Menú Buscar
Saul Gordillo (Catalunya Ràdio), Vicent Sanchis (TV3) y Marc Colomer (ACN), de derecha a izquierda, en un programa de la televisión catalana sobre la intervención de los medios públicos / CG

Primer paso hacia la regeneración de TV3

Los partidos llegan a un acuerdo de mínimos para que la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales refleje las nuevas mayorías parlamentarias y esté en manos de profesionales, pero ¿será suficiente?

29.05.2018 00:00 h.
6 min

Tras dos legislaturas de inmovilismo, los partidos políticos han dado un primer paso hacia la regeneración de TV3 y Catalunya Ràdio. Se trata de un acuerdo de mínimos consistente en reformar la ley que regula la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) --el ente que gestiona los medios públicos catalanes-- para que las nuevas mayorías parlamentarias se vean reflejadas en su composición. Se hará por vía de urgencia, es decir, mediante lectura única. Y con dos cambios básicos, importantes pero que no anulan ni sustituyen modificaciones posteriores: la elección de los consejeros de la CCMA con una mayoría de dos terceras partes y la exigencia de que tengan experiencia profesional.

En 2012, CiU y PP pactaron modificar la ley para que esa selección se aprobara por mayoría absoluta, y no por mayoría de dos tercios de la Cámara autonómica, como se había hecho hasta entonces. Regresar a esa mayoría más cualificada y que obliga a los grupos parlamentarios a negociar es una antigua reivindicación de los trabajadores de TV3 y de la oposición política.

Mandatos caducados

El consejo de Gobierno de la CCMA, donde todavía hay un representante del PP y otro por UDC, tiene tres consejeros cuyos mandatos caducaron hace tres años. El pasado mes de marzo, se agotó el mandato de los otros tres miembros. Por su parte, Brauli Duart ha asumido la presidencia de la CCMA “evitando el control del Parlament”, denunca el comité de empresa. Ya lo hizo en su momento Núria Llorach, cuando Duart renunció durante unos meses a ejercer la vicepresidencia.

La CCMA se ha convertido en uno de los puntos conflictivos de las negociaciones entre JxCAT para formar gobierno –todavía no se ha constituido debido a la insistencia de los convergentes en restituir a consejeros fugados o encarcelados--. A esa situación se añade el pulso entre a vieja guardia, que arropa a Duart --hombre de confianza de Artur Mas y Francesc Homs-- y Junts per Catalunya.

Duart, cuya gestión ha sido muy criticada por los trabajadores y por la oposición, permanecía atrincherado en su cargo y, tal como publicó Crónica Global, había tendido puentes con el PSC para, en un futuro, intentar contar con su apoyo parlamentario y ser ungido presidente de la nueva Corporación a cambio de mantener al actual consejero socialista, Josep Vilar.

Duart vuelve a Interior

Pero las cosas han cambiado en los últimos días y Junts per Catalunya ha ofrecido a Brauli Duart un alto cargo en la futura Consejería de Interior –donde ya ejerció varios cargos entre 2001 y 2008--, lo que contribuye a desbloquear la renovación de la CCMA.

Una renovación que debe contribuir a aumentar la neutralidad de TV3 y Catalunya Ràdio, medios que, según denuncia la oposición política, se ha puesto al servicio del procés de una forma cada vez más evidente. Pero ¿es suficiente?

Para el diputado de Ciudadanos, David Mejía, que preside la comisión parlamentaria de la CCMA en el Parlament, se trata de un primer paso pero “no se pueden cambiar 30 años en dos días. Sería necesario algo sencillo, como el cumplimiento de los libros de estilo de los medios catalanes. Y también un nuevo gobierno. Por eso somos partidarios de que se mantenga el 155 porque está claro que el nuevo presidente Torra quiere alargar el lío”.

Este viernes se reúne por primera vez esta comisión y Cs tiene preparada una batería de preguntas a los actuales responsables del aparato mediático del Govern Duart, Vicent Sanchis (director de TV3) y Saül Gordillo (Catalunya Ràdio) sobre el sesgo ideológico de los contenidos programáticos. “La televisión y la radio catalanas están descontroladas”, afirma Mejía.

El nuevo IVA

Neutralidad y nueva dirección son dos de las reivindicaciones de los trabajadores de estas cadenas. Pero también reclaman una financiación suficiente. Los presupuestos de la Generalitat, prorrogados recientemente, contempla una partida de 231 millones para TV3 y Catalunya Ràdio, a los que hay que restar el impacto del nuevo IVA (20,4m€), menos ingresos de publicidad (12m€) y déficit previsto para 2018 (7,1m€). Es decir, un total de 39,5 millones de recortes.

Todas las televisiones autonómicas afectadas por el nuevo IVA han reclamado a sus gobiernos que destinen las aportaciones necesarias para minimizar el impacto. Los trabajadores se han reunido con todas las formaciones parlamentarias (excepto el PP) que entienden la necesidad de resolver el tema de la financiación. Pero ahora mismo, quien controla esas finanzas es el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya que el 155, de momento, se mantiene porque todavía no hay nuevo gobierno.