Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El secretario general JxCat, Jordi Sànchez (primer plano), junto al president de la Generalitat, Pere Aragonès / EP

Jordi Sànchez admite la falta de un plan independentista en el nuevo Govern

El dirigente neoconvergente alaba la figura de Jaume Giró como conseller de Economía y no prevé problemas adicionales con la CUP por este motivo

3 min

El nuevo Govern que encabeza Pere Aragonès carece aun de una hoja de ruta independentista definida. Así lo admite el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, quien aclara que el acuerdo alcanzado a tres bandas entre su formación, ERC y la CUP es para la legislatura, no para definir una estrategia soberanista.

El político neoconvergente reconoce además, en una entrevista concedida al diario Ara, que este acuerdo no ha sido del agrado de todos en su formación, al hilo de las renuncias de algunos de sus miembros a ocupar puestos en el Ejecutivo, como han sido los casos de Elsa Artadi y Josep Rius, muy próximos al expresident Carles Puigdemont.

Apoyo incontestable

“El apoyo al acuerdo de investidura ha sido incontestable, del 83%”, justifica Sànchez quien, no obstante, también ha reconocido posibles errores a la hora de comunicar la renuncia de Artadi a la vicepresidencia de la Generalitat, algo que se daba prácticamente por hecho.

La vicepresidenta de JxCat también estaba señalada para ocuparse de la cartera de Economía, un encargo que finalmente ha asumido el antiguo ejecutivo de La Caixa Jaume Giró, decisión defendida por Sànchez, quien admite que el Govern no ha cuidado lo suficiente el plano económico en los últimos años.

Cansancio

“El nombramiento de Giró pone a JxCat en el epicentro del mundo económico”, augura el secretario general de los neoconvergentes, que también descarta que la decisión vaya a complicar la relación con la CUP en el acuerdo de legislatura. Al menos, no más que con cualquier otra persona que hubieran designado para ocupar el cargo.

En la entrevista, Sànchez resta importancia a las aristas que han llevado al límite las negociaciones para formar un nuevo Govern, que atribuye al “cansancio generado por los últimos tres años de lucha independentista”.

Torra y Ponsatí, sin influencia

Entre ellas menciona las reiteradas intenciones del recién investido presidente Aragonès en gobernar en solitario y también a la oposición al acuerdo de legislatura expresada por voces como la del expresidente Quim Torra o la exconsellera y europarlamentaria Clara Ponsatí.

En este sentido, Sànchez ha recordado que ninguno de los dos son afiliados a JxCat y ha asegurado que a ambos se les atribuye una influencia de la que carecen por completo.