Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El consejero catalán de Educación, Josep González Cambray, en una comparecencia en el Parlament / EP

Cambray asegura que el Gobierno no ejecutará la sentencia que tumba la inmersión

AEB anuncia que pedirá al Tribunal Supremo que aplique el auto que establece la obligatoriedad del 25% de castellano en las escuelas catalanas

5 min

El consejero catalán de Educación ha asegurado hoy que el Gobierno no ejecutará el auto del Tribunal Supremo que rechaza un recurso de la Generalitat de Cataluña y obliga a impartir un 25% de las clases en castellano en las escuelas catalanas. 

Lo ha avanzado el conseller Josep González Cambray, que ha precisado que la ministra de Educación, Pilar Alegría, le aseguró ayer que no tenía la intención de pedir la ejecución de la resolución del Supremo, sino trabajar para compatibilizar ambas lenguas en la enseñanza pública en Cataluña. Desde los micrófonos de RAC1, Cambray ha insistido en que Moncloa pedirá que se cumpla la actual LOMLOE, y no la ley anterior a la que hace referencia la decisión del Supremo. 

Cónclave en el Parlament

Según Cambray, la situación en los colegios públicos catalanes "no ha cambiado desde ayer", cuando el alto tribunal dio a conocer la resolución sobre un recurso de casación presentado por la Generalitat de Cataluña contra una sentencia previa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que confirmaba el deber de impartir un 25% de las clases en castellano. 

Pese a ello, el consejero catalán de Educación ha avanzado que se reunirá hoy con los cinco grupos políticos que, según él, defienden la "escuela catalana", en referencia a Junts, ERC, PSC, CUP y En Comú Podem. Con estas fuerzas, el conseller pedirá una respuesta "común" a la decisión del Supremo. Será, ha precisado Cambray, una reacción "política y civil". 

"Tengo garantías de que no es válida"

La respuesta avanzada por el consejero Cambray no se dará por el hecho de que se comiencen a dar el 25% de clases en lengua castellana, ha subrayado. "Tengo las garantías de la ministra [Pilar Alegría] de que esta sentencia no es válida", ha indicado el titular de Educación en la emisora de Grupo Godó. "La sentencia no es válida porque el Gobierno no la ejecutará", ha agregado el también político de ERC. 

Según el conseller, la decisión del Tribunal Supremo no debe ser escuchada porque "se inventan un problema que no existe en los colegios catalanes". Ello es así, siempre según él, porque "solo 80 familias han pedido la educación en castellano en los últimos años". 

AEB pedirá la ejecución

Las palabras del consejero Josep González Cambray han recibido respuesta inmediata. Según ha avanzado RAC1, la Asamblea por una Escuela Blingüe (AEB) pedirá al Tribunal Supremo que ejecute la resolución de la máxima instancia judicial en España. Antes, AEB ya había avanzado que el fallo "podría tener efecto en el espacio de un mes", como explicó este medio

Las reacciones contrarias del Departamento catalá de Educación y de la AEB llegan horas después de que el Govern confirmara que el Tribunal Supremo ha rechazado un recurso de casación de la Administración autonómica contra una sentencia del TSJC que pone fin a la educación monolingüe. La segunda instancia judicial, fijó que al menos el 25% de las clases deben ser en uno de los dos idiomas cooficiales en la región: catalán o castellano. Entidades constitucionalistas como Sociedad Civil Catalana se felicitaron por la decisión, que calificaron de "histórica".