Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El secretario general de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, en su conferencia / JXCAT

JxCat deja en el aire la investidura de Aragonès

Jordi Sànchez afirma, en un acto al que asiste el líder de ERC, que no se puede garantizar un gobierno sólido y exige un referéndum y unilateralidad

5 min

“¿Podemos encarar un programa de gobierno sólido? Me gustaría decir que sí. Pero ahora no es posible”. Así de contundente se ha expresado este martes el secretario general de Junts per Catalunya (JxCat), Jordi Sànchez, dejando así en el aire la investidura del republicano Pere Aragonès, prevista para este viernes. Sànchez ha pronunciado la conferencia Un govern per fer, un govern per ser en un acto al que ha acudido el propio Aragonès tras el preacuerdo alcanzado entre ERC y la CUP que no convence a los neoconvergentes.

El dirigente secesionista de JxCat ha pronunciado un discurso muy crítico con la estrategia republicana, que califica de "ingenua" respecto a la negociación con el Gobierno español.

Pere Aragonès (i) y Laura Borràs (d) en la conferencia de Jordi Sànchez / JXCAT
Pere Aragonès (i) y Laura Borràs (d), en la conferencia de Jordi Sànchez / JXCAT

Sànchez ha asegurado que la estrategia pasa por un referéndum y la unilateralidad, dirigida desde el Consejo para la República que Carles Puigdemont controla desde Waterloo. "Es el marco donde se deben debatir y tomar decisiones para definir el camino hacia el embate democrático con el Estado, para ganar la independencia. Es imprescindible el impulso de una dirección política compartida para generar consensos y definir la estrategia".

"Que nadie se equivoque --ha precisado--. JxCat no especulará con el cálculo de nuevas elecciones, no propondrá un candidato ni cuestionará al candidato de ERC. Queremos como nadie que Cataluña disponga de un gobierno fuerte, con liderazgo, para dar soluciones a los problemas sociales y económicos" y "determinado a resolver el conflicto político" que "impone el Estado, ejerciendo la represión".

"En cualquier caso --ha añadido--, cuando el conflicto entre en fase resolutiva son dos los escenarios posibles que planteamos. El primero, el referéndum pactado. El segundo, la unilateralidad que incluye la desobediencia como instrumento ante un bloqueo antidemocrático. Ahora bien, no nos podemos permitir ser ingenuos. Sabemos que España no es el Reino Unido. Y como tenemos la experiencia reciente de cómo respondió el Estado español ante el 1 de octubre, también sabemos que hoy no entra dentro de sus cálculos hablar de un referéndum, y menos celebrarlo. Hay, por tanto, que prepararse para otros escenarios".

"En las próximas semanas"

"Nos debemos plantear --ha añadido-- si hoy estamos en disposición de crear ese gobierno fuerte, si estamos en condiciones de asegurar que las tres formaciones independentistas podemos dar respuesta al mandato del 52% del electorado que nos ha votado. ¿Podemos encarar un programa de gobierno sólido? Me gustaría decir que sí. Pero ahora no es posible". Sànchez ha asegurado, no obstante, que JxCat tiene el convencimiento de que "pronto, en los próximos días y semanas", podrán "decir que sí".

"Las urgencias de este país no se resuelven solo con un acuerdo de investidura. El momento que vivimos requiere acuerdos de fondo, sólidos, que permitan una gobernabilidad efectiva y eficaz. Un gobierno de coalición requiere confianzas y lealtades entre los socios siempre", ha advertido.

El Vietnam que se avecina

El número dos del partido, en la línea de las declaraciones efectuadas el lunes por su compañera de partido Elsa Artadi, ha advertido del "Vietnam" que se avecina en el Ejecutivo catalán si no se cierra un acuerdo de legislatura que "evite la experiencia de desencuentros y tensiones permanentes" vividas en el anterior mandato.

"No nos podemos permitir desaprovechar esta legislatura. No nos relajaremos. La estabilidad requiere, no solo de una investidura, sino un acuerdo de legislatura para tomar decisiones valientes. Si nos comprometemos, será por cuatro años, como está previsto".

Durante su intervención, Sànchez ha criticado a quienes "de forma malintencionada se empeñan en que a JxCat" no le preocupan "las necesidades y urgencias sociales del país".