Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La alcaldesa de Calella (Pdecat), Montserrat Candini / EUROPA PRESS

La alcaldesa de Calella (PDECat), investigada por presunta malversación

Montserrat Candini, según la Fiscalía, adjudicó por 15.064 euros un informe sobre el impacto de la campaña 'És Calella', que promocionaba el municipio como destino turístico

3 min

El Juzgado de Instrucción 4 de Arenys de Mar (Barcelona) investiga a la alcaldesa de Calella, Montserrat Candini (PDECat), a raíz de uan querella de la Fiscalía por presunta malversación. Según el documento, adjudicó por 15.064 euros un informe sobre el impacto de la campaña És Calella, que promocionaba el municipio como destino turístico. 

La querella de la Fiscalía también se dirige contra el responsable de la empresa a la que se adjudicó el informe y contra dos trabajadoras del ayuntamiento.

El informe se redactó antes de que el pleno lo aprobase

Según el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, el informe sobre el impacto la campaña publicitaria se redactó el 21 de mayo de 2020 "sin que se produjesen modificaciones en fecha posterior. Por tanto, antes de que el pleno del consistorio diese luz verde a la contratación y antes de que se notificase" a la empresa --lo cual se hizo el 4 de junio--.

Además, la fiscal expone que un apartado del documento incluye un calendario que prevé iniciar la campaña el 25 de mayo de 2020, mientras que la empresa facturó el trabajo el 15 de junio.

Dos trabajadoras del ayuntamiento, implicadas

La querella también se dirige contra dos trabajadoras del área de comunicación, contratadas "encadenando sucesos contratos" menores. Además, explica que en 2020 que estas dos empleadas cobraron 3.000 euros de la misma empresa a la que se encargó el informe. 

La fiscal cree que la alcaldesa y el empresario llegaron a un acuerdo con tal de que estas dos trabajadores giraran facturas a la empresa de él, "de modo que sería esta empresa y no el consistorio quien les abonaría las horas trabajadas de más". 

Un gasto muy elevado para hora y media de trabajo

Asimismo, critica que en esta adjudicación "de nuevo, no constan ofertas de otras empresas ni informe que justifique la conveniencia de contratar" a esta compañía en concreto. Y considera que el informe de valoración de la campaña es "de muy baja complejidad técnica y no requiere más de una jornada de trabajo pese a su elevado coste, superior incluso al de elaboración de la campaña publicitaria". 

Desde que se creó el informe hasta que se envió solamente pasó una hora y media. Un tiempo por el que el consistorio gastó 15.064,50 euros.