Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès (ERC) y Salvador Illa (PSC), en el Parlament / PARLAMENT

Portes Obertes del Catalanisme insta a PSC y ERC a dialogar

La entidad advierte de que la función del Parlament "no puede ser subrogada ni sustituida" por el Consejo por la República que defienden los independentistas, "ajeno al escrutinio democrático"

3 min

La plataforma Portes Obertes del Catalanisme (POC) ha hecho un llamamiento a PSC y ERC "como primeras fuerzas parlamentarias" a "dialogar y contribuir desde sus respectivos supuestos programáticos a hacer propuestas efectivas para la gobernabilidad de nuestro país y construir un futuro de esperanza". Trancurrrido mes y medio desde las elecciones del 14F "¡no podemos continuar varados!", afirma la entidad, que hace extensivo ese diálogo En Comú Podem.

POC, que agrupa a personas de sensibilidades y procedencias muy diversas unidas por el catalanismo como espacio transversal de diálogo y convivencia, asegura que "la ciudadanía de Cataluña asiste perpleja a la incapacidad del independentismo -Junts per Catalunya y ERC- para ponerse de acuerdo, investir al presidente de la Generalitat y aprobar un programa de gobierno".

"No nos cansaremos de insistir en la urgencia de que Cataluña disponga cuanto antes de un gobierno que gobierne para todos, que pueda ejecutar un presupuesto y que priorice la resolución de los graves problemas sanitarios, económicos y sociales por encima de la retórica y de planteamientos sin recorrido".

El verdadero patriotismo

Según la asociación, "el verdadero patriotismo que hoy necesita Cataluña es el compromiso con las personas, la gobernabilidad y el desarrollo de políticas públicas transformadoras; no la lucha por las cuotas de poder". Por ello considera que "hay que devolver el prestigio institucional a la Generalitat, afirmó el autogobierno, jugar un papel activo dentro de España y de Europa". "El camino no es la confrontación".

POC quiere reafirmar "el papel del Parlament como cámara en la que radica la soberanía de todos los catalanes y las catalanas". En este sentido la entidad reivindica que "su función no puede ser subrogada ni sustituida en ningún caso por una entidad privada como el denominado Consejo por la República, ajena al escrutinio democrático. El Parlament debe ser espacio de encuentro y col colaboración entre todas las fuerzas políticas ".