Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Cataluña sopesa un encierro de 15 días y cinco regiones cerradas

Se dispara el número de contagios e ingresos hospitalarios. Expertos de la Generalitat abogan por una reclusión total de dos semanas. Caída en desgracia de Eduard Pujol por presunto acoso sexual

16 min

La España del norte se recluye y adopta severas medidas de control social. Comunidades con una incidencia relativamente baja, como Asturias, decretan un confinamiento perimetral. Nadie puede entrar ni salir salvo causa justificada. Faltan dos minutos para que la serie The Walking Dead se quede obsoleta. En Cataluña, los expertos debaten sobre la necesidad de endurecer las providencias sociales. En Madrid, Pedro Sánchez pide que no se llame toque de queda al toque de queda sino restricción de la movilidad nocturna. Ese es el panorama.

Aumentan los contagios, las muertes y los ingresos en los hospitales. El frío propulsa el coronavirus, que muta y aumenta su carga viral. Los hospitales se preparan para lo peor, según una nota de Guillermo Ortiz en El Español en la que habla directamente de "pánico". "Los enfermos ingresados crecen un 23% y lo peor aún no ha llegado" sostiene el autor de un texto que arranca así: "Un nuevo lunes negro en toda España salvo Madrid. Cuando le toque también a Madrid, a ver dónde nos metemos. Sanidad incluye 52.188 nuevos casos en tres días y la media semanal supera los 15.000 diarios, con picos que superan los 20.000 entre semana. La incidencia acumulada de 7 días supera ya los 200 casos por 100.000 habitantes y la de 14 días pasa de los 410; es decir, uno de cada doscientos cincuenta españoles ha dado positivo en un test de coronavirus en las últimas dos semanas".

Y: "La positividad sube al 13,1% desde el 12,2% del viernes y mirar el cuadro europeo, teniendo en cuenta que la mayoría tomaron hace dos semanas las medidas que empezamos a tomar nosotros ahora, da miedo: Bélgica y Chequia están por encima de los 1.300 casos, Holanda supera los 650 y Francia llega justo a los 600. En ninguno de estos países se aprecia tendencia a la baja".

Dadas las circunstancias estadísticas más los temores y prevenciones cinco regiones han decidido confinarse, según la apertura de El País. Del texto de portada: "A Navarra y La Rioja se sumaron ayer Aragón, Asturias y el País Vasco. En este último caso, el Gobierno de Iñigo Urkullu prohíbe también las entradas o salidas no justificadas de todos los municipios. El estado de alarma a la carta decretado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez se aplicará así de forma desigual. Estas cinco comunidades suman 5,5 millones de habitantes. (...) Entretanto, el ritmo de contagios está evolucionando de forma “rápida y aguda”, según el director de Emergencias, Fernando Simón. Sanidad registró de viernes a domingo 52.188 nuevos casos, cifra récord que supera en un 37% a la del fin de semana anterior".

Portada de 'El País' del 27 de octubre de 2020 / KIOSKO. NET
Portada de 'El País' del 27 de octubre de 2020 / KIOSKO. NET

Continúa el texto líneas después: "El estado de alarma a la carta por el que el Gobierno ha optado ante la incontenible evolución del coronavirus, con hasta 700 fallecidos semanales, ha llevado la cogobernanza a su máxima expresión. Pero al mismo tiempo ha provocado respuestas muy diferentes para frenar la enfermedad. Casi tantas como las 17 comunidades. “Es la España que nos hemos dado”, resumía ayer un responsable territorial tirando de ironía".

Y en esa España, Cataluña brilla con luz propia, como no podía ser menos. Si en el resto del territorio nacional les vale con una taza, aquí dan dos. Los expertos de la Generalitat sopesan un confinamiento total durante quince días, según informa Ana Macpherson en La Vanguardia: "Dos semanas de confinamiento en casa salvo para ir a la escuela y a los trabajos considerados esenciales es la propuesta que la Generalitat tiene sobre la mesa por parte de los expertos de Salut Pública. Dos semanas de choque para intentar frenar el contagio con mayor eficacia, ya que el crecimiento de la Covid-19 ha saltado por encima de todas las barreras que se han ido poniendo hasta ahora, incluyendo la reducción de contacto social que supone no tener bares ni restaurantes y las recomendaciones de hacer en lo posible teletrabajo y de no salir".

Sigue Macpherson: "Primero tendría que ser aceptada la decisión en el seno del Govern de la Generalitat, que no parece tan fácil ante las voces discrepantes que se hacen oír en apenas horas. Y luego habría que presentar la decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya ya que el decreto del estado de alarma no incluye el confinamiento, solo el perimetral. La otra opción a discutir sería el confinamiento de fin de semana –que tampoco está entre las opciones del estado de alarma– y quizás aumentar las clases telemáticas en el bachillerato. (...) Los defensores de un confinamiento corto y contundente dentro de Salut Pública, en línea con el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), creen que esa medida hay que tomarla ya, el jueves como fecha límite, ante el ritmo de crecimiento de casos. Ayer el índice de reproducción ya subió a 1,53 (cada dos contagiados infectan a más de tres). Y en los servicios de urgencias la proporción de casos positivos al coronavirus ya es del 20%. Todos los hospitales, especialmente los que atienden a ciudades con tasas disparadas, como Figueres, Salt, Manlleu, Martorell o Tortosa, están más que agobiados intentando atender aún a sus enfermos no Covid-19 y algunos están desprogramando cirugías".

Mientras tanto y en relación a la duración del estado de alarma, en El Diario recurren a los expertos, quienes "alertan de que situar la Navidad como horizonte repite el error de la desescalada exprés del verano". La información es de Marta Borraz y Raúl Rejón: "Los epidemiólogos insisten en que la idea de "salvar la campaña navideña" manejada para pedir que se acorte el estado de alarma no puede guiar la gestión de la pandemia: "Pensar que va a estar controlado entonces es un sueño". Todavía no se ha aprobado ninguna prórroga, pero ya hay prisa por levantar el estado de alarma. A pesar de que los epidemiólogos insisten en que "nadie sabe cómo vamos a estar en diciembre", ya hay voces que exigen limitar al máximo la duración del estado de alarma contra la Covid-19 para "salvar la campaña de Navidad"".Sigue la pieza: ""La duración del estado de alarma responde más a razones legales o políticas que científicas. Eso está claro", explica el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública, Fernando Rodríguez Artalejo, que calcula que la epidemia "va a durar". "Creo que hasta verano, como pronto, no vamos a estar fuera de la situación pandémica. Aunque tengamos la vacuna en diciembre o enero, hay que ver lo eficaz que es, cómo administrarla... y todo eso no tiene mucho que ver con lo que dure el estado de alarma". La epidemióloga Pilar Serrano Gallardo entiende que "los seis meses no es nada exagerado porque desde el punto de vista epidemiológico pensar que esto va a estar controlado en Navidad es un sueño: no acompañan la climatología ni la incertidumbre sobre cómo se van a traducir las medidas del consejo interterritorial". (...) "Que no nos entre el frenesí navideño como nos entró el frenesí del verano", resume el ex director de Acción Sanitaria de la OMS, Daniel López Acuña".

El Gobierno ya tiene presupuestos. Sánchez ha conseguido el visto bueno de Pablo Iglesias al asunto de la regulación oficial de los alquileres, que se abordará de aquí en cuatro meses. El Mundo da cera con el siguiente titular: "El Gobierno aprueba hoy la única subida de impuestos de la UE con la mitad ya comprometida para funcionarios y pensionistas". El sumario desglosa así los números: "Los Presupuestos incluye un endurecimiento fiscal por valor de 6.000 millones mientras que la subida del 0,9% que se aplicará a funcionarios y pensionistas costará 3.000 millones". Escriben Daniel Viaña y Raúl Piña: "El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su portavoz y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quieren aprobar en el Consejo de Ministros de hoy el anteproyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021. Y con este texto, y a pesar del órdago que ayer por la tarde lanzó Podemos, una subida de impuestos que va en la dirección contraria a lo que están aplicando el resto de grandes potencias económicas europeas. De hecho, España es la única gran economía que apuesta por un endurecimiento fiscal en plena crisis desatada por la pandemia".

Portada de 'El Mundo' del 27 de octubre de 2020 / KIOSKO. NET
Portada de 'El Mundo' del 27 de octubre de 2020 / KIOSKO. NET

Sigue: ""España es una excepción entre las economías más desarrolladas de la Eurozona, puesto que el futuro del sistema tributario a corto y medio plazo parece enfocado a la posibilidad de seguir aumentando la recaudación obtenida de empresas y familias, tal y como reflejan las medidas anunciadas para los Presupuestos Generales del Estado de 2021, y para años sucesivos, así como anuncios, casi diarios, de creación de nuevos impuestos o de incremento de los existentes", advertía ayer el Instituto de Estudios Económicos (IEE). Se refieren en el think tank de la patronal CEOE a medidas como el incremento del IVA a las bebidas azucaradas, con el que el Ejecutivo quiere ingresar 340 millones en 2021, o el impuesto sobre los envases de plástico que Haciende prevé que aporte casi 500 millones. Ambas medidas, sostiene el Gobierno, no tienen afán recaudatorio y sí el de mejorar los hábitos de consumo y el cuidado del medio ambiente, aunque no es menos cierto que aportarán más de 800 millones de manera conjunta".

Cataluña. Pere Aragonès, "el niño con barba" que dice Ramón de España, se puso ayer estupendo con Ursula Von der Layen en la reunión de presidentes de taifas. El vicepresidente que no puede ser presidente por respeto al amigo Torra reivindicó el referéndum y la autonomía financiera para gestionar como les rote a personajes como Tremosa los fondos europeos. Sembrado estuvo el joven propulsor de la campaña "Espanya ens roba".

Auge y caída de Eduard Pujol, el hombre que veía espías en patinete. Dos denuncias por acoso sexual han acabado con la carrera política del periodista deportivo que dirigió RAC1. De la pieza de Gemma Aguilera en El Món: "En roda de premsa al Parlament, la vicepresidenta del partit, Elsa Artadi, ha anunciat que la decisió s'ha pres després que el partit ha tingut coneixement de diversos casos. Les denúncies, tal i com han confirmat fonts del partit a El Món, van arribar al partit fa uns dies, "nosaltres hem escoltat i hem actuat com pensem que calia fer per protegir les víctimes. No ens toca jutjar, ens toca protegir", han assenyalat aquestes fonts. De fet, aquestes fonts recorden que en el cas de la violència de gènere, "són els acusats els que han de demonstrar que són innocents, i no la víctima demostrar que té raó"".

O sea que aquello de que cualquiera es inocente hasta que se demuestre lo contrario es historia. Nadie le ha echado un capote de Pujol, de quien JxCat se ha desembarazado sin problemas y diríase que hasta con alivio.

Para terminar, algaradas. Suma de independentismo y negacionismo. De El Nacional: "Centenares de personas contrarias a las medidas restrictivas para frenar la pandemia de la Covid-19 han formado barricadas, han lanzado objetos incendiarios a los Mossos y han quemado contenedores en el centro de Barcelona este lunes por la noche. Todo ello, después de una manifestación convocada por la izquierda independentista que de las ocho a las nueve de la noche ha transcurrido entre plaza Sant Jaume y el parque de la Ciutadella. En este trayecto, que reunía inicialmente a unas 200 personas, se han sumado unos cuantos centenares más de varias ideologías, en algún caso negacionistas de la infección".

27 de octubre, santoral: Bartolomé de Bregantia, Cristeta de Talavera, Frumencio de Etiopía, Namancio de Avernia y Sabina y Vicente de Talavera.