Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra / EUROPA PRESS

Torra carga contra la democracia española en la toma de posesión de los nuevos 'consellers'

Según el presidente de la Generalitat, el Estado tiene "fuertes carencias democráticas" y "pone la unidad de la patria por delante de los derechos civiles"

6 min

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha insistido en sus críticas a la democracia española en la toma de posesión del economista Ramon Tremosa y el abogado Miquel Samper como nuevos consejeros de Empresa y Conocimiento e Interior del Govern independentista.

El dirigente de JxCat ha agradecido los servicios prestados a sus antecesores en el cargo Àngels Chacón y Miquel Buch, así como a la consellera de Cultura, Mariàngela Vilallonga, horas después de haberlos cesado en sus puestos. De ellos ha destacado que aceptaran "un encargo difícil en un periodo incómodo" y que dedicaran su tiempo a "levantar Cataluña de las cenizas del 155", a su modo de ver.

España, con "fuertes carencias democráticas"

"Han conducido sus departamentos y equipos en medio de muchos obstáculos, propios de un gobierno independentista en un Estado español con fuertes carencias democráticas que pone la unidad de la patria por delante de los derechos civiles y fundamentales", ha sostenido el presidente autonómico mejor pagado de España, con un salario de 153.000 euros anuales.

El mandatario posconvergente ha subrayado el servicio al "país" de los consellers que acaba de destituir, así como su dedicación "para levantarlo" tras los meses de intervención del gobierno autonómico por parte del Estado a raíz de la declaración unilateral de independencia de 2017. Un camino que, según él, les tiene que llevar a construir "la República Catalana".

Atribuye sus cambios al coronavirus

Torra, asimismo, dice ser consciente de la incertidumbre que planea sobre su futuro como presidente de la Generalitat --podría ser inhabilitado en dos semanas por el Tribunal Supremo debido a un delito de desobediencia--, algo que no le preocupa porque, en su opinión, está rodeado de "personas muy valiosas y de una magnífica competencia y talento". "Lo importante es la determinación colectiva y el compromiso", ha añadido.

El dirigente de JxCat ha atribuido la remodelación de su Govern a la gestión de la pandemia de coronavirus, a pesar de que tanto la oposición como sus socios de ERC consideran estos cambios una consecuencia del enfrentamiento interno posconvergente y la división entre el PDECat y JxCat.

Toma de posesión sin citar la Constitución 

Torra ha asegurado que estos tres departamentos "tendrán un papel determinante en los próximos meses" --sus diferencias con Buch en Interior fueron notorias por la labor de los Mossos ante determinados grupos independentistas-- y por ello ha "decidido reforzarlos". "Asumo el compromiso de poner al frente de cada lugar a las personas que sé que pueden ofrecer un mejor resultado. No me mueve ningún otro objetivo, no tengo otro interés que este", ha sostenido.

Samper y Tremosa han prometido sus cargos con una fórmula sin referencias a la Constitución española, mientras que Àngels Ponsa, que sustituirá a Vilallonga al frente de Cultura, tomará posesión el próximo martes.

Más críticas a España

Instantes después del breve acto de posesión de los consejeros posconvergentes, Torra ha vuelto a insistir en sus críticas a España, país donde, según ha afirmado el presidente de la Generalitat, "la libertad de expresión está amenazada" y ha instado a "no doblegarse nunca ante los que quieren prohibir la libre expresión de las ideas y los pensamientos".

Así se ha expresado el mandatario de JxCat durante su intervención en la entrega del Premio Internacional Catalunya al escritor keniano y activista en favor de la igualdad de las lenguas Ngugi wa Thiong'o, encarcelado en los años 70 por escribir una obra de teatro en su lengua materna, el gikuyu.

Torra ha llegado a comparar su caso con el de España, sosteniendo que "la conculcación de la libertad de expresión y de opinión política no es un caso aislado y circunscrito al África poscolonial".

"Arma contra el supremacismo"

"A día de hoy, en el llamado primer mundo, en el Estado español vemos como la libertad de expresión está amenazada. Entidades y personas han tenido que exiliarse por defender la libertad de expresión, por escribir una canción", ha dicho.

El presidente de la Generalitat, autor de numerosos artículos y tuits hispanófobos y supremacistas antes de acceder al cargo, ha tomado como referencia el libro "Descolonizar la mente" de Thiong'o para reivindicar el uso de las lenguas maternas "como un arma contra el supremacismo de las culturas dominantes, tanto en África como en el resto del mundo".