Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en una comparecencia pública anterior / EP

La oposición ve "electoralista" y "cosmético" el intento de Colau con el tranvía

Ciudadanos cree que Barcelona en Comú busca "tapar" su fracaso en gestión; el PSC recuerda que a la alcaldesa le faltan votos y el PP se pregunta por el coste y alternativas

04.01.2019 14:40 h.
6 min

La oposición municipal en Barcelona ha verbalizado sus dudas y ha tildado de "electoralista" el nuevo intento de la alcaldesa Ada Colau de aprobar el proyecto de unión de los tranvías por la avenida Diagonal. Ciudadanos ha opinado que la primera edil busca "tapar el fracaso" de su gestión con el anuncio hecho hoy; el PSC ha recordado la falta de consenso y las promesas incumplidas y el PP se ha preguntado por el coste --un mínimo de 150 millones-- y la razón por la cual el gobierno de Barcelona en Comú (BComú) no ha impulsado alternativas de transporte público.

La presidenta del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías, ha señalado que el anuncio realizado hoy por la teniente de alcalde de Urbanismo y Ecología, Janet Sanz, sirve para "tapar el fracaso" y para ver "si le sirve para salvar la papeleta" al Ejecutivo local. Según Mejías, la inclusión de una pregunta sobre este transporte en el Barómetro Municipal del Ayuntamiento de Barcelona "no responde al interés ciudadano, sino al del gobierno".

"Sin consenso técnico, económico ni político"

Ha continuado la electa del partido naranja en el consistorio que Ciudadanos "apoya el impulso del transporte público, pero con rigor y no en base a intereses electorales". En opinión de Mejías, el hecho de que el equipo de Colau vuelva a llevar al pleno la unión del Trambaix y el Trambesòs por la avenida Diagonal --cuando ya fue tumbado en abril-- "no responde a una preocupación ciudadana sobre el tema, si no a un interés concreto del gobierno municipal". A este respecto, ha defendido Mejías que el proyecto de conexión del transporte en superficie "no cuenta con consenso económico, pues los comerciantes de la Diagonal se oponen, ni con el técnico, pues no se sabe quién ni cómo gestionará el servicio, ni con el político, pues las conclusiones de la comisión de estudio no se llevaron al pleno para someterlas a votación".

Imagen del Trambesòs en la plaza de les Glòries / AjBCN

Imagen del Trambesòs en la plaza de les Glòries / AjBCN

Por su parte, el jefe del grupo municipal socialista en el segundo mayor consistorio de España, Jaume Collboni, ha recordado que "el PSC siempre ha creído que conectar el tranvía es necesario para la Barcelona metropolitana". No obstante, el edil socialista ha afeado a Ada Colau que vuelva a llevar al pleno la cuestión "sin contar con los votos necesarios". En su opinión, "tanta política cosmética cansa y no transforma la ciudad". En un tono más irónico, Collboni ha tildado la unión de los tranvías como Un Tranvía llamado deseo, ya que Barcelona en Comú (BComú) prometió aprobar y licitar el proyecto ejecutivo en los 100 primeros días de mandato "y sigue en vía muerta".

"Ni la L9 se ha acabado ni el D30 pasa por la Diagonal"

Por su parte, el presidente del grupo popular en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha hecho hincapié en que los populares "son favorables a la conexión del tranvía, pero cuestionan que ésta se haga por la Diagonal". Ha agregado el electo que también pone en duda "esta unión de tranvías, teniendo en cuenta que no se ha acabado la Línea 9 del Metro, y no entra en servicio la línea de autobús D30 por la misma arteria". A este argumento ha añadido el líder popular el hecho de que "Colau esté dispuesta a pagar el coste de la infraestructura, de 150 millones de euros, cuando compete a la Generalitat de Cataluña".

Las reacciones de la oposición han llegado después de la teniente de alcalde de Ecología y Urbanismo, Janet Sanz, anunciara hoy que BComú llevará al pleno de enero la conexión del tranvía por la avenida Diagonal. Lo ha anunciado Sanz justificándose en el "apoyo" de los vecinos de Barcelona a esta obra pública, según el último Barómetro municipal, publicado ayer. No obstante, ha soslayado la electa de BComú que la coalición prometió no volver a tratar el tema en este mandato tras perder la misma votación en abril de 2018. Asimismo, ha admitido que no cuenta con los votos necesarios para aprobarlo, como ya ocurrió el año pasado.