Menú Buscar
Primeras planas

El "catalán psico" (Rufián) cobra el paro y el gran debate nulo

La doble de Rajoy para escenas de riesgo cumple, pero Rivera desbarata su estrategia con la corrupción. Pablo Iglesias se crece en los platós. El candidato de ERC cobra el paro

Pablo Planas
10 min
ABC:La oposición derrota al chavismo y planea desmontar el régimen

El Mundo: El debate a cuatro muestra la pujanza de los emergentes

El País: La oposición promete gestionar con cautela el fin del chavismo

La Razón: Santamaría exhibe economía frente al ataque del "tripartito" por la corrupción

Ara: Clatellada al chavisme

El Periódico: Bofetada al chavismo

El Punt Avui: Escac al chavisme

La Vanguardia: PP y PSOE plantan cara a la nueva política en el debate

Nueva y vieja política. Debiera aclararse de qué hablamos cuando hablamos de amor, según Carver. La CUP o Podemos estarían en la vieja política, las asambleas, las escisiones de troskos y maoístas, el método dialéctico y la conspiración sinuosa. Eso es tan nuevo como las sopas de ajo. Entre Cánovas y Sagasta están PP y PSOE. La nueva política no lleva corbata. Apariencias. Todo es política desde el "zoon polítikón". Homo faber, homo ludens y animales políticos.

La balanza oscila entre los sondeos y los platós. La telecracia ilustra las portadas del día. Gran debate a cuatro en Atresmedia. Pedro Sánchez, Albert Rivera, Pablo Iglesias y en lugar de Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría. El registrador es elocuente en privado, cachazudo y socarrón. Virtudes en el cara a cara y defectos en un combate de pressing catch con un montón de cernícalos sobre el ring. Doce días para el 20-D. Toda una vida por delante. Los debates, en el conteo de los jueces, siempre acaban en combate nulo.

Lucía Méndez, en El Mundo, resume en su análisis el tono del encuentro: "Hay que desengañarse. Los nuevos políticos son máquinas televisivas. Ayer volvieron a demostrarlo en el espectáculo de debate organizado por Atresmedia. Albert Rivera sacó la portada de EL MUNDO con los sobresueldos y Pablo Iglesias enseñó un papel con los nombres de los políticos del PSOE y del PP que se han puesto las botas en los consejos de administración. Además de sacar todos los nombres de la corrupción. Fue el momento de oro del espectáculo. Lo interesante habría sido ver la cara que puso en ese momento Mariano Rajoy en su sofá de Doñana. Lo que sí pudieron ver los espectadores fue el gesto estupefacto de la vicepresidenta del Gobierno. Es obvio que no se esperaba ni de lejos esos golpes de efecto sacándole los colores por la corrupción. La vicepresidenta no supo salir de ese atolladero y Albert Rivera ganó el asalto decisivo de la corrupción".

En La Razón, periódico que alerta día sí y al siguiente también de un tripartito que podría descabalgar a Rajoy de La Moncloa, destaca la crónica de Carmen Morodo: "El que gobierna es siempre el que más tiene que perder, y por eso es el que se quiere exponer menos. La representante de Mariano Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, optó por utilizar como arma su experiencia. Su perfil, mujer, de una edad similar a los demás, con experiencia de gobierno, le facilitó enfrentarse a sus rivales políticos. Y su argumento central fue que el PP representa la seguridad, la seriedad y la estabilidad, en coherencia con el eslogan del PP «España en serio». Su defensa de los ataques por la ausencia de Rajoy fue que el PP es un equipo y un proyecto compacto, no un proyecto personalista. Traía los datos aprendidos y se fajó en defender las cifras, como las de creación de empleo, 600.000 puestos de trabajo en este año, las reformas y las políticas en apoyo del crecimiento que lleva su partido en su programa".

La periodista del diario inserto en el grupo Atresmedia tiene el detalle de dejarnos un telegrama con las cuatro frases clave:

Sáenz de Santamaría

«Cómo se nota que no estaban aquí hace cuatro años. Hablar es muy fácil, gobernar muy difícil»

Pedro Sánchez

«Ciudadanos busca el despido libre con el contrato único. Insisto en derogar la reforma laboral»

Albert Rivera

«No voy a estar ni en el proyecto de Rajoy ni el de Sánchez. Vamos a debatir quién gana. Salgo a ganar y a formar gobierno»

Pablo Iglesias

«Rajoy nos estará viendo desde Doñana. Es una pena que no nos acompañe, pero seguro que le va a interesar».

Arcadi Espada en su columna de El Mundo analiza la imagen de la "doble" de Rajoy para las escenas arriesgadas: "Las razones del prestigio político de la vicepresidenta, que han incluido, cíclicamente, la posibilidad de que sustituya a Rajoy son uno de los graves misterios de la legislatura. Y, aunque ayudan, no acaban de despejar la incógnita dos de sus características personales. La primera es que ha trabajado con amabilidad la prensa. (...) La segunda característica es que la vicepresidenta es una de esas mujeres que según el mainstream feminista no actúa como un hombre, y eso confiere una plusvalía de protección, cada vez más ligera pero aún perceptible (...) Los blindajes, sin embargo, no acaban de explicar la distancia entre los hechos conocidos y el prestigio acumulado. Pasa por mi cabeza la legislatura y no encuentro una estrategia exitosa que haya llevado su autoría o una idea política clave que pueda identificarse con ella. Ni una frase encuentro, para qué vamos a engañarnos. Por el contrario, el catálogo de errores del gobierno la apunta directamente. Ni una política de comunicación eficaz ni una coordinación fluida entre los ministros ni la firmeza jurídica y política ante la actividad del gobierno desleal de Cataluña pueden contarse entre sus éxitos. Es más: el único éxito objetivable, indiscutible, del gobierno Rajoy y el que le va a dar la victoria electoral, es una gestión económica de una brillante obediencia. Un éxito que no roza a la vicepresidenta, y ministra y portavoz, más que de un modo obviamente sindicado".

En Cataluña, Francesc Homs sigue con su campaña. Tiene más periodistas detrás que público en sus actos. Y ha dado en arremeter contra la CUP. Ahora va a resultar que quien no quiere pactar es CDC. Miquel Roca, en su colaboración de La Vanguardia, afirma que no merece la pena arrastrarse mientras que Homs reprocha a la CUP su cercanía con el chavismo. Ojo al piojo. También en La Vanguardia nos enteramos, gracias a una entrevista de Ima Sanchís, de que el candidato de ERC, Gabriel Rufián, está en paro. Jugosa descripción del personaje: "Suspicaz, se defiende ante preguntas inocentes y no tiene mucha cintura. No serviría para diplomático, es pragmático e idealista, y está convencido de que el proceso catalán es un paso para cambiar la sociedad y el mundo. Es joven, tiene la edad de Cristo".

Sanchís no sólo aborda el asunto del subsidio y la falta de cintura, sino el episodio de la reunión de Súmate en la que Rufián hizo de robocop de Eduardo Reyes, el ilustre diputado de JxS. Respuesta: "Fue una reunión multitudinaria en la que se debatían temas complicados. Súmate es la plataforma más transversal de todas y eso comporta circunstancias de todo tipo. Estábamos hablando de un relevo y hubo discusiones, pero no llegamos a las manos".

Añade la periodista: "Desde entonces le llama el Catalán Psico por ir de dialogante y luego amenazar con los puños".

"No lo sabía, ja, ja, ja, pero según de qué medios venga, la noticia es que no hay noticia", responde Rufián.

Razonamientos catalanistas. El director de El Punt Avui, Xevi Xirgu, dice que los españoles estamos pirados: "A Espanya estan histèrics. Escoltin vostès qualsevol dels informatius d'aquests dies i fixin-se en les informacions de la campanya electoral. Ara ja no estan en el “Rajoy, sí o Rajoy, no” ni en el “Rajoy o Sánchez”. Hi ha una mena d'histèria col·lectiva perquè han fet sumes i restes i, és clar, se'ls ha acabat el bipartidisme. Hi ha com a mínim dos líders polítics més en condicions de ser presidents de govern en funció de les sumes posteriors al 20-D. I això els esvera. Tots els tertulians estan fent càbales de qui sumarà amb qui i si serà o no per fer fora aquest o l'altre. No hi estaven acostumats, a aquesta mena de xarampió que resulta que es diu democràcia i que a vegades t'impedeix passar la piconadora. En el fons ho troben un escàndol, els espanyols, això que se'ls acabi el bipartidisme. Tants anys vivint entre el PP i el PSOE, o entre el PSOE i el PP, amb una majoria absoluta ara sí, ara no, i ara resulta que se'ls acaba".

8 de diciembre, Inmaculada Concepción.