuando en todo el año se registraron unas 23. Y se trata tanto de amenazas como de simples referencias, tanto a Al Andalus como a Ceuta y Melilla. Y si antes era Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) la que más nombraba a España, en la actualidad es Daesh quien cita a nuestro país en sus comunicados o vídeos. Eso sí, las dos primeras amenazas de este año venían de AQMI y, según pasaban las semanas, Daesh ocupaba su puesto, asegurando incluso que nuestro país «pagará muy caro la expulsión» de los musulmanes de los territorios de Al Andalus".

El resumen viene de la mano de Ignacio Camacho en el ABC: "Ven, vamos a llorar, que es tiempo, y además qué otra cosa podríamos hacer sino lo que mejor sabemos. Sin darnos cuenta nos hemos convertido en expertos del luto virtual, que viene a ser en la cultura posmoderna una evolución sentimental de la ética de la solidaridad. Qué hermosas lágrimas derramamos en las redes sociales, con qué dolorida emoción, con qué plasticidad simbólica, con cuanta elegancia moral. Si fuese verdad eso que dicen los pauloscoelhos acerca de que la energía positiva del mundo conspira a favor de nuestros buenos deseos, con la intensidad emotiva que desplegamos después de cada tragedia o de cada atentado podríamos encender una central eléctrica. Otra cosa no pondremos pero sensibilidad, toda. Ésta es la sociedad que mejor llora por las víctimas que no defiende".

La prensa de papel informa también de que Rajoy y Puigdemont se sentaron juntos en el homenaje en El Prat a las víctimas del desastre aéreo de Germanwings, que ahora se llama Eurowings. No hablaron de nada trascendente. El presidente en funciones, según El País, no parlamenta ya ni con el Rey. Pablo Iglesias y Pedro Sánchez se han citado para el próximo miércoles con el propósito de hallar una vía para desalojar a Rajoy de La Moncloa. Parón de Semana Santa.

24 de marzo, Jueves Santo: Agapito, Berta, Catalina de Suecia, Dionisio y Timoteo.