Menú Buscar
Jaume Roures, presidente de Mediapro, durante una rueda de prensa.

La CUP quiere que Roures dé explicaciones en el Parlament sobre la adjudicación de fibra óptica

Los antisistema invocan las graves irregularidades detectadas por la Sindicatura de Cuentas en el contrato adjudicado en 2010 a una empresa de Mediapro

María Jesús Cañizares
3 min

La CUP ha pedido la comparecencia parlamentaria de los responsables de la adjudicación de la red de fibra óptica del Govern a la empresa Imagina, que forma parte del grupo Mediapro presidido por Jaume Roures. Tras las graves irregularidades denunciadas por la Sindicatura de Cuentas, los antisistema quieren que los actores de aquel contrato, que data de 2010 cuando todavía gobernaba el tripartito (PSC, ERC e ICV), den explicaciones en el Parlament.

La Sindicatura analizó el contrato correspondiente al proyecto Xarxa Oberta, consistente en el despliegue de la fibra óptica en todas las sedes de la administración catalana, un total de 5.800, con un presupuesto de 662 millones.

Reducción del alcance del proyecto

Telefónica, Abertis y la UTE Imagina-Axia, se interesaron por ese contrato. Pero seis meses después de que se aprobaran las condiciones del concurso, la Generalitat decidió reducir el alcance del proyecto alegando necesidades de estabilidad presupuestaria. Así, la red se circunscribió a las Tierras del Ebro. El presupuesto también se rebajó a 211 millones. Tras conocer estos cambios, Telefónica y Abertis se retiraron, por lo que la adjudicación quedó en manos de Imagina-Axia.

La Sindicatura echa en cara a la Generalitat que no aprobara “una nueva convocatoria pública con nuevos requisitos de solvencia y con un plan económico y financiero ajustado al nuevo alcance”, dado que la modificación del proyecto “afectaba significativamente las características esenciales del contrato”. Al respecto, indica que la reducción del proyecto “podría haber sido asumida por empresas que, por sus dimensiones y capacidad, no se pudieron presentar a la convocatoria inicial”.

Xarxa Oberta

En concreto, la CUP pide la comparecencia de los tres máximos responsables del consejo de administración del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), dependiente de la Generalitat: el consejero de Gobernación, Jordi Ausàs (exdirigente de ERC posteriormente condenado por contrabando de tabaco); el secretario de Telecomunicaciones, Jordi Bosch; y el secretario general de Interior, Joan Boada.

Asimismo, solicitan que acudan a sede parlamentaria el director gerente de CTTI, Josep Lluís Checa, y su sustituto (que actualmente se mantiene en el cargo), Jordi Escalé. Los antisistema citan, asimismo, a los responsables de la empresa adjudicataria y a la persona que compatibilizó un cargo en la Mesa de Contratación y en la empresa adjudicataria. 

Actualmente, Xarxa Oberta de Comunicació i Tecnologia de Catalunya SA --la empresa creada para impulsar el proyecto-- forma parte de Mediapro. Como responsables de la empresa figuran los dos firmantes del contrato (Gerard Romy Belilos y Jean Michel Soulier) y Jaume Roures, Oriol Carbó, Josep Maria Benet y Josep Lluís Vilaseca.

Considera la CUP que todas las irregularidades detectadas por la Sindicatura demuestran “una importante falta de control del proceso de contratación” y una situación de “grave corruptela”.