Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, durante un pleno municipal / EFE

La oposición tumba la multiconsulta de BCN y le propina un nuevo revolcón a Colau

El equipo de Gobierno del consistorio barcelonés pierde la votación y reacciona airado contra Aguas de Barcelona y el resto de partidos al quedar sentenciado su principal compromiso

10.04.2018 10:51 h. Actualizado: 10.04.2018 12:16 h.
7 min

El pleno extraordinario del Ayuntamiento de Barcelona ha evidenciado, una vez más, las discrepancias entre el equipo de gobierno de la ciudad y la oposición. La multiconsulta promovida por Barcelona En Comú (BComú), uno de los principales compromisos del actual mandato, ha sido tumbada en las votaciones por las fuerzas políticas contrarias a la actual alcaldesa, Ada Colau. Y, a la vista de la propia reglamentación municipal, lo más probable es que sus promotores no puedan repetir su intento antes de que se celebren las nuevas elecciones municipales.

De las cuatro preguntas que conformaban la multiconsulta, el equipo de Gobierno ha optado al inicio del pleno finalmente por eliminar sólo las dos de iniciativa municipal relativas a la reforma del solar de la calle Rec Comtal y la modificación del plan urbanístico de la zona conocida como 22@. Al final, pese a un gesto que buscaba complicidades entre sus opositores, ha perdido las votaciones.

Nuevas críticas contra una empresa

¿Qué ha pasado para que el revolcón político se consumara? La multiconsulta que debía convertirse en un hito de participación ciudadana, y que contaba con un presupuesto de alrededor de unos 3,6 millones de euros del erario público, iba a preguntar sobre el cambio de nombre de la plaza que lleva el nombre del empresario acusado de traficar con esclavos en la época del imperio español, Antonio López, y sobre la remunicipalización del agua. Este último punto, el más polémico, acumula 10 recursos judiciales, interpuestos en los últimos meses por diferentes actores. Incluso, como informa este medio, ha propiciado que la lleven a Fiscalía por malversación

“Una multinacional ha realizado una ofensiva contra este ayuntamiento, no contra el equipo de gobierno, sino contra toda la autonomía municipal”, ha esgrimido la alcaldesa. Tanto ella como la concejal de Participación, Gala Pin, ha responsabilizado a Aguas de Barcelona del fracaso de la propuesta, a la vez que eludía cualquier autocrítica sobre cómo su partido ha gestionado el principal compromiso contraído durante su mandato. “Es un ataque a la soberanía en toda regla”, ha sentenciado Pin, que ha cargado también contra todos los grupos políticos que no han secundado su proposición.

Tranvía

En el pleno de hoy todos los partidos se han opuesto también a la propuesta estrella del gobierno local liderado por Ada Colau, que es la de unir las dos líneas del tranvía por la Diagonal.

ERC, que en los últimos tiempos parecía su principal aliado, les ha acusado de “engañar a la ciudadanía” mediante una encuesta hecha bajo los intereses del “sector privado” y que el consistorio hizo pasar como propia. “Solo votaremos un convenio para que quede en manos públicas. Puede optar con retirar este punto o perder la votación una vez más”, ha dicho su representante.

Apoyo del PSC

Por su parte, el PSC también ha pedido retirar el punto y ha recriminado al gobierno municipal que “pasará a la historia por poner el tranvía en vía muerta”. Pese a ello, han anunciado su voto a favor del tranvía.

El líder del PP municipal, Alberto Fernández Díaz, ha reprochado al equipo de gobierno que los recursos públicos sean avanzados por los que no tienen la competencia. “Una vez más el ayuntamiento quiere ser el cajero automático de la Generalitat”, ha sentenciado el dirigente conservador.

La CUP ha matizado que la “interconexión es necesaria”, pero ha cuestionado el “modelo actual: “Esta interconexión ha de ser gestionada y explotada en un modelo público, que rompa con el actual modelo de intereses de las grandes multinacionales”.

Cs denuncia el amiguismo

La presidenta del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Carina Mejías, ha denunciado que las preguntas de la multiconsulta relacionadas con la gestión del agua y el cambio de nombre de la plaza Antonio López “las han planteado entidades afines a Colau alimentadas por el gobierno municipal con dinero público”, haciendo referencias a las subvenciones que han recibido algunas entidades promotoras de las preguntas como el Observatorio DESC, Ingenieros Sin Fronteras y Metromuster, entre otras.

“Colau ha querido usar la multiconsulta como un instrumento de autopropaganda para tapar una legislatura que ha fracasado”, ha dicho Mejías, quien ha tildado la multiconsulta de “chapuza”. La concejal de Cs ha destacado que, a las dudas jurídicas y a las dudas sobre la cesión de datos personales, se suma que “la pregunta sobre la remunicipalización del agua excede las competencias del consistorio”.

La presidenta del grupo municipal de Cs también ha aducido a cuestiones económicas para votar en contra del planteamiento de las dos preguntas. Y es que, para Mejías, “el coste de la consulta es absolutamente desorbitado”. “Barcelona tiene otras prioridades muchísimo más urgentes que necesitan dotación presupuestaria”, ha añadido, como por ejemplo la creación de más plazas en guarderías y en centros de atención a personas sin recursos.

La alcaldesa: “Nunca ha sido el tranvía de Colau”

Por su parte, la alcaldesa ha defendido su proyecto en términos muy personales: “Nunca ha sido el tranvía de Colau”. Ha agradecido a los socialistas de Barcelona su coherencia de mantener el apoyo y ha apelado a los “derechos humanos” para desarrollar un plan que tiene que ver, según su criterio, con la cuestión medioambiental.

Finalmente, Colau ha recriminado al resto de formaciones políticas su actitud en las votaciones, que ha tildado de partidistas.