Menú Buscar
Una pancarta en una manifestación contra la llamada 'Ley Mordaza' / EFE

Insultar a la Corona dejará de ser delito

La iniciativa de Podemos para suavizar la ‘Ley mordaza’ cuenta con los votos a favor de PSOE y los independentistas catalanes y vascos

24.10.2018 07:40 h. Actualizado: 24.10.2018 08:10 h.
4 min

Los detractores de la actual Ley de Seguridad Ciudadana en el Congreso se han unido para modificarla de forma severa. Unidos Podemos presentó ayer en la cámara baja una iniciativa que contempla la reforma e incluso la supresión de varios comportamientos tipificados como delitos en la conocida como Ley mordaza. El apoyo del Gobierno, PDeCAT, ERC y PNV en el pleno del Congreso (180 votos a favor, en total) ha sacado adelante la revisión de la ley.

Los insultos a la Corona es uno de los delitos que serían suprimidos en la revisión de esta ley. El enaltecimiento del terrorismo y la ofensa a los sentimientos religiosos también se verían eliminados del texto, siempre que la mayoría parlamentaria conseguida se mantenga.

Libertad de expresión

La mayor parte de los detractores de la Ley mordaza la denominan como un ataque a la libertad de expresión, derecho tipificado como fundamental en el artículo 6 de la Constitución. Esta ley ha impactado de forma severa en la comunidad tuitera y en el mundo de la música debido a la facilidad con la que muchos insultan a través de Twitter y las incisivas letras de muchos grupos. 

Uno de los casos más destacados de este hecho es el rapero Josep Miquel Arenas, más conocido por su nombre artístico, Valtònyc. Este cantante mallorquín fue condenado a tres años y medio de cárcel por graves calumnias e injurias a la Corona, enaltecimiento del terrorismo y amenazas. El rapero se negó a entregarse a la justicia y se fugó a Bélgica donde, tras un periplo por los juzgados a causa de la orden internacional que pesaba sobre él, los tribunales decidieron no extraditarle. La Fiscalía belga recurrió esta decisión. 

Puigdemont, junto al rapero Valtònyc en Bruselas / EFE

El rapero Valtònyc (d) junto a Carles Puigdemont (i) en Bélgica, ambos huidos de la justicia. 

Oposición de la derecha

Los partidos que se han opuesto a esta modificación legislativa (la votación ha tenido 160 puntos en contra) han sido PP, Cs, UPN y Foro Asturias, estos dos últimos, desde el grupo mixto del Parlamento.

Desde los partidos con grupo propio se han lanzado fuertes críticas contra esta medida. Consideran que es el “peaje” que el Ejecutivo está pagando como contraprestación por el apoyo en la moción de censura a Mariano Rajoy. Además han destacado que la reforma supondrá una “barra libre contra los símbolos e instituciones” del país.

Necesidad de límites

El partido en el Gobierno y el de los nacionalistas vascos hicieron hincapié en que los cambios en la Ley mordaza servirán para poner “límites”. Tanto Gregorio Cámara (PSOE) como Mikel Legarda (PNV) debatieron en la cámara baja sobre cuánto abarca la libertad de expresión.

Legarda, en su turno de palabra, destacó que este derecho fundamental debe albergar “no solo las ideas inofensivas” sino también aquellas que “incomodan al Estado o parte de la población, o al mismo sistema democrático” siempre que no conlleven “comportamientos violentos o dañinos”. También deben ser aceptadas, según el político vasco, “las manifestaciones políticas o ideológicas aunque sean oprobiosas, injustas u ofensivas”.