Menú Buscar
Quim Torra, presidente de la Generalitat, en su conferencia en la Universidad de Stanford (EEUU) / Govern.cat

Rapapolvo del cónsul español a Torra en Estados Unidos

El 'president' recibe un revés en la Universidad de Stanford por parte de Diego Muñiz, representante en San Francisco, que le ha recordado que el "diálogo debe encauzarse dentro de la Constitución"

15.01.2019 08:53 h.
4 min

Quim Torra no gana para disgustos en EEUU. El presidente de la Generalitat de Cataluña ha recibido esta madrugada un rapapolvo en la Universidad de Stanford, en Palo Alto (Estados Unidos), donde pronunciaba una conferencia sobre la crisis catalana invitado por el Instituto Martin Luther King.

El cónsul general del Ministerio de Asuntos Exteriores en San Francisco, Diego Muñiz Lovelace, ha leído la cartilla al president durante su alocución, en la que el también exactivista independentista ha desgranado el discurso habitual sobre la secesión: mediación internacional, autodeterminación y presión sobre el Gobierno. Ante estas afirmaciones, el representante diplomático ha respondido al jefe del Ejecutivo autonómico, dando pie a un intenso debate entre ambos.

"Diálogo sí, pero dentro de la Constitución"

Muñiz Lovelace ha contestado a Torra que el Gobierno "ha manifestado en varias ocasiones su voluntad de dialogar, pero siempre dentro de los límites de la Constitución". El también legado diplomático ha emplazado al representante del Govern a "respetar las leyes" y ha recordado que el ordenamiento jurídico nacional "no contempla la posibilidad de un referéndum de independencia". Asimismo, Muñiz ha hecho hincapié en que la legislación nacional encumbra la "unidad de España" como principio innegociable.

Quim Torra, en la Universidad de Stanford en Palo Alto (Estados Unidos) / EFE

Quim Torra, en la Universidad de Stanford en Palo Alto (Estados Unidos) / EFE

Por su parte, Torra ha presentado los argumentos habituales de los secesionistas. Ha pedido ayuda a Estados Unidos para "forzar al Gobierno hasta la mesa de negociación" ya que, bajo su punto de vista, el "establishment nacional" bloquea esa posibilidad. Desafiante ante el cónsul, Torra ha anunciado que "el pueblo catalán puede cambiar las cosas y lo hará. De hecho, ya lo hizo [en referencia al referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en Cataluña] y lo volverá a hacer". Ha insistido en celebrar una consulta de secesión y ha criticado al Ejecutivo "por impedirlo siempre, bajo cualquier circunstancia".

'Pinchazo' mediático y diplomático del viaje

El revés del cónsul general del Reino de España en San Francisco es el último traspiés de Quim Torra en su viaje a Estados Unidos. Antes del intercambio con el representante diplomático, que se ha producido en el turno de preguntas, trascendió que al president le seguían solo los medios de comunicación públicos catalanes. Sus reuniones políticas tampoco han tenido un elevado nivel. Ha departido con David Bieter, alcalde de Boise (Idaho), un primer edil afín al nacionalismo vasco que habla euskera.

Mientras Torra realizaba su periplo propagandístico por Estados Unidos, el PDeCAT fijaba las condiciones para dar luz verde a la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019, presentados ayer por el Gobierno. Lo hacía su partido desde Waterloo (Bélgica), donde permanece huido de la justicia Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat y antecesor del actual president. El prófugo exigió también la mediación internacional y una mesa de diálogo para dar su a las cuentas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información