Menú Buscar
Cartel de las entidades independentistas a favor de la libertad de los políticos encarcelados / EFE

El Supremo pide a Interior que traslade a Madrid a los presos del 'procés' antes de febrero

Marchena pide al ministro que realice las gestiones oportunas para asegurar que estén a disposición de la Sala que juzgará los hechos

10.01.2019 12:47 h.
2 min

El presidente de la Sala Segunda del Supremo, Manuel Marchena, ha solicitado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que "adopte las decisiones" oportunas para trasladar a los nueve presos del procés a Madrid para garantizar su presencia ante el tribunal la última semana de enero.

Marchena quiere evitar con este medida que se retrase el inicio del juicio. Así, aunque todavía no hay fecha para celebrar la vista oral, ha dirigido un oficio a Marlaska para que los nueve políticos catalanes en prisión estén a disposición del Alto tribunal la útltima semana de este mes.

Nueve de los doce

Esta solicitud afecta a nueve de los doce acusados por el proceso independentista catalán, que se encuentran en prisiones del territorio, que fueron trasladados desde cárceles de la capital de España el pasado julio. 

El exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras, el exlíder de ANC Jordi Sànchez; el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; y los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Joaquim Forn se encuentran actualmente en la prisión de Lledoners. Mientras que  la expresidenta del Parlament Carme Forcadell está en Mas d'Enric y la exconsellera Dolors Bassa en Puig de les Basses, en Figueres.

Juicio oral 

Marchena recuerda que la causa se encuentra en un momento procesal en el que ya se han presentado los escritos de acusación y está a punto de vencer el plazo de presentación de los de las defensas, de forma que el juicio, cuya fecha está próxima a fijarse, será dentro de unas semanas.

El auto, que no especifica los centro penitenciarios a los que serán trasladados los encarcelados, deberá realizarse en condiciones que respeten la dignidad de los presos y su derecho a un "proceso sin dilaciones indebidas".