Menú Buscar
La diputada de ERC en el Congreso, Montserrat Bassa, vota en la investidura de Pedro Sánchez / EFE

¿Quién es la diputada de ERC a la que le importa un comino España?

La hermana de Dolors Bassa, activista independentista, dio el salto a la política para actuar “contra el Estado opresor” y defendió una huelga general para “tocar la economía” nacional

5 min

Comino (según la RAE): “Hierba de la familia de las umbelíferas, con tallo ramoso y acanalado”. (Locución verbal): “Ser insignificante, o de poca o ninguna importancia para esa persona"

Y de repente, los deseos de concordia de ERC para el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez estallaron en mil pedazos. “Me importa un comino la gobernabilidad de España”, dijo la diputada Montserrat Bassa. Todo un guiño a los presos independentistas de los republicanos, que delegaron su intervención en la decisiva sesión de investidura en la hermana de la exconsejera de la Generalitat Dolors Bassa.

La abstención del partido liderado por Oriol Junqueras ha ido acompañada de duros reproches del independentismo más intransigente, pues consideran que ERC ha decidido pactar con el “PSOE del 155”. De ahí la intervención, igualmente dura, de quien tiene autoridad moral para referirse a los dirigentes políticos encarcelados por el procés. Y, según admitió en su polémico discurso, para tildar de “verdugos” a quienes dan apoyo a un “Estado opresor”.

Luchar contra el mismo, ha asegurado con anterioridad Bassa, fue una de las motivaciones para entrar en política de esta profesora de catalán, que ha sido directora del Centre de Formació d’Adults de Figueres y gestora del centro de apoyo del Institut Obert de Catalunya. Porque en Madrid “el enemigo es común”, afirma en referencia a la desunión de las fuerzas independentistas. No es de extrañar, por tanto, que la diputada instara a una huelga general como reacción a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el referéndum del 1-O. “Llegará la sentencia. Una manifestación o dos o tres no arregla nada. Cortamos carreteras... ¿y qué? Nosotros desahogados unos días, ellas encerradas años. O les tocamos la economía de verdad o no solucionamos nada. Pensemos y actuamos”,  escribió en las redes sociales.

Monserrat Bassa (Torroella de Montgrí, 1965) oficializó ayer las dos caras de la izquierda independentista, la que pacta con los socialistas españoles y la que mantiene el desafío. Lo ha hecho desde que comenzó a ser conocida en el terreno político. Esta licenciada en Filosofía y Letras, especializada en Ciencias de la Educación y en Gestión y organización de Centros, fue elegida cabeza de lista de ERC por Girona en las elecciones generales celebradas en abril y en noviembre de 2019. En ambas ocasiones ha dejado claro que no es ella la que debía ocupar un escaño en el Congreso, sino su hermana, que cumple una condena de doce años por malversación y sedición en la cárcel Puig de les Basses.

“Es una mierda. Si todo el mundo viviera esto, la revolución comenzaría ahora mismo”, escribió en Twitter tras visitar a la exconsejera durante 30 minutos. Un cristal separaba a ambas hermanas, de ahí la indignación de esta diputada, sin pelos en la lengua, fundadora de la Associació Catalana pels Drets Civils, que agrupa a las familias de presos y fugados políticos.

Destacadas en Política