Menú Buscar
Pere Aragonès, junto a Marta Vilalta y Gabriel Rufián, valoran los resultados del 10N / ERC

La militancia avala la estrategia de ERC de negociar con Sánchez

El 94,6% vota ‘no’ a la investidura del líder del PSOE, si no se llega a un acuerdo a través de una mesa de negociación

3 min

La dirección de Esquerra Republicana se ha visto avalada por la militancia del partido, y ha votado en contra de la investidura de Pedro Sánchez con un 94,6% de apoyo, y un 5,4% en contra. 

Es decir, la militancia ha hecho caso a la dirección, y ha rechazado la investidura de Pedro Sánchez, en estos momentos, a menos que se negocie una mesa conjunta entre partidos. Eso da manos libres a los dirigentes republicanos para iniciar las conversaciones con el PSOE, aunque la votación no era vinculante.

Alta participación

La participación ha sido alta, de un 70% de los militantes de ERC. Han votado 5.900 de los 8.500 que tienen el partido. Con una pregunta alambicada, Esquerra tiene el aval que deseaba. Se quería una posición firme en relación a la investidura de Sánchez. Ahora mismo, los republicanos votarían ‘no’ en la investidura de Pedro Sánchez.

Pere Aragonès, vicepresidente económico del Govern, en una comparecencia en el Parlamento catalán / EFE
Pere Aragonès, vicepresidente económico del Govern, en una comparecencia en el Parlamento catalán / EFE

A partir de este lunes, lo que comienza es una negociación con el PSOE, que será larga. Para pasar de ese ‘no’ a Sánchez a una abstención, los socialistas deberán acercarse a las tesis de Esquerra, que pide una mesa de negociación entre partidos, y también un encuentro entre gobiernos.

El PSOE "debe moverse"

Con el aval que tiene ahora Esquerra, aunque no era vinculante, su dirección, con Pere Aragonès al frente, tiene luz verde para llegar a un acuerdo, que no debería ser ratificado, de nuevo, por las bases republicanas. Para el PSOE es una buena señal, porque era previsible que Esquerra partiría de ese ‘no’ a Sánchez, para comenzar a negociar en las próximas semanas.

La portavoz de Esquerra, Marta Vilalta, ha señalado que la dirección se siente “avalada”, y que eso exigirá ahora que el PSOE “se mueva”. Los militantes, según Vilalta, “han hablado claro, y han dejado patente ese ‘no’ a Sánchez”.