Menú Buscar
El presidente Quim Torra, en el Parlament / Efe

Críticas por el nuevo prior de la capilla de la Generalitat, el primo de Turull

Las redes sociales claman por la separación de poderes tras el relevo de Joan Evangelista Jarque, el sacerdote del Palau desde hacía 42 años

03.08.2019 18:09 h.
4 min

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha nombrado esta semana a Josep Maria Turull Garriga nuevo prior de la Capilla de Sant Jordi del Palau de la Generalitat. El sacerdote sustituye a Joan Evangelista Jarque, que ocupó el mismo cargo durante 42 años y era el único nombramiento de Josep Tarradellas que aún estaba vigente en el Ejecutivo catalán. La sustitución ha sido avanzada por Catalunya Religió y ha generado un reguero de críticas en redes sociales.

La mayoría de ellas se dirigen contra la proximidad que muestra Torra con la iglesia, incluso se pone en duda la separación de poderes real que debe existir. El presidente nunca ha escondido que es un hombre religioso. De hecho, se unió a la primera misa privada que Turull ofició en la Capilla de Sant Jordi tras convertirse en prior, un acto al que también asistió la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, y el secretario del Govern, Víctor Cullel. Todos ellos, cargos de JxCat.

Primo de Jordi Turull

También ha sorprendido a muchos que Turull sea el primo hermano del exconsejero catalán Jordi Turull, actualmente en prisión provisional por su implicación en la celebración del referéndum del 1-O y la proclamación independentista simbólica.

Nacido en 1966 en Parets del Vallès (Barcelona), el nuevo prior de la Generalitat es el encargado desde 2011 de las liturgias que se celebran en la Basílica de la Sagrada Familia y es canónigo de la Catedral de Barcelona. Inició su carrera en la iglesia de Santa María de Barberà del Vallès y ejerce de profesor de teología y metodología en la Facultad de Teología de Cataluña.

Facultad del presidente

El nombramiento como prior de la Capilla de Sant Jordi es una facultad directa reconocida al presidente de la Generalitat. De hecho, Turull agradeció a Torra su confianza en su persona en su primera misa en el recinto histórico.

La capilla gótica es una espacio privado que depende de la consejería de Presidencia y que se abre de forma más pública una vez al año para celebrar la tradicional misa de Sant Jordi. Aunque no siempre participan todos los cargos institucionales a esta celebración religiosa. Precisamente al alegar la necesaria separación de poderes entre Estado e iglesia, partidos como los Comuns prefieren sumarse a los actos públicos que no incluyan una eucaristía.

Misas encargadas

Además de las misas que puede recibir el presidente de la Generalitat y las “celebraciones privadas de personas vinculadas con el Ejecutivo”, el prior de la Capilla de Sant Jordi también se debe encargar de celebrar una vez al año una ceremonia a la Liga Espiritual de la Mare de Déu de Montserrat.

Se invita a todos los socios de esta entidad que tiene como emblema "Fe y País" y como objetivo “crear un estado de opinión cristiano y responsable”.