Menú Buscar
Quim Torra, presidente catalán, con Noemí Trucharte, alcaldesa de Vilanova del Camí / FOTOMONTAJE CG

La alcaldesa que desmonta el aislamiento de Torra: "El Govern nos ninguneó"

Noemí Trucharte, primera edil dentro de la zona de cuarentena de Igualada: "No nos informaron y jamás nos dieron las cifras reales de muertos"

7 min

La zona de aislamiento de Quim Torra en Cataluña no funcionó. Al menos como debería. Es lo que denuncia Noemí Trucharte (PSC), primera edil de Vilanova del Camí, uno de los cuatro municipios situados dentro del experimento de cuarentena que ensayó el Govern en el entorno de Igualada. El Ejecutivo de Torra trató de frenar un cluster o cadena de casos del virus SARS-CoV-2 en el Hospital de Igualada con un "confinamiento" de 70.000 personas en cuatro pueblos. No tenía competencias para hacerlo, pero lo presentó así, como medida de país, con mucha carga simbólica. Al término del mismo, una de las alcaldesas habla del experimento. Y no lo hace bien.

"En Vilanova del Camí (12.361 habitantes) nos enteramos de que íbamos a ser confinados minutos antes de la rueda de prensa del president. Sabíamos que estudiaban hacerlo aquella mañana [del 12 de marzo], pero nadie nos lo comunicó de forma oficial hasta antes de anunciarlo", lamenta en conversación con este medio. ¿Y después, mejoró el flujo de información sobre el confinamiento de Igualada y entorno? "En absoluto. De nuevo, nos enteramos de que se prolongaba (el 27 de marzo) por las noticias. Y también de que se terminaba el domingo. Ha faltado información", lamenta la munícipe.

"30 muertos en la residencia del pueblo"

Trucharte apenas tiene tiempo para atender a este medio. Finalizada la experiencia de encierro catalán el lunes, el pequeño ayuntamiento lidia con otro problema apremiante: un virulento brote del microorganismo en la residencia Amavir del municipio. "Empezó con un solo contagio de una residente. Fue trasladada al Hospital de Igualada por otro motivo, pero falleció allí. Le hicieron el test y dio positivo", explica. Después, la tragedia. "En una semana teníamos 15 defunciones en el geriátrico. La semana siguiente, 30 muertos. La situación a día de hoy es gravísima", alerta.

igualada confinamiento cataluna
Un bombero, ante el Hospital de Igualada, foco del 'cluster' de casos de SARS-CoV-2 en la zona de Conca d'Òdena / EFE

¿Qué ha hecho su equipo de gobierno para atajar el brote? "Contactamos con todo el mundo. Con todos. La dirección fue parca con la información, pero finalmente ayer se avinieron a desinfectar la residencia. Hoy [por ayer] estamos con el control de calidad. Queremos saber qué se ha desinfectado y cómo. Si no nos convence, pediremos ayuda al Departamento de Salud", admitió. "Asimismo, hemos pedido a Trabajo el traslado de los 120 ancianos del asilo a Igualada, a otro centro. Antes eran 150", agrega la alcaldesa compungida. Trucharte está consternada por las muertes de mayores, sí, pero dispuesta a luchar. "Ya dijimos a la dirección de Amavir que o se ponían manos a la obra o acudiríamos a la Fiscalía. Ahora sí hay comunicación".

Audio de Noemí Trucharte hablando de los fallecimientos de Amavir y la inacción del Govern / iVOOX

"El Govern jamás ha dado las cifras de muertos"

Y con el equipo de Quim Torra, ¿hay comunicación? "Fluida, no, hasta ahora. Con los cuatro alcaldes afectados por el confinamiento perimetral sí la hubo. Nos coordinamos a la perfección. ¿El Govern? Un día dijo que no había habido muertos en la área de cuarentena. Lo pedimos a la funeraria y tenía 11 fallecimientos", critica. Negro sobre blanco: "El Govern jamás ha dado las cifras reales de muertos en la zona aislada de la Conca d'Òdena", resume Trucharte. Ni información ni otros elementos necesarios para que los cuatro alcaldes de la zona cero del SARS-CoV-2 protegieran a los 70.000 vecinos.

igualada confinamiento
Imagen del levantamiento del 'confinamiento perimetral' de Igualada y entorno, en Barcelona / EFE

"Pedimos a Salud tests para detectar el virus en la residencia, pues aislar a los contagiados es fundamental. Se nos prometieron, pero aún no han llegado. Finalmente, la Diputación de Barcelona sí nos ayudó y nos entrego 150 kits. Ahora la misma institución nos proporcionará 40 más. Son los únicos que hemos visto hasta ahora", ha añadido la munícipe. "El confinamiento perimetral pudo funcionar, sí. Pero es que faltaron medidas. No se hicieron pruebas a la población cuando sabíamos que teníamos una agrupación de casos en el Hospital de Igualada. Según Salud, el número de contagios y la mortalidad es menor, pero la real no la sabremos".

"Trabajamos para no relajarnos"

Además de lidiar con un letal brote de SARS-CoV-2 en la residencia del municipio, a Noemí Trucharte se le acumula el trabajo. "Desde que el Ministerio de Sanidad anunció el domingo que autorizaba el levantamiento del perímetro controlado, la gente se ha relajado", advierte. ¿A qué se refiere? "Hemos visto un poco más de gente por la calle en las cuatro localidades. Hoy [por ayer] nos reunimos con las policías para recordar a la población de que estamos aún en fase II del Plan de Emergencias de Cataluña. Estamos en confinamiento reforzado en toda España. Los vecinos deben permanecer en sus casas salvo por los desplazamientos esenciales".

¿Qué más hará ella a partir de ahora? "Primero, centrarnos en acabar con el brote en la residencia. No nos podemos permitir más muertes. Y segundo, seguir buscando ayuda. Levantar el teléfono y llamar a quien haga falta para que nos ayude, como hemos hecho hasta ahora". ¿Les han respondido al otro lado del aparato? "Depende. Como ya dije, por parte de la Generalitat faltó lealtad institucional", concluye.