Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Miquel Sàmper, durante su entrevista en Catalunya Ràdio / CR

Sàmper pide empatía con el Govern a los restauradores

El consejero de Interior ha confirmado que se estudian nuevas formas de restricción territorial, dado que los datos que se manejan "son controlables"

3 min

El consejero de Interior en funciones, Miquel Sàmper, ha pedido en una entrevista en Catalunya Ràdio “empatía” a los restauradores con las decisiones que adopta el Govern. El sector pide de forma insistente que se alivien las restricciones que les afectan, dado que, de no ser así, se agravará seriamente la situación de muchas empresas.

Esta afirmación llega después de que TV3 haya avanzado que la Generalitat prorrogará las restricciones vigentes, una situación que Sàmper no ha querido confirmar, debido a que los implicados en la decisión se han comprometido “a no avanzarla hasta que se anuncie”. Sin embargo, ha asegurado que se estudian nuevas formas de limitación territorial, pero que se aprobarán cuando el Govern tenga claro que es posible, “para no generar incertidumbre”.

12% de sanciones cobradas

El titular de Interior ha informado de que según los datos que le constan, un 12% de las sanciones por incumplir las restricciones que gestionan Interior y Salud ya han sido cobradas. En este sentido, ha explicado que las multas tienen un periodo de prescripción y es por esta razón que se contrataron a una “gran cantidad de administrativos. Sin embargo, se va lento en la tramitación “porque hay muchas”.

A pesar de ello, el consejero ha felicitado a la ciudadana, porque, en general “se están cumpliendo las restricciones” y solo una minoría se la salta. En este sentido, el buen comportamiento de la población es lo que ha permitido que, a parte de las ucis, los datos de que se manejan “sean controlables”, dado que se pensaba que tras la Semana Santa habría una “subida vertical” de los indicadores epidemiológicos.

Aval judicial

Sobre la decisión de no prorrogar el estado de alarma tras el 9 de mayo, ha afirmado que el “no lo habría anunciado un mes antes”, dado que se debería haber observado cual era la evolución de la pandemia y, según se viera, “anunciarlo”.

En este sentido, el titular se ha mostrado preocupado por el hecho de que, tras el fin de la medida, se volverá a la situación del verano pasado, porque “el TSJ deberá ratificar todas las medidas que tomemos”. Sàmper ha querido agradecer la celeridad con la que el tribunal analizaba las resoluciones del Ejecutivo “porque las anunciábamos y en 24 horas se pronunciaban”.