Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid / EFE

Madrid ve “una oportunidad perdida” no poder usar la vacuna de AstraZeneca en menores de 60

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, reclama utilizarla en franjas de edad más jóvenes por la falta de dosis de otras farmacéuticas

2 min

La Comunidad de Madrid ha dejado de ofrecer citas para la administración de la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer en todos los puntos de vacunación por la falta de suministro de viales, según explican desde la Consejería de Sanidad de la autonomía.

Por esta razón, el consejero del ramo madrileño, Enrique Ruiz Escudero, reclamó ayer miércoles a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que permitiera usar las vacunas de AstraZeneca disponibles para inoculárselas a menores de 60 años.

La disponibilidad de vacunas de AstraZeneca en Madrid, una vez se hayan inmunizado con pauta completa las personas de 60 a 69 años, facilitaría que este suero se utilizara en franjas de menor edad y no se ralentizara el ritmo de inmunización.

Críticas al Gobierno

Ruiz Escudero considera que “se ha perdido una gran oportunidad con AstraZeneca por el empeño del Ministerio en limitar esta vacuna a los de edades comprendidas entre los 60 y 69 años”. Y así lo hizo saber el consejero en la reunión de ayer, miércoles, del Consejo Interterritorital del Sistema Nacional de Salud.

A pesar de que la ministra Darias anunció, en la rueda de prensa tras la reunión, que esta semana se recibían suficientes dosis de Pfizer y Moderna para mantener las previsiones del Gobierno, desde la Comunidad de Madrid sostienen que no les llegan las cantidades suficientes para poder vacunar a toda la población que aún no ha sido inmunizada.

Los dirigentes de esta autonomía consideran que la ficha técnica, las recomendaciones de la EMA y de sociedades científicas admiten del uso de las vacunas de AstraZeneca a menores de 60 años.

Según datos del Ejecutivo regional, el Ministerio de Sanidad está entregando este mes la mitad de la dosis de Pfizer que entregaba en junio y el stock de vacunas, unas 380.000, se están reservando para segundas dosis ya comprometidas.