Menú Buscar
El exresponsable jurídico de CDC Francesc Sánchez, durante su declaración en el juicio por el 'caso Palau' / CG

Barcelona alerta de un "posible delito" si el Palau no acusa a CDC

El Ayuntamiento exige a la Generalitat que el auditorio modernista sea acusación en el juicio por su presunto saqueo

3 min

El Ayuntamiento de Barcelona ha advertido el lunes de que la Generalitat podría cometer un "posible delito" si continúa bloqueando la personación del Palau de la Música como acusación en el juicio por el supuesto saqueo de la institución por parte de Convergencia.

El teniente de alcalde de Transparencia, Jaume Asens, ha avisado a la Consejería de Cultura de que el juez ordenó el decomiso de más de seis millones de euros cuando se descubrió la trama.

"Creemos que el Palau es una víctima en este proceso. Y una víctima no puede reclamar el dinero del decomiso si no se persona como parte. Así que la Generalitat, al bloquear la personación, está regalando más de seis millones del Palau", ha indicado Asens.

"Tapar la corrupción"

El edil de BComú ha arguido que "es perfectamente posible" que el consorcio del Palau, donde el Govern tiene mayoría, se persone en esta fase del proceso judicial. "No genera indefensión, pues no hay nuevos delitos. Convergencia se ha podido defender", ha argumentado.

En clave política, Asens ha subrayado la "argucia legal" que usa el PDEcat desde el Ejecutivo autonómico para impedir la decisión en el seno del órgano de gobierno del auditorio modernista.

"Es grave que ocurra la corrupción política. Es aún más grave que se tape dicha corrupción. Esperamos una rectificación por parte de la Consejería de Cultura", ha remachado.

El Ayuntamiento se queda solo

La advertencia municipal llega después de que los representantes del Govern en el consorcio del Palau dijeran no el viernes a que el ente se persone como acusación en el caso que juzga el presunto saqueo.

Los delegados de la Generalitat, con tres votos, aprovecharon la ausencia de los miembros del Ministerio de Cultura (dos) para dejar sola a la pareja de delegados del gobierno municipal, que sí avalaron dar el paso.

Con esta decisión provisional --que el miércoles deberá ser definitiva-- el Palau rehusó presentarse como acusación en los supuestos desvíos de fondos, que llegaron a los 30 millones de euros.

El caso se encuentra ahora pendiente de la redacción del escrito de acusación definitiva por parte de la Fiscalía. La fase procesal aún admite que se personen como acusación más partes.