Menú Buscar
El presidente Quim Torra y el consejero de Interior Miquel Buch, rodeado de diputados y del resto de miembros del Govern, ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña / CG

El triste paseíllo de Torra y el Govern independentista ante la Justicia

Ni una estelada hizo acto de presencia en el desfile de cargos secesionistas que acompañó al consejero de Interior Buch, investigado por el 1-O, ante el TSJC

06.11.2018 10:22 h.
4 min

El paseo Lluís Companys de Barcelona, escenario de asedios a la Justicia y movilizaciones independentistas, lucía vacío esta mañana. Solo la presencia de medios de comunicación rompía la normalidad en los alrededores de la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que había citado a declarar al consejero de Interior, Miquel Buch, y a la expresidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Neus Lloveras, en calidad de investigados. Ni una estelada. Solo una pequeña y solitaria pancarta de los trabajadores del departamento de Interior, que habían acudido a apoyar a su jefe.

Ni la presencia del presidente Quim Torra y del resto de miembros de su Govern, anunciada ayer institucionalmente, logró que la ciudadanía secesionista se concentrara ante el Palacio de Justicia. Solo acudieron diputados, altos cargos y consejeros.

El paseíllo, que transcurrió entre la avenida Pujades y el edificio judicial, fue tan discreto como gris. Hubo aplausos y gritos de reafirmación independentista. Y poco más. Si Torra y los suyos pretendían que, de nuevo, la calle se movilizara contra el “Estado opresor”, erró. Su soledad evidenció que no se puede mantener la agitación al cien por ciento, como se pretende hasta llegar a los juicios del 1-O. Incluso cuando declara, por primera vez como imputado, un miembro del ejecutivo de Torra.

Atrás queda el baño de masas del expresidente Artur Mas y otros exconsejeros cuando hicieron el mismo recorrido para declarar por la consulta del 9N. Entonces sí que pudo verse un paseo abarrotado de estelades y manifestantes.

"No toleraremos más la represión. Se deben terminar los desfiles injustos de gente honesta y demócrata ante los tribunales. Lamentamos constatar que, a pesar del cambio de gobierno en España, la represión sigue en Cataluña. La represión del PP contra alcaldes y consejeros continúa ahora de la mano del PSOE. Es un hecho lamentable y pedimos que se detenga, que ya es suficiente", declaró a los medios Albert Batet, alcalde de Valls y portavoz parlamentario de Junts per Catalunya.

tsjc paseo

Los alrededores del Palacio de Justicia poco antes de la llegada de la comitiva del Govern que acompañó a Miquel Buch a declarar

Miquel Buch aparece en la querella que la Fiscalía presentó ante el TSJC por instar a los alcaldes a la desobediencia cuando era presidente de la Asociación Catalana de Municipios (ACM). En su auto de admisión a trámite, el tribunal catalán aludía a las tres cartas que los imputados enviaron a sus asociados en las que se informa de la aprobación de la ley del referéndum. Buch y Lloveras pedían la inmediata adhesión de los alcaldes y su compromiso para la cesión de locales para votar en esa consulta ilegal. Una de esas misivas incluía el formulario de adhesión. En otra de ellas se especifica el inicio de la campaña electoral y qué propaganda han de difundir.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información