Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Roger Torrent (ERC) y Jordi Puigneró ( JxCat), liderarán un nuevo órgano de coordinación sobre logística e internacionalización de la economía catalana / CG

La internacionalización de la empresa y los retos logísticos generan otro choque entre ERC y JxCat

Los socios de Govern, que han convertido la gestión económica en un reino de taifas, crean un órgano de coordinación para unir estrategias; el caso de Nissan es un ejemplo de confrontación

8 min

Dos modelos enfrentados y una mesa donde discutir. Junts per Catalunya (JxCat) y ERC han convertido la gestión económica de la Generalitat en un reino de taifas con duplicidades de cargos. Ante esta situación, el Govern ha decidido crear un órgano de coordinación con la finalidad de unificar estrategias ante la rápida transformación de un sector tan complejo, como importante para la internacionalización de las empresas catalanas, como es el logístico. Una actividad donde los neoconvergentes apuestan por el almacenaje, mientras que los republicanos prefieren crear industria. Los distintos enfoques que los socios de Govern dan al futuro de la planta de Nissan es un buen ejemplo.

Según datos de ACCIÓ (Agencia para la Competitividad de la Empresa, que depende de la Consejería de Empresa), Cataluña es la quinta región de Europa occidental en número de proyectos logísticos, la quinta en inversión de capital y la sexta en creación de empleo.

'Hub' logístico integrado / CG
'Hub' logístico integrado / CG

Un sector fundamental en Cataluña

Sus cuatro principales activos logísticos son su concentración industrial y de consumo, una posición geoestratégica que permite conexiones intercontinentales, un hub logístico integrado --es la única región del sur de Europa que tiene a la vez puerto, aeropuerto, zona franca y zonas logísticas con capacidad de almacenaje en solo 12 kilómetros--, y operadores logísticos locales e internacionales especializados con valor añadido --textil, químico, automoción, farmacéutico o e-commerce--.

Suministro, almacenaje y distribución de última milla son algunas de las tendencias en este sector. Pero eso pasa por retos que tienen que ver con la digitalización, equipamientos inteligentes, blockchain en la red ferroviaria, robotización o transporte autónomo y verde, entre otros.

Duplicidades y difícil coordinación

Retos que el Govern afronta sin la necesaria cohesión. Durante años, cuestiones como la internacionalización de las empresas catalanas o la logística solo estuvo en manos de Convergència. Desde que ERC y Junts per Catalunya gobiernan en coalición, las competencias en materia económica han sido objeto de negociación y, con los sucesivos gobiernos, de cambios de titularidad. Eso se ha traducido en pequeños reinos de taifas y duplicidad de cargos que complican la coordinación. De ahí que el Consell Executiu haya creado el órgano de gobierno de la Estrategia logística para la internacionalización de la economía catalana, con forma de comisión interdepartamental. Estará adscrita a la Vicepresidencia de Políticas Digitales y Territorio (Junts per Catalunya), que ostentará la presidencia, mientras que la Consejería de Empresa y Trabajo (ERC) tendrá la vicepresidencia. Las vocalías estarán repartidas entre estos departamentos, así como las empresas públicas Cimalsa, Incasol y ACCIÓ.

El secretario de Empresa y Sostenibilidad de la Generalitat, Albert Castellanos / ALBERTCASTELLANOS.CAT
El secretario de Empresa y Sostenibilidad de la Generalitat, Albert Castellanos / ALBERTCASTELLANOS.CAT

“El problema es que cada consejería tiene un responsable de Innovación que trabaja por su cuenta. De hecho, es habitual que en un país extranjero operen dos o tres delegados de diferentes departamentos sin que se conozcan entre ellos. Hay descoordinación porque hay reinos de taifas y una organización cada vez más vertical en cada consejería”, explica un ex alto cargo de la Generalitat, conocedor de esas pugnas entre partidos. “Si ACCIÓ ya se ocupa de la internacionalización de todas las consejerías, ¿por qué duplicar cargos?”, se pregunta esta fuente.

Pugnas internas

La rápida transformación del complejo sector logístico ha evidenciado todavía más esas pugnas internas. “En Junts, más liberales que ERC, defienden un modelo basado en el almacenaje, al que el consejero Puigneró le ha dado un toque de digitalización, mientras que los republicanos apuestan por crear industria, aunque a duras penas logran mantenerla”, explica un empresario. El caso Nissan es un buen ejemplo. Mientras Esquerra apuesta por un hub, el Puerto de Barcelona, presidido por Damià Calvet (Junts), quiere utilizar una parte de la planta de Nissan en la Zona Franca, la que no se destinará a actividad industrial, a usos logísticos con tráfico marítimo. La propuesta de Calvet se ha vehiculado a través Centro Intermodal de Logística (Cilsa). El pulso entre ambos partidos no ha pasado desapercibido para el Gobierno en sus contactos con Cataluña para resolver la reindustrialización de Nissan.

El consejero de Empresa del Govern Ramon Tremosa (al fondo) y el consejero de Territorio, Damià Clavet, en primer plano / EFE
El exconsejero de Empresa del Govern, Ramon Tremosa (al fondo), y el exconsejero de Territorio y actual presidente del Puerto de Barcelona, Damià Clavet / EFE

A este empresario no le cuadra que la presidencia de esa mesa de coordinación recién creada esté en manos de Junts. “Vicepresidencia tiene las competencias en territorio y transporte, sí, pero quien realmente domina los temas de internacionalización es el secretario general de Empresa y Competitividad de la Generalitat, Albert Castellanos. Él conoce bien el sector, otros no tanto”, asegura. De hecho, Castellanos ha ocupado cargos de responsabilidad en ACCIÓ.

A modo de anécdota, pero reveladora de esos dos modelos confrontados, está el libro publicado por el exconsejero de Empresa, Ramon Tremosa (JxCat), Cataluña será logística o no será, que “genera polémica entre los socios cada vez que se menciona en el Parlament”, afirma un diputado socialista. Entre otras cosas, porque defendía la ampliación del aeropuerto de El Prat, finalmente rechazada por Esquerra.

Multimodal

“La logística implica transporte multimodal para distribuir las mercancías, esto es, abordar temas de movilidad donde los ayuntamientos tienen un papel determinante. Quizá en esa mesa de coordinación que ha creado el Govern deberían estar representados los ayuntamientos. Barcelona y L’Hospitalet no pueden regular su movilidad de forma diferente, por ejemplo”, añade el citado empresario.

A diferencia de otros sectores económicos, en la logística intervienen muchos actores públicos. “Es necesario estar conectado con el Gobierno español, Cataluña no puede actuar como una isla. El Corredor Mediterráneo es un claro ejemplo”, subraya el ex alto cargo del Govern.