Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, se limpia las lágrimas de emoción al hablar de las víctimas del 17A / EFE

Las lágrimas de Ada Colau antes del 17A

La alcaldesa de Barcelona ha roto a llorar durante el mensaje institucional en la víspera del acto de homenaje a las víctimas del atentado

16.08.2018 18:01 h.
4 min

Las lágrimas de Ada Colau antes del 17A. La alcaldesa de Barcelona ha roto a llorar durante su mensaje institucional en la víspera del acto de homenaje a las víctimas del atentado yihadista ocurrido en la ciudad un año atrás. La munícipe no ha podido evitar la emoción mientras leía uno a uno los nombres de las 16 personas que perdieron la vida durante los ataques terroristas de Barcelona y Cambrils doce meses atrás.

Vídeo: A3TV

"Perdonad, he aguantado hasta ahora", se ha disculpado Colau cuando acababa la lectura de los nombres y llegaba a los de los dos niños que fallecieron durante la embestida mortal del comando yihadista en la Ciudad Condal.

El terror de Barcelona, como Siria

Antes, la primera edil ha hilvanado un discurso en el que ha destacado que los días de la masacre y posteriores fueron "duros pero de orgullo", ya que los vecinos de la ciudad "tomaron las plazas y las calles al grito de No tenim por (No tenemos miedo)". La líder de Barcelona en Comú (BComú) también ha destacado que "los terroristas quisieron hacernos daño y lo consiguieron, pero no fueron capaces de sembrar la semilla del odio". La capital catalana, ha recalcado Colau, "respondió al terror con amor y no odio".

En un tono más político, Colau ha destacado que el terror que golpeó Barcelona el 17A fue similar al que "ocurre en las guerras de Siria, Irak, Afganistán y el Yemen". A este respecto, la munícipe ha destacado que la Ciudad Condal será siempre "una ciudad abierta para los que huyen de la violencia y la guerra" --en referencia a los refugiados-- y una urbe de "paz"

Víspera del acto de recuerdo

El discurso oficial de la alcaldesa de Barcelona ha tenido lugar un día antes de que se celebre el acto de homenaje a las víctimas y los familiares de los afectados por el atentado yihadista del 17 de agosto de 2017 en la ciudad y el ataque posterior en Cambrils (Tarragona). Los dos actos terroristas se saldaron con 16 víctimas mortales más los fallecidos del propio comando, que fueron abatidos por los Mossos d'Esquadra, en su mayoría, en la localidad tarraconense la madrugada del día siguiente.

El primer ataque se produjo la tarde del 17A con una furgoneta en Las Ramblas, vía en la que Younes Abouyaqoub entró a toda velocidad con una furgoneta arrollando a los viandantes a su paso. Tras conseguir huir de la ciudad, sus compañeros trataron de emular el mismo acto en Cambrils, pero fueron interceptados y abatidos por la policía. El propio Younes fue localizado y neutralizado por los Mossos días después, el 21 de agosto, en Subirats (Barcelona).