Menú Buscar
Diego Pérez de los Cobos, ante la Audiencia Nacional / EFE

Pérez de los Cobos defiende que Trapero le engañó respecto al dispositivo del 1-O

El coordinador del dispositivo policial para el referéndum de 2017 insiste en que los Mossos mostraron una "inacción absoluta" acompañada de "medidas para aparentar" el respeto a la orden judicial

6 min

El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos ha defendido que el mayor Josep Lluís Trapero y la cúpula de los Mossos d'Esquadra le "engañaron" respecto al dispositivo policial para frenar el referéndum ilegal del 1-O. En la segunda jornada de su declaración ante el tribunal de la Audiencia Provincial ha insistido en que los agentes del cuerpo autonómico reflejaron una "inacción absoluta" mientras llevaban acabo "medidas para aparentar" que impedirían la votación ilícita. 

Pérez de los Cobos aseguró en su primera comparecencia como testigo en el juicio contra los altos cargos de los Mossos que el plan organizado por Trapero y demás jefes del cuerpo era toda una farsa y que, nada más verlo, le generó "desconfianza". Pero la inactividad policial superó lo imaginado por el coronel de la benemérita. "Pensábamos que no iban a poner toda la carne en el asador, pero no que iban a dejar el asador sin carne", ha declarado. 

Inacción absoluta de Mossos

El que fuera coordinador del dispositivo policial para impedir el referéndum de 2017 ha dejado constancia de que "nadie" se esperaba la inoperatividad de los agentes de Mossos. "Pensábamos que iban a actuar con un porcentaje de entusiasmo o de grado de cumplimiento inferior al deseable, pero ni mucho menos el que luego vimos. La actuación de los Mossos fue encaminada a permitir el referéndum", ha especificado Pérez de los Cobos.

El coronel de la Guardia Civil ha asegurado que preguntó de forma repetida al comisario Ferran López, segundo de Trapero, si había voluntad de cumplir las instrucciones de la Fiscalía y evitar, con ello, la votación de 1-O. Le hizo la misma interpelación hasta en tres ocasiones, la última un día antes de la votación. Entonces, Ferran le respondió que estuviera tranquilo y que rechazara las dudas sobre la actuación de los Mossos. "Mi verdadera preocupación era la voluntad de los Mossos más que el detalle de cómo lo iban a hacer", ha enfatizado.

Riesgo de "confrontación civil"

Ya en el día del referéndum secesionista fue cuando Pérez de los Cobos fue consciente de que los agentes de la policía catalana no actuarían para impedir la votación y que fue el entonces secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, dio luz verde a la intervención de la Policía Nacional y la Guardia Civil en los colegios para evitar una "una confrontación civil". "Cuando vimos que se estaba produciendo esa situación de deslealtad, decidimos recurrir al plan B, porque si no hacíamos nosotros algo, nadie iba a hacer nada y cundiría la sensación de que la ley no imperaba en Cataluña", ha especificado. 

Pérez de los Cobos ha señalado a la abogada de Trapero, Olga Tubau, que de los mandos de la policía autonómica le "engañaron" y hasta le hicieron un "ofrecimiento envenenado" instándole a estar con ellos en el centro de coordinación el día de la votación. Por todo ello, apunta, se decidió que "había que romper la coordinación" del operativo policial del 1-O, pero al mismo tiempo "mantener la comunicación" con los Mossos con el objetivo de "no pasar a males mayores".

Labor "quirúrgica"

El coronel de la Guardia Civil a partir de la actuación de los Mossos el 1-O, tuvo que desplegar una "labor muy quirúrgica" en sus comunicaciones con los mandos de la policía autonómica y "limitar sus reproches". Asegura que su voluntad era procurar que no se contaminara la relación y "salvaguararla", debido a que "tendría que continuar porque de lo contrario las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado iban a estar enfrente de los Mossos" y esa situación era "todavía peor". Su intención, afirma, era que los Mossos "volvieran al lado bueno".

Sobre la toma de decisión sobre la actuación en los centros donde se estaba votando, Pérez de los Cobos ha dado a entender que la decisión de intervenir salió de una reunión entre los jefes de la Guardia Civil y la Policía Nacional en Catalunya. Más tarde, ha concretado que fue el secretario de Estado el que lo ordenó. 

 

Destacadas en Política